Ovidio Guzmán: Secretaría de la Defensa Nacional guardará información relacionada con el hijo del Chapo

  • Nadie podrá divulgar esa información
  • Cierran puertas a la transparencia
  • Buscan proteger a soldados que participaron

Gobierno de AMLO confirma noticia. La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) mantendrá en secreto la información relacionada con las órdenes que se dieron a sus elementos en el operativo fallido para la detención de Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante mexicano, el Chapo Guzmán.

Esta información se dio a conocer por redes sociales y en portales de internet de varios medios de comunicación y se indicó que la decisión de las autoridades obedece a que “su divulgación puede comprometer la seguridad nacional”, se dice en el comunicado enviado por el caso de Ovidio Guzmán.

Ante esto, los medios de comunicación y cualquier organismo se verá impedido a conocer más detalles sobre las fallidas acciones para aprehender a Ovidio Guzmán.

La información se puede ver en la página de internet del periódico Excélsior además de otros medios, donde se especifican los motivos de la decisión sobre el caso de Ovidio Guzmán.

Otro de los objetivos de las autoridades sobre el caso de Ovidio Guzmán, es evitar que las organizaciones del crimen organizado traten de “emular los actos suscitados en Culiacán, en las distintas entidades del país en las que tienen presencia”.

Como se recordará, el operativo para llevar a cabo la detención de Ovidio Guzmán se llevó a cabo el pasado 17 de octubre en la ciudad de Culiacán, en el estado norteño de Sinaloa.

La información de esta determinación sobre el caso de Ovidio Guzmán, establece que se reservará todo detalle de partes informativos y ordenes de mando que se dieron en ese momento a los elementos que participaron en las acciones castrenses.

La respuesta del Estado Mayor de la Sedena a través de una respuesta pública en la Plataforma Nacional de Transparencia, indica que divulgar detalles del caso de Ovidio Guzmán: “restaría efectividad a las actividades que realizan las fuerzas armadas contra la delincuencia organizada para coadyuvar con el Gobierno Federal en la pacificación del país, poniendo en riesgo la vida, seguridad o salud del personal militar que se encuentra desplegado en el estado de Sinaloa”.

Con esto, dice el comunicado, ya quedó de manifiesto cómo sucedieron los hechos para detener a Ovidio Guzmán e indica que del crimen organizado ha “quedando demostrada su presencia real, su capacidad de organización y de fuego, además de la evidente intención de desestabilizar el Estado de Derecho de forma criminal con sus actos”.

Agregaron de manera oficial que con las acciones del crimen organizado se logró: “y presionó al Gobierno Federal para cesar las acciones que se realizaban en su contra con el objeto de evitar mayores daños”. E indica que en el operativo contra Ovidio Guzmán se llevaron a cabo diversos delitos como secuestros y ataques con el uso de armas de fuego de alto poder.

Detalla que en los enfrentamientos se registraron daños a mueble e inmuebles, acciones que causaron temor en la población, derivado de la detención de Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como El Chapo.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+