Pentágono pone a policía militar en alerta por disturbios en Minneapolis

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
  • Orden del Pentágono. Departamento de Defensa toma insual medida de ordenar al Ejército poner a unidades de la policía militar en servicio activo
  • Las unidades estarían listas para desplegarse en Minneapolis, epicentro de los disturbios por la muerte de George Floyd, en un plazo de cuatro horas
  • Las unidades militares se desplegarían bajo la Ley de Insurrección de 1807, que se utilizó por última vez en 1992 durante los disturbios en Los Ángeles luego del juicio a Rodney King

Orden del Pentágono. A medida que los disturbios se extendieron a docenas de ciudades de Estados Unidos el viernes, el Pentágono tomó la inusual medida de ordenar al Ejército que ponga a varias de sus unidades de la policía militar en servicio activo, listas para desplegarse en Minneapolis, donde la muerte de George Floyd a manos de la policía desató protestas generalizadas.

Soldados de Fort Bragg, en Carolina del Norte, y Fort Drum, en Nueva York, recibieron la orden de estar listos para movilizarse en el plazo de cuatro horas si reciben la llamada, según tres personas con conocimiento directo de la iniciativa. Efectivos en Fort Carson, Colorado, y Fort Riley, en Kansas, recibieron las mismas indicaciones pero para un plazo de 24 horas. Las fuentes pidieron no ser identificadas porque no tenían autorización para discutir los preparativos.

Las órdenes de preparación se enviaron verbalmente el viernes, luego de que el presidente, Donald Trump, pidió al Secretario de Defensa, Mark Esper, opciones militares para ayudar a frenar los disturbios en Minneapolis luego de que las protestas derivasen en saqueos e incendios en algunas partes de la ciudad.

Trump realizó el pedido en una llamada telefónica desde la Oficina Oval en jueves en la noche y en la que participaron Esper y el asesor de Seguridad Nacional Robert O’ Brien, entre otros. El presidente pidió a Esper opciones de despliegue rápido por si las protestas de Minneapolis seguían fuera de control, según un alto funcionario del Pentágono presente en la conversación.

”Cuando la Casa Blanca pide opciones, alguien abre el cajón y las saca, por así decirlo”, agregó.

Según la fuente, las unidades militares se desplegarían bajo la Ley de Insurrección de 1807, que se utilizó por última vez en 1992 durante disturbios en Los Ángeles luego del juicio a Rodney King.

“Si es aquí a donde el presidente dirige su respuesta, representaría una escalada significativa y una determinación de que las diversas autoridades estatales y locales no están listas para la tarea de responder a los crecientes disturbios”, dijo Brad Moss, un abogado de Washington DC especializado en seguridad nacional.

En la madrugada del sábado, los miembros de las unidades policiales seleccionadas estaban en un nivel de alerta que supone que, si reciben el aviso, deben regresar a sus bases en 30 minutos dentro del operativo para llegar a Minneapolis en plazo de cuatro horas. Está previsto que las unidades de Fort Drum sean las primeras que vayan a Minneapolis, según las tres fuentes, dos de ellas funcionarios en el Departamento de Defensa. Alrededor de 800 soldados se movilizarían en la ciudad si reciben el llamado.

Las protestas en Minneapolis estallaron esta semana tras la aparición de un video en el que podía verse a un policía blanco inmovilizando a Floyd en el piso con una rodilla sobre su cuello. Floyd falleció más tarde a causa de las lesiones y el agente, Derek Chauvin, fue arrestado y acusado de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario el viernes.

Archivado como: orden del Pentágono

Las protestas se tornaron violentas y el jueves los inconformes quemaron la comisaría del 3er Distrito de Minneapolis, cerca del lugar donde fue arrestado Floyd. El alcalde de la ciudad, Jacob Frey, impuso un toque de queda a las 8:00 de la noche a partir del viernes. Pero las movilizaciones pacíficas volvieron a derivar en disturbios a medida que caía la noche y miles ignoraron las restricciones y recorrieron las calles del sur de la ciudad. Se prendió fuego a algunos autos en vecindarios dispersos, comenzaron los robos en negocios y, al final, se registraron incendios más grandes.

Los disturbios se han extendido por todo el país, con protestas, en algunos casos violentas, en ciudades como Washington DC, Atlanta, Phoenix, Denver y Los Ángeles.

El gobernador de Georgia declaró el estado de emergencia en la madrugada del sábado para movilizar a la Guardia Nacional estatal, mientras Atlanta y otras ciudades del país registraban violentas protestas por la muerte de George Floyd luego de que un agente lo inmovilizó en el piso presionando su rodilla sobre su cuello mientras era detenido en Minnesota.

Otros 500 efectivos de la Guardia se movilizaron tanto en Minneapolis, donde murió Floyd y donde el policía, Derek Chauvin, fue acusado el viernes de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario de segundo grado. Pero la ciudad vivió otra noche de incendios y saqueos. El gobernador de Minnesota, Tim Walz, dijo en la madrugada del sábado que desplegará a más de 1.000 efectivos más del cuerpo estatal y que estaba considerando ayuda federal.

Archivado como: orden del Pentágono

La Guardia Nacional estaba también en alerta en el Distrito de Columbia, donde una multitud se congregó en el exterior de la Casa Blanca y lanzó maldiciones contra el presidente, Donald Trump. Algunos trataron de saltar las barreras instaladas por el Servicio Secreto en la Avenida Pensilvania, y arrojaron botellas y otros objetos a los policías con equipos antimotines, que respondieron con espray de pimienta.

Una persona fue asesinada en el centro de Detroit justo antes de la medianoche luego de que una persona a bordo de una camioneta deportiva disparó contra una multitud de manifestantes cerca del distrito de ocio de Greektown, dijo la policía.

En Portland, Oregon, los inconformes irrumpieron en una comisaría de policía y, según las autoridades, prendieron un fuego en interior. En la capital de Virginia, un auto policial fue incendiado ante la sede policial de Richmond y una vocera del Departamento de Transporte de la Ciudad dijo que un autobús quedó totalmente destrozado por las llamas, según medios locales.

Archivado como: orden del Pentágono

Regresar al Inicio