Opinión: La Universidad no es la única opción

  • Después de trabajar varios años en Universidades de Georgia, la joven Jasmín García conoció a muchos estudiantes que realmente no quería estudiar allí.
  • La joven consejera cree que en nuestra sociedad hay un estigma contra los certificados y con los trabajos que se pueden conseguir con ellos, pero no debe ser así.
  • En su opinión la Universidad no es para todos, pero hay escuelas técnicas que pueden ayudar a los jóvenes a aprender y ejercer oficios.

Por Jasmín García

La universidad

Me considero una educadora. He trabajado para universidades por seis años. Hasta trabajé en la Universidad más grande de Georgia por tres años. He tenido la oportunidad de impactar muchas vidas. Cuando trabajé en mi Alma Mater mi responsabilidad era ayuda a los estudiantes a inscribirse a la universidad.

Muchos de esos alumnos entraron a la escuela de sus sueños y para mí eso era muy lindo. Cuando trabajé como consejera académica apoyé a muchos alumnos activos y me gustó mi trabajo, pero vi un lado muy diferente de la educación superior. Un lado que no es muy bueno para los estudiantes.

Hay un grupo de estudiantes que no quieren estar en la Universidad, que están repitiendo clases una y otra vez y endeudándose. Había tiempos que yo me sentaba con ellos y les preguntaba: “¿Por qué fallaban sus clases?” “¿Qué les pasa?”

A veces sus repuestas eran: “Porque no quiero estar aquí, yo solo estoy aquí porque me mandan mis padres” o “Yo solo estoy aquí porque es la única manera de tener un buen futuro”.

Siempre tuve una conversación muy honesta con ellos. Tuve que decirles que ellos “eran adultos”. Yo sé que en nuestra cultura no importa que nuestros hijos tengan 18 años pues siempre tienen que hacer lo que dicen sus padres.

Pero si no son felices y lo que están haciendo les impacta negativamente les deben explicar a sus papás lo que les está pasando.

Después les explicaba que no tenían que creer las mentiras que la sociedad les ha metido pues obtener un título no significa el éxito. Hay mucha gente que trabajan como plomero, electricista o camionero que ganan 100 mil dólares al año y no requieren un título. En lugar de un bachillerato obtienen un certificado.

Los certificados cuestan menos dinero y toman menos tiempo para obtener. En nuestra sociedad hay un estigma contra los certificados y con los trabajos que se pueden conseguir con ellos, pero no debe ser así.

La Universidad no es para todos. No todos los jóvenes saben a los 18 años qué quieren hacer con su vida. En la Universidad, los estudiantes son obligados a tomar clases que no tiene nada que ver con su especialización.

Los estudiantes en un colegio técnico profesional solo toman clases pertinentes a su carrera. Eso les ayuda a enfocarse en sus clases y no sentirse aburridos. Si usted no ve a su hijo trabajando como plomero o electricista, no se preocupe aquí estoy yo para darle otra opción.

En Atlanta hay un programa que se llama Year Up, que desarrolla la fuerza laboral en el área de tecnología informática para jóvenes en un año. El programa trabaja así: por seis meses los estudiantes eligen una especialización como el desarrollo informático, la seguridad cibernética o el soporte técnico.

Después tienen la oportunidad de estar puestos en una pasantía por los otros seis meses del programa. La intención es ser contratado con la compañía que los estudiantes tienen la pasantía.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+