OMS: Tendremos que “vivir con este virus” hasta tener vacuna

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • OMS coronavirus: la Organización Mundial de la Salud pidió un cambio de estrategias de salud pública que nos permitan “vivir con este virus” hasta tener una vacuna
  • “Nadie puede predecir cuánto tiempo durará esta epidemia”, dijo el jefe de emergencias de la OMS, Michael Ryan
  • Dijo que hacer pruebas a gran escala es una labor crucial luego de que el número de casos en el mundo superara los 585,000

OMS coronavirus. El jefe de emergencias de la Organización Mundial de la Salud dijo el viernes que hacer pruebas a gran escala para detectar el nuevo coronavirus es una labor crucial, y que no se debe ver con recelo a los países que informan un mayor número de casos. También pidió un cambio hacia estrategias de salud pública que nos permitan “vivir con este virus” hasta tener una vacuna.

Los comentarios del doctor Michael Ryan indican un cambio de mentalidad en la OMS y la resignación de la agencia a que el virus identificado por primera vez en China a fines del año pasado ronde el mundo por un tiempo. El número de personas infectadas a nivel global superó las 585.000 el viernes.

“En este momento, nadie puede predecir cuánto tiempo durará esta epidemia”, dijo Ryan en conferencia de prensa. “Estamos entrando y avanzando hacia un futuro incierto… Muchos países apenas comienzan el ciclo de esta epidemia”.

Durante semanas, los funcionarios de la OMS hablaron durante las sesiones informativas diarias en Ginebra de un “momento propicio” para contener la propagación del virus. Pero últimamente ha habido indicios de que ese momento se ha ido.

Ryan pidió el viernes pasar de las medidas diseñadas para quitarle fuerza a la pandemia a las dirigidas a “objetivos mucho más precisos… que nos permitan, como mínimo, vivir con este virus hasta que podamos desarrollar una vacuna para deshacernos de él”. No se espera que haya una vacuna contra el virus durante al menos 12 meses.

El nuevo coronavirus causa síntomas leves o moderados en la mayoría de las personas, pero para algunos, especialmente los adultos mayores y las personas con problemas de salud preexistentes, puede provocar enfermedades más graves o la muerte.

Los funcionarios de la OMS siguen advirtiendo que aún se desconoce mucho sobre el virus, incluso por qué algunas personas que no son de edad avanzada ni tienen afecciones preexistentes se han enfermado gravemente de COVID-19.

Ryan dijo que del 10% al 15% de las personas menores de 50 años tendrán una “infección de moderada a severa”.

Al mismo tiempo, los funcionarios de la OMS enfatizaron la importancia de hacer pruebas a gran escala y dijeron que les permitiría a los funcionarios de salud conocer mejor los brotes, incluso si un número creciente de personas con resultados positivos puede provocar inquietud.

“No deberíamos castigar a los países por tener números más grandes”, dijo Ryan. “Si creamos una situación en la que reaccionemos de forma exagerada al número diario, entonces hay un desincentivo para hacer pruebas”.

“Tener un número mayor significa que sé mejor dónde está el virus”, dijo.

Archivado como: OMS coronavirus

Buena noticia para Italia en medio de la pandemia

Médicos y enfermeras en los abrumados hospitales del norte de Italia han acogido con beneplácito una leve estabilización en la cantidad de infecciones por coronavirus, pero temen que el virus aún esté propagándose silenciosamente en el sur del país, dos semanas y media después de que arrancó el cierre nacional más extremo de Occidente.

Aún así, la cifra de muertos en Italia sigue creciendo, y los virólogos advierten que el número real de casos podría ser hasta más de cinco veces mayor que el conteo oficial, que llegó a poco menos de 86,500 el viernes. Eso significa que las infecciones seguirán aumentando incluso aunque los italianos han sido confinados a sus casas.

Italia, uno de los focos de la pandemia, tiene la mayor cantidad de muertes por el nuevo coronavirus de cualquier nación en el mundo, una cifra lúgubre que alcanzó 9,134 el viernes. Italia también superó a China en su número de casos confirmados y solo está detrás de Estados Unidos.

“Es algo devastador”, dijo el reverendo Mario Carminati, quien entregó una iglesia en la pequeña ciudad lombarda de Seriate para que se albergaran ataúdes antes de que sean llevados por un convoy militar para ser cremados. Esta semana, docenas de féretros fueron alineados en dos filas en el pasillo central, y fueron reemplazados inmediatamente por otros cuando se los llevaron.

Archivado como: OMS coronavirus

“Al menos los familiares saben que alguien los está cuidando, con una oración y una bendición antes de que se los lleven”, dijo.

A pesar de la cifra de víctimas, los funcionarios también han expresado un cauteloso optimismo de que la propagación exponencial del virus está comenzando a disminuir en el norte, gracias a dos semanas de aislamiento supervisado por las fuerzas armadas. Durante varios días esta semana, el número de nuevas infecciones y muertes mostró indicios de desaceleración, y las salas de emergencia no vieron el tsunami de enfermos que caracterizó las primeras semanas de la pandemia después del primer caso detectados en el país el 20 de febrero.

“Las cifras siguen siendo altas, pero desde hace unos días han dejado de aumentar, gracias a Dios”, dijo el doctor Luca Lorini, jefe de cuidados intensivos en el hospital Papa Juan XXIII en Bérgamo, uno de los hospitales públicos más afectados en Italia.

Unos 500 miembros del personal médico del hospital están infectados, y Lorini dijo que ha tenido que atender a colegas, amigos, hijos de amigos y padres de amigos en su abrumada unidad de cuidados intensivos de 88 camas que sirve a una ciudad de 120,000 habitantes.

A nivel nacional, al menos 50 médicos han muerto y 6,414 han dado positivo al COVID-19.

Archivado como: OMS coronavirus