Fuerte ola de calor aumentará este domingo en costa este de EE.UU.

  • El aumento de la temperatura ha llevado a las autoridades a tomar rápidas acciones.
  • La ola de calor se intensificará en algunas zonas este domingo.
  • Se abrieron albergues para que las personas puedan refrescarse.

Una fuerte ola de calor azotó el sábado una gran franja de Estados Unidos, desde Texas a Maine, donde causó la cancelación de festivales y carreras de caballos, ahuyentó a aficionados de partidos de béisbol y obligó a la Ciudad de Nueva York a disponer medidas para evitar una sobrecarga de la red de electricidad. También se reportó la muerte de tres personas por el fenómeno.

El Servicio Meteorológico Nacional dijo que debido a “una peligrosa ola de calor” los termómetros marcaron por lo menos 32 grados centígrados (90 F) y la humedad aumentó la sensación térmica de una temperatura mayor. Según los pronósticos, el calor persistirá en la noche, arriba de 21 grados centígrados (70 F) y abajo de 26 grados centígrados (80 F), con temperaturas más altas para este domingo en la costa este, reportó AP.

ola de calor

“Es brutal”, dijo Jeffrey Glickman mientras hacía una pausa durante una corrida matutina el sábado en Washington.

El hombre de 37 años salió temprano para evitar la hora más calurosa, pero aun así planeaba acortar su ruta cuando la temperatura ya había alcanzado los 32 centígrados (90 grados).

“Hay que conservar la energía lo mejor que se pueda”, agregó.

Muchas personas en zonas que enfrentaban excesivo calor este fin de semana carecen de aire acondicionado, y las ciudades abrieron albergues donde la gente puede refrescarse.

Debido a temperaturas altas históricas o casi históricas durante la noche, cuando muchos lugares con aire acondicionado están cerrados, el clima puede volverse peligroso en especial para la gente que no tenga oportunidad de refrescarse, según expertos. Los riesgos son mayores para los niños chicos, los ancianos y los enfermos.

Durante tres días en julio de 1995, más de 700 personas murieron debido a una ola de calor en Chicago por temperaturas que rebasaron los 36 grados centígrados (97 F). Muchos de los fallecidos eran personas pobres, ancianas o vivían solas.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+