California declara estado de emergencia ante peligrosa ola de calor

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
California declara estado de emergencia ante peligrosa ola de calor
Foto: Getty / Video: MH
  • El gobernador de California declaró un estado de emergencia luego de que las temperaturas en todo el estado superaran los 100 grados Fahrenheit
  • La proclamación de emergencia citó el “peligro de calor extremo” que enfrenta el estado esta semana
  • Además, el Servicio Meteorológico Nacional ha emitido advertencias de calor excesivo para gran parte del suroeste, incluido Arizona, Nevada, Utah y Colorado

El gobernador de California Gavin Newsom firmó una proclamación de estado de emergencia después de que las temperaturas en todo el estado superaran los 100 grados Fahrenhei. El estado de emergencia suspendía ciertos requisitos de permisos, lo que permite que las plantas de energía aceleren sus operaciones si es necesario para satisfacer la demanda de electricidad.

La proclamación citó el “peligro de calor extremo” que enfrenta el estado esta semana. Se pidió a los residentes de California que conservaran voluntariamente la energía el viernes, ya que la ola de calor que está azotando el oeste de los EE. UU. tensó la red energética del estado y aumentó la posibilidad de cortes rotativos.

Estado de emergencia tras ola de calor en California

ola de calor california
Foto: Getty

El Operador del Sistema Independiente de California, que administra la red de energía del estado, emitió una Alerta Flex desde las 6 de la tarde hasta las 9 de la noche del viernes. Durante esas horas, se instó a las personas a ajustar sus termostatos a 78 grados (25,5 grados Celsius) o más y a evitar el uso de lavadoras, lavavajillas y otros electrodomésticos importantes. También se emitió una alerta el jueves por la noche.

Pacific Gas & Electric dijo que los cortes de energía rotativos eran posibles para unos 121,000 clientes del norte de California el jueves en la noche, sin embargo no fue necesario tomar ese paso porque el suministro de energía resultó ser adecuado, informó The Associated Press.

Se espera que la ola de calor dure hasta el fin de semana

ola de calor california
Foto: Shutterstock

Durante una intensa ola de calor occidental en agosto pasado, el estado tuvo dos días de cortes rotativos que afectaron a más de 200.000 personas. Fueron los primeros apagones de este tipo desde 2001. Los funcionarios de energía dijeron que la red eléctrica ha tenido mejoras en el almacenamiento y transmisión de energía desde entonces, incluida la adición de unos 3.500 megavatios de capacidad, suficiente para alimentar a unos 2,6 millones de hogares.

Eso incluye 2,000 megavatios de almacenamiento de batería que podrían ser cruciales cuando la generación de energía solar se apaga después del anochecer. Las áreas interiores del estado se sofocaron el jueves. Se registraron altas temperaturas de tres dígitos en los valles de Sacramento y San Joaquín y en los desiertos. Death Valley alcanzó los 128 grados (53,3 grados Celsius) y Palm Springs empató el récord histórico de 123 grados (50,5 grados Celsius).

Ola de calor en California se suma a sequía

declaran estado de emergencia por altas temperaturas
Foto: Getty.

Las temperaturas fueron mucho más frías en las zonas costeras del estado. Se espera que la ola de calor continúe durante el fin de semana y hasta el principio de la próxima. El calor se atribuyó a una cúpula de alta presión que ha cubierto el oeste de Estados Unidos.

La ola de calor se produjo en medio de una sequía que ha secado la vegetación y ha aumentado el peligro de incendio. Ha habido una serie de pequeños incendios forestales en California esta semana, pero el estado ha evitado las feroces ráfagas que provocaron los devastadores incendios del año pasado.

Altas temperaturas azotan el suroeste de EEUU

altas temperaturas podrían romper récords
Foto: Shutterstock

Una ola de calor con temperaturas que en algunas ciudades incluso llegan a superar los 46 grados centígrados azota estos días el suroeste de Estados Unidos, que en paralelo vive una situación de sequía crítica y se prepara para la que podría ser otra temporada de grandes incendios.

En total, unos cuarenta millones de personas se encuentran bajo “alerta por calor excesivo” según el Servicio Nacional de Meteorología de Estados Unidos, en los estados de Arizona, Nevada, California, Utah y Colorado, informó la agencia Efe.

40 millones de personas bajo amenaza

40 millones de personas bajo amenaza
Foto: Twitter

El desierto del Valle de la Muerte, en California, donde se encuentra el punto más bajo de Norteamérica, ha llegado a registrar en los últimos días temperaturas superiores a los 50 grados, que permitieron a algunos curiosos freír huevos sobre el asfalto, tal y como compartieron en videos en las redes sociales.

De hecho, según el Monitor de Sequía de EE.UU., las condiciones actuales son las más extremas de las últimas dos décadas y la previsión es que las temperaturas se mantengan por encima de lo normal en estas fechas hasta la próxima semana en gran parte del territorio californiano.

Autoridades emiten recomendaciones

autoridades emiten recomendaciones
Foto: Twitter

Ante esta situación, las autoridades recomiendan beber mucho líquido, evitar la exposición al sol, permanecer en interiores con aire acondicionado siempre que sea posible, estar en contacto con familiares y vecinos y bajo ninguna circunstancia dejar a niños pequeños o mascotas sin vigilancia dentro de vehículos.

A pesar de las recomendaciones, muchas personas a lo largo de la costa californiana -donde las temperaturas son algo más suaves que en el interior- aprovecharon este jueves para acercarse a la playa a refrescarse con el agua y la brisa del océano.

Sequía más calurosa que las anteriores

sequía más calurosa
Foto: Twitter

Para el director del Instituto de Recursos Hídricos de California, Doug Parker, la sequía actual “es más calurosa que las anteriores” y, al haber menos capa de nieve disponible en las montañas del estado, supone “menos capacidad de reposición de los embalses durante el deshielo de verano”.

Así, la ola de calor actual llega tras un invierno particularmente seco en el suroeste estadounidense y muy especialmente en California -el estado más grande y poblado de la región-, con la nieve de las montañas ya prácticamente derretida desde mediados de mayo y algunos de sus mayores embalses en mínimos históricos.

Sistemas de aguas subterráneas aún no se han recuperado

 sistemas de aguas subterráneas aún no se han recuperado
Foto: Twitter.

En la Sierra Nevada, la cordillera que separa California de la vecina Nevada, la precipitación de nieve fue particularmente baja el pasado invierno, y hacia el 1 de abril (la fecha en la que normalmente la nieve acumulada alcanza mayor grosor) se situó en únicamente 42 centímetros, lo que supone un 59 % del valor histórico promedio en esa fecha.

“La sequía actual se ha producido rápidamente y muchos de nuestros ecosistemas y nuestros sistemas de aguas subterráneas aún no se han recuperado de la anterior”, analiza Parker, que forma parte de la Universidad de California de Agricultura y Recursos Naturales, en una entrevista con Efe. Según sus proyecciones, California será capaz de manejar la sequía de este 2021 “sin demasiadas interrupciones”, pero si persiste hasta el próximo año, el estado necesitará “reducciones obligatorias del uso de agua en todo su territorio”.

Condiciones de extrema sequedad

condiciones de extrema sequedad
Foto: Twitter

Igual que la nieve, las precipitaciones de lluvia a lo largo del invierno -la temporada húmeda en el estado- también han estado muy por debajo de lo habitual, con localidades como Los Ángeles, Long Beach, San Francisco y San José registrando niveles de lluvia que no llegan ni al 45 % de lo normal.

Las condiciones de extrema sequedad y las altas temperaturas resultan un mal augurio de cara a la temporada de incendios, que justo empieza ahora con la llegada del verano y que el año pasado ya fue catastrófica, con cinco de los seis mayores fuegos jamás registrados en la historia de California.

Aumenta el riesgo de incendios

aumenta el riesgo de incendios
Foto: Getty

Sobre este posible escenario, el investigador Richard Seager, del Observatorio de la Tierra Lamont Doherty de la Universidad de Columbia, dijo que existe “temor” de que este año vuelva a repetirse una temporada igual de nefasta.

“El calor extremo, la poca lluvia y los suelos y la vegetación secos aumentan el riesgo de incendios: nuestro temor es que este año también pueda ocurrir otra temporada de incendios extremos como en 2020”, auguró Seager en declaraciones a Efe.