Se entrega policía implicado en muerte de Rayshard Brooks y el otro tiene hasta hoy para entregarse

Los oficiales acusados de la muerte de Rayshard Brooks tienen hasta la 6 PM de este jueves para entregarse a la Policíam en Gerogia.

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Los oficiales acusados de la muerte de Rayshard Brooks tienen hasta la 6PM de este jueves para entregarse a la Policía.
  • La Fiscalía en Georgia presentó el miércoles cargos de homicidio contra el oficial de policía que mató al joven de 27 años.
  • El caso ha avivado las tensiones las tensiones en el país por brutalidad policial y desatado una ola de protestas, muchas de ellas violentas.

ACTUALIZACIÓN. Uno de los dos oficiales de policía acusados de la muerte del afroamericano Rayshard Brooks en un Wendy’s de la ciudad de Atlanta se entregó a las autoridades, informaron medios locales.

El oficial Devin Brosnan llegó a la Cárcel del Condado de Fulton, informó el abogado Don Samuel. El fiscal del caso dio a Brosnan y al ahora exoficial Garrett Rolfe hasta las 6:00 de la tarde de este jueves para entregarse. No está claro si Rolfe lo hará.

Brosnan fue acusado del cargo de asalto agravado y dos de violación del juramento de policía por su actuación en la muerte de Brooks el pasado 12 de junio, que murió por dos disparos de Rolfe en el estacionamiento de Wendy’s.

—-

Los dos oficiales del Departamento de Policía de Atlanta, acusados de la muerte del afroamericano Rayshard Brooks, deberán entregarse personalmente a las autoridades y para ello tienen hasta este jueves a las 6 P.M., reportan medios locales.

La Fiscalía en Georgia presentó el miércoles cargos de homicidio contra el oficial de policía que mató al joven de 27 años en el estacionamiento de un restaurante de la ciudad de Atlanta el pasado fin de semana, en un caso que ha intensificado la ola de indignación por la brutalidad policial en Estados Unidos.

Garrett Rolfe, un agente blanco de 27 años, fue acusado de 11 cargos en total y de ser hallado culpable podría enfrentar cadena perpetua o la pena de muerte, anunció el fiscal del condado de Fulton, Paul Howard, en una rueda de prensa.

“Brooks estaba corriendo al momento en que recibió los disparos en la espalda”, manifestó Howard, que sostuvo que el joven afroamericano nunca representó una amenaza para los dos oficiales de policía que intentaban detenerlo en las afueras del restaurante Wendy’s el pasado viernes.

Tras dispararle dos veces por la espalda, el oficial Rolfe pateó a Brooks una vez que estaba en el suelo y no solicitó atención médica como lo establecen los reglamentos policiales, dijo el fiscal, que también lo acusó de no informarle la razón por cual estaba siendo arrestado.

Devin Brosnan, el otro agente que estaba con Rolfe, fue acusado de asalto agravado al presuntamente pararse sobre el hombro del joven de 27 años, pero accedió a testificar contra su compañero, anunció Howard.

El fiscal dijo que había tomado la decisión de presentar cargos contra Rolfe, quien ha sido despedido del Departamento de Policía de Atlanta, luego de analizar varios videos de cámaras de seguridad y la que portaba el mismo el agente, y los testimonios de numerosos testigos, así como las pruebas balísticas y los resultados de la autopsia.

“El señor Brooks nunca fue una amenaza. Desde el comienzo él estaba pacíficamente dormido y tras ser despertado por los oficiales, estaba cooperando; por 41 minutos y 17 segundo así lo hizo”, dijo.

Los hechos se produjeron la noche del viernes 12 de junio luego de que la policía fuera alertada de que un auto estaba obstruyendo el tráfico en el carril del servicio de comida para llevar del local de Wendy’s, y que el conductor estaba dormido adentro.

Tras sostener una extensa conversación con los oficiales, Brooks supuestamente trató de evadir el arresto por manejar en estado de ebriedad y tomó la pistola eléctrica del oficial antes de recibir los disparos en la espalda.

El caso ha avivado las tensiones las tensiones en el país por brutalidad policial y desatado una ola de protestas que se saldaron con la dimisión de la jefa de Policía de Atlanta, Erika Shields.

Fiscal: El oficial pateó a Rayshard Brooks después de disparar

Mientras Rayshard Brooks moría en el estacionamiento de Wendy, los fiscales dicen que el oficial de policía de Atlanta que le disparó en la espalda lo pateó y no le dio atención médica por más de dos minutos.

Rolfe, que es blanco, le disparó a Brooks después de que el hombre negro de 27 años agarró una Taser y corrió, disparándole al oficial, dijo el fiscal. Pero cuando el oficial disparó su arma, Brooks estaba demasiado por delante de él para que el Taser fuera un peligro, y ya había sido disparado dos veces, por lo que estaba vacío y ya no era una amenaza, dijo Howard.

“¡Lo tengo!” El fiscal de distrito del condado de Fulton, Paul Howard, citó al oficial Garrett Rolfe.

El miércoles, el fiscal anunció un cargo de asesinato contra Rolfe y un cargo de asalto agravado contra un segundo oficial, Devin Brosnan, quien, según el fiscal de distrito, estaba en el hombro de Brooks mientras luchaba por su vida.

La decisión de enjuiciar se produjo menos de cinco días después de que el asesinato sacudió una ciudad, y una nación, que ya se sacudía por la muerte de George Floyd bajo la rodilla de un oficial de policía en Minneapolis a fines del mes pasado.

Los abogados de Rolfe dijeron que temía por su seguridad y la de los demás y que estaba justificado en dispararle a Brooks. Rolfe abrió fuego después de escuchar un sonido “como un disparo y vio un destello frente a él”, aparentemente del Taser.

“Señor. Brooks atacó violentamente a dos oficiales y desarmó a uno de ellos. Cuando el Sr. Brooks se volvió y apuntó con un objeto al Oficial Rolfe, cualquier oficial habría creído razonablemente que tenía la intención de desarmarlo, deshabilitarlo o herirlo gravemente ”, dijeron los abogados en un comunicado.

El fiscal dijo que Brooks “nunca se presentó como una amenaza” durante una interacción de más de 40 minutos con los oficiales antes del tiroteo. Un oficial lo encontró dormido al volante de su automóvil en la entrada del restaurante, y una prueba de aliento mostró que estaba intoxicado.

“Señor. Brooks en la noche de este incidente estuvo tranquilo, fue cordial y realmente mostró una naturaleza cooperativa ”, dijo Howard.

Los cargos reflejan un posible “cambio radical” en la tolerancia a la violencia por parte de la policía, dijo Caren Morrison, profesora de derecho de la Universidad Estatal de Georgia que solía ser fiscal federal en Nueva York.

“Si llegaran a ser condenados, creo que lo que dicen es que la vigilancia, tal como la conocemos, debe cambiar”, dijo. “Esto creo que hace cinco años no habría sido acusado”.

Morrison dijo que, hasta ahora, la opinión general era que los oficiales están justificados en el uso de la fuerza letal cuando el sospechoso tiene una pistola paralizante u otra arma que podría causarles “daños corporales graves”.

El Departamento de Policía de Atlanta tuiteó el miércoles por la noche que tenía más agentes llamando de lo normal, pero que tenía “suficientes recursos para mantener las operaciones y poder responder a los incidentes”.

La alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, dijo en CNN que muchos de los socios del departamento habían sido notificados en caso de que necesitaran llamar a otros. Ella dijo que la verdadera prueba vendría el jueves.

(Con información de AP)

Continua artículo relacionado