Obrero hispano que alertó a ‘gringos’ sobre problemas en hotel antes de que colapsara sería deportado este lunes

  • Un obrero hispano estaría cerca de ser deportado luego de que advirtió sobre riesgos en un hotel antes de que colapsara.
  • El inmigrante indocumentado aseguró que la tragedia del edificio pudo evitarse.
  • Este lunes sería enviado por avión a su país de origen el obrero hispano que sobrevivió al colapso del hotel.

Parecen pagarle de la peor manera. Un obrero hispano que alertó sobre los problemas de un hotel antes de que colapsara en Estados Unidos será deportado.

Uno de los trabajadores de la construcción que resultó gravemente herido en el colapso del edificio del Hard Rock Hotel en Nueva Orleans está a punto de ser deportado a su país natal, Honduras, informaron su esposa y abogada a Daily Mail.

Se espera que Delmer Joel Ramírez Palma, un inmigrante indocumentado a quien un juez federal de inmigración le ordenó la deportación en 2016, sea repatriado a Honduras el lunes, detalló el referido medio este sábado.

Pero sus amigos y familiares dicen que su arresto y posible deportación fue la forma en que el gobierno tomó represalias contra él porque había advertido sobre sus preocupaciones de seguridad en el sitio antes de que colapsara una parte de la estructura. Sin embargo, las autoridades niegan este reclamo.

El hispano fue arrestado por agentes de la Patrulla Fronteriza el 14 de octubre, dos días después del colapso del hotel que se estaba construyendo. Ramírez sufrió una lesión ocular grave, así como traumatismo craneal e inflamación interna, según The Guardian.

La semana pasada, Ramírez fue trasladado a un centro de detención de inmigrantes en el Aeropuerto Internacional de Alexandria, en el centro de Louisiana, por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos.

Esa instalación suele ser la última parada para los inmigrantes indocumentados antes de que los suban a un vuelo chárter de ICE para deportarlos de regreso a sur y centroamérica.

Un portavoz de ICE le dijo a The Times-Picayune que no podía comentar sobre la fecha de la deportación de Ramírez “por razones de seguridad”.

Los abogados que trabajan para mantener a Ramírez en los Estados Unidos dicen que su deportación podría obstaculizar las investigaciones sobre el colapso del hotel.

Ramírez había hablado sobre las condiciones inseguras en el sitio, así como sobre los defectos en la construcción del edificio antes del colapso.

Los defensores de los derechos de los inmigrantes indican que muchos de los trabajadores de la construcción en el sitio dudan en hablar con las autoridades federales que investigan el colapso del hotel porque temen que esto pueda conducir a su arresto y deportación.

La abogada de Ramírez, Mary Yanik, dijo que su cliente fue entrevistado por funcionarios de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA en inglés), la agencia federal que investiga el colapso del hotel.

Yanik es abogada del Centro para la Justicia Racial de los Trabajadores de Nueva Orleans, un grupo de defensa de inmigrantes.

OSHA declinó hacer comentarios sobre el asunto.

Tres personas murieron y docenas más resultaron heridas, incluido Ramírez, en el colapso del hotel.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+