Obligan a trabajadores de Shell a asistir a evento de Trump

Etiquetas:
  • Los ausentes al evento del presidente Donald Trump en Pittsburgh no tendrían el pago del día ni derecho a horas extra en la semana
  • “No es obligatorio” pero “sin “ponchar no hay paga”, advirtió Shell a los trabajadores
  • El evento oficial se volvió un mítin político donde no se permitirían gritos, protestas o resistencia

 

Al más puro estilo de la partidocracia latinoamericana experta en el acarreo de gente para llenar mítines políticos, cientos de trabajadores de una nueva planta de la compañía Shell en Pittsburgh fueron prácticamente obligados a asistir a un evento oficial del presidente Donald Trump el pasado martes.

Los ausentes no recibirían su pago del día ni tendrían derecho a horas extras en la semana.

De acuerdo al periódico Pittsburgh Post-Gazzette, los trabajadores sindicalizados de la petroquímica Royal Dutch Shell, ubicada en el condado de Beaver, tuvieron dos opciones: esperar de pie durante varias horas en un auditorio improvisado dentro de la fábrica para que el presidente Donald Trump hablara, o tomarse el día libre sin pago.

La versión detalla que supervisores y contratistas replicaron un memorandum de Shell el pasado lunes donde se pedía que durante la presentación del presidente Trump no hubiera protestas. Otros directivos sindicales y contratistas advirtieron por escrito a los trabajadores que “Su asistencia no es obligatoria”, pero “SIN ESCANEAR (la entrada a la planta), NO HAY PAGA”.

Sólo quienes entraron a la planta a las 7 de la mañana, escanearon sus tarjetas y permanecieron de pie durante horas, recibirían un pago.

Además, se advirtió a los trabajadores que rechazaron oír el discurso del presidente Trump, que no se les pagarían horas extra durante la semana.

El vocero de Shell, Ray Fisher, detalló al Pittsburgh Post-Gazzette que los empleados en Royal Dutch Shell tienen una semana laboral de 56 horas, con 16 horas extra incorporadas.

Así, los trabajadores que asistieron al discurso de Trump y se presentaron a trabajar toda la semana recibirían en pago las 56 horas, mientras que quienes no fueron a escuchar al presidente sólo tendrían en su cheque las horas trabajadas, a pesar de que nadie laboró el martes.

Esta práctica se asemeja al “acarreo” de gente que los partidos políticos en Latinoamérica emplean para llenar los mítines de sus candidatos.

[interest img=”https://res.cloudinary.com/mundo/image/upload/f_auto,q_auto/v1560362989/El-Buki_Mezcalent_dp25rj.jpg” url=”https://mundohispanico.com/hija-buki-descara-senos-chiquis-piropos/” title=”Hija del Buki deja ver sus pechos en ajustado top que escandalizó hasta a Chiquis (4 FOTOS)”]

[trend video=”451853″ player=”14557″ title=”Familiares dan ltimo adis a joven hispano asesinado en masacre de El Paso”]

Sin protestas

La planta petroquímica de Royal Dutch Shell se localiza a unas cuantas millas al norte de la ciudad de Pittsburgh. Ahí laboran alrededor de 2 mil 400 personas.

En los avisos de los directivos de Shell a los trabajadores se acentuó que no se tolerarían gritos, protestas, ni nada visto como resistencia, pues el objetivo del encuentro con el presidente Trump era “promover la buena voluntad de los sindicatos”.

Agregaron que los líderes sindicales y contratistas ya habían aceptado el acuerdo.

Ken Broadbent, gerente comercial de una de las empresas que laboran para Shell, apuntó al Pittsburgh Post-Gazzette que “El presidente es el presidente, nos guste o no. Lo respetamos por el título”.

[trend video=”451550″ player=”14557″ title=”Gobierno de Trump anuncia nueva medida antiinmigrante”]

Saludo con sombrero ajeno

La polémica por condicionar la paga a los trabajadores no fue lo único que llamó la atención.

Con un costo de 6 mil millones de dólares, la nueva planta de de “craqueo de etano” para la extracción y producción de gas shale ha estado en construcción desde 2017.

Sin embargo, durante su discurso, el presidente Donald Trump se adjudicó el crédito total de la edificación, cuando en Pittsburgh es de sobra sabido que se aprobó en junio de 2016, durante la administración de Barack Obama.

“Fue la administración Trump la que lo hizo posible”, dijo el presidente a los trabajadores. “Nadie más. Sin nosotros, nunca hubieran podido hacer esto”.

[trend video=”451261″ player=”14557″ title=”Destapan que empresa de Trump usa constructoras que emplean indocumentados”]

Se volvió mítin político

La presencia de Trump en Royal Dutch estaba enfocada a promover la inversión en el sector energético en el país poniendo como ejemplo su funcionamiento.

Pero su discurso de una hora se transformó en un evento de campaña al advertir a los trabajadores que hablaría con algunos de sus líderes sindicales para decirles: “Espero que apoyen a Trump. Si no lo hacen, vótelos fuera de la oficina porque no están haciendo su trabajo”.