10 maneras en que estás propiciando el sobrepeso en tus hijos

Los niños están presentando un grave problema de salud llamado obesidad. Te ofrecemos 10 acciones que puede que estés cometiendo (...)

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

Los niños de hoy en día son menos saludables que nunca. Como cultura, somos más sedentarios y con más sobrepeso que las generaciones pasadas. La obesidad infantil está en números récord y muchos están caminando en un límite peligroso. Mucho de lo que hacemos como padres tiene un impacto en la salud de nuestros hijos, así que es posible que los únicos a los que tengamos que culpar sea a nosotros mismos.

De acuerdo a Ginny Ehrlich, la directora de la iniciativa de obesidad infantil en la Fundación Robert Wood Johnson: “Uno de cada 10 niños se vuelven obesos de los 2 a los 5 años, y alrededor del 5 por ciento de los niños de 6 a 11 años son “severamente” obesos.” Para ayudarte a mantener a tu familia saludable, reunimos 10 maneras en que estás haciendo que tu hijo tenga sobrepeso.

1. El conocimiento es poder

Un niño comiendo una hamburguesa
Shutterstock

Si no mantienes un registro apropiado del crecimiento de tus hijos, no sabrás si están volviéndose peligrosamente pesados hasta que sea quizá demasiado tarde.

2. Tu hijo pasa demasiado tiempo frente a la pantalla

Dejar que tus hijos pasen demasiado tiempo frente a una pantalla con frecuencia se relaciona a muy poco tiempo de juegos activos. Además de quemar calorías, los niños necesitan mucha actividad física para facilitar un crecimiento y desarrollo adecuado.

3. Cuidado infantil sedentario

Shutterstock

Un número desafortunado de opciones de cuidado infantil no proveen suficiente actividad física para los niños. Para evitar la obesidad infantil, asegúrate de elegir una que tenga suficientes actividades al aire libre y un espacio grande que tu hijo pueda explorar.

4. Perder el contacto con el hambre

Enseñarles a los niños a invalidar sus propias señales de hambre y satisfacción es malo. Forzarlos a vaciar sus platos o comer cuando no tienen hambre es una receta para perder contacto con sus cuerpos y lo que realmente necesitan.

5. Usas mucho la carriola para mover a tu hijo

La imagen de los pies del hijo de una persona en una carriola
Shutterstock

Los niños no se mueven lo suficiente. Una vez que tu hijo aprenda a caminar, trabaja para sacarlo de la carriola y alienta mucha caminata.

6. Hora de dormir laxa

Permitir a tus hijos quedarse despiertos hasta tarde hace un desastre con sus hormonas y sus horarios de hambre. Si quieres evitar la obesidad en ellos, establece una hora de dormir regular.

7. Cocina rápida para tu hijo

Una pizza como concepto de alimentos que contribuyen a la obesidad en los niños
Shutterstock

Dejar a tus hijos elegir su menú sin duda te va a convertir en una cocina rápida y terminarás sirviendo joyas como Nuggets de pollo y macarrones con queso.

8. Soborno con comida

Sobornar a tus hijos con comida poco saludable a cambio de buen comportamiento o por comer comida saludable, los condiciona a ver las golosinas como recompensas y eso los alienta a comer incluso más.

9. Bocadillos

Unos bocadillos fritos para niños
Shutterstock

Cuando los niños comen demasiados bocadillos entre comidas, no se sienten con hambre para la comida saludable y completa que les has preparado. Para evitar la obesidad infantil, limita los bocadillos a dos al día y asegúrate de que los niños sepan la diferencia entre hambre genuina y deseo de bocadillos.

10. Pobre modelo a seguir

Si tienes hábitos poco saludables, es probable que tus hijos te imiten. ¿Por qué no intentas mejorar por los dos?

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado