Alcaldesa de Oakland anuncia ayuda de $500 para “familias de color” de bajos ingresos

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Foto de Getty y video de MH
  • Oakland ayuda a familias “de color” de bajos recursos con cheque de 500 dólares al mes ante la brecha de desigualdad en esa ciudad de California
  • La alcaldesa de Oakland, Libby Schaaf, dijo que el programa financiado con fondos privados dará a familias 500 dólares al mes sin reglas sobre cómo pueden gastarlo
  • La idea está resurgiendo también en otras ciudades de Estados Unidos

Oakland ayuda a familias. La alcaldesa de Oakland (California), Libby Schaaf, anunció el martes un programa financiado con fondos privados que les dará a las familias de color de bajos ingresos 500 dólares por mes sin reglas sobre cómo pueden gastarlo, informó Associated Press.

El programa busca dar a las personas pobres una cantidad fija de dinero cada mes de ayuda a aliviar el estrés de la pobreza que a menudo conduce a problemas de salud y dificulta la capacidad para encontrar trabajo a tiempo completo.

Oakland ayuda a familias
Archivo MH

La idea no es nueva…

Pero está resurgiendo en todo Estados Unidos después de que algunos alcaldes lanzaron pequeños programas temporales en todo el país en una campaña coordinada para convencer al Congreso de que adopte un programa nacional de ingresos garantizados.

El primer programa lanzado en 2019 fue en Stockton, California, dirigido por el exalcalde Michael Tubbs. Tubbs, quien fundó el grupo Mayors for a Guaranteed Income, ha dicho que alrededor de seis programas similares en otras ciudades deberían estar en funcionamiento para el verano.

Dinero viene de la iniciativa privada

Oakland ayuda a familias
Getty

“Hemos diseñado este proyecto como una demostración para luego adoptar un programa de ingreso garantizado a nivel federal”, dijo la alcaldesa de Oakland, Libby Schaaf.

El programa Oakland Resilient Families ha recaudado hasta ahora 6.75 millones de dólares de donantes privados, incluido Blue Meridian Partners, un grupo filantrópico nacional. Para ser elegible, las personas deben tener al menos un hijo menor de 18 años e ingresos iguales o inferiores al 50% del ingreso medio del área, o alrededor de 59,000 dólares al año para una familia de tres.

Uno de los mayores esfuerzos de su tipo

Oakland ayuda a familias
Archivo MH

La mitad de los elegibles serían personas que ganan menos del 138% del nivel federal de pobreza, o alrededor de 30,000 dólares por año para una familia de tres. Los participantes serán seleccionados al azar de un grupo de solicitantes que cumplan con los requisitos de elegibilidad. El proyecto de Oakland es importante porque es uno de los mayores esfuerzos en Estados Unidos, hasta ahora, dirigido a hasta 600 familias. Y es el primer programa que limita la participación estrictamente a las comunidades afroamericanas, indígenas y de personas de color, como las comunidades latinas y asiáticas.

La razón: los hogares blancos en Oakland ganan en promedio aproximadamente tres veces más al año que los hogares negros, según el índice de equidad de Oakland. También es un guiño al legado del Partido Pantera Negra, el movimiento político que se fundó en Oakland en la década de 1960.

Una idea de siglos

Oakland ayuda a familias
Shutterstock

“Los ingresos garantizados han sido un objetivo de la plataforma Black Panther desde su fundación”, dijo Jesús Gerena, director ejecutivo de Family Independence Initiative, que se está asociando con el programa en Oakland. “La inversión directa en la comunidad en respuesta a las injusticias sistémicas no es nueva”.

La idea de una renta garantizada se remonta al siglo XVIII. El gobierno de Estados Unidos experimentó con él en las décadas de 1960 y 1970 cuando los republicanos Donald Rumsfeld, más tarde secretario de Defensa, y Dick Cheney, futuro vicepresidente, supervisaron cuatro programas en todo el país durante la administración de Nixon.

Cambio sustancial

Getty

Esos estudios concluyeron que el dinero no impidió que la gente trabajara, lo que hizo que Nixon recomendara expandir el programa. Pero nunca pasó por el Congreso.

Décadas más tarde, los proponentes lo intentan de nuevo, solo que esta vez están dirigidos por alcaldes progresistas. El programa en Stockton, California, finalizó en febrero. Una revisión independiente encontró que después de un año de recibir el dinero, el 40% de los beneficiarios tenían trabajos de tiempo completo en comparación con el 28% antes de que comenzara el programa.

La meta sería un programa nacional

Archivo MH

“El hecho de que los alcaldes estén poniendo a prueba (programas de ingresos garantizados), utilizando capital político para reunir capital y permitir que sus electores tengan necesidades básicas, es un fracaso de la política”, dijo Tubbs. “Es una admisión de que tenemos que hacer más”.

No está claro cómo sería un programa nacional de ingresos garantizados. Una propuesta del ex candidato presidencial demócrata Andrew Yang podría haber costado 2.8 billones de dólares al año.

Ingresos federales y del estado

Oakland ayuda a familias
Archivo MH

Una forma de ingresos garantizados podría entrar en vigencia para muchos padres este año como parte del último paquete de estímulo federal. El Congreso expandió el crédito tributario por hijos, con el objetivo de dar a muchos padres pagos mensuales de hasta $ 300 por mes. Esos pagos son temporales.

En California, una propuesta del asambleísta Evan Low para dar $ 1,000 al mes a adultos con ciertos ingresos podría costar hasta $ 129 mil millones al año, más de la mitad del presupuesto total del estado, pagado con un nuevo impuesto del 1% sobre ingresos superiores a $ 2 millones. Low dijo que es poco probable que el proyecto de ley se apruebe este año, pero dijo que su objetivo es que la gente se sienta cómoda con la idea.

Pero hay críticos…

Archivo MH

“El impacto inicial parece desaparecer a medida que las personas se educan y se dan cuenta de los beneficios de tener más control sobre sus vidas”, dijo Low.

Los críticos, incluidos los sindicatos, temen que programas tan costosos puedan forzar la eliminación de otros programas de redes de seguridad, como el Seguro Social y los cupones de alimentos. Pero Schaaf dijo que no se disculpa porque “los programas de la red de seguridad social deben permanecer”.

“Creemos que esos programas de redes de seguridad no deberían desaparecer, sino que deberían complementarse con dinero en efectivo incondicional que les dé a las familias la dignidad y la flexibilidad para satisfacer sus necesidades”, dijo.

Regresar al Inicio