Número “inesperadamente alto” de niños migrantes, un desafío para el Gobierno

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Número “inesperadamente alto” de niños migrantes, un desafío para el Gobierno
Shutterstock
  • La gran cifra de niños migrantes que llegan es un reto para el Gobierno
  • Un estudio revela Estados Unidos está rezagado en materia legal para niños migrantes
  • Una organización pide que se termine la crueldad en el albergue de niños migrantes Fort Bliss

Washington, 21 jul (EFE News).- La llegada a la frontera sur de Estados Unidos de “un número inesperadamente alto” de niños migrantes no acompañados ha representado un desafío para el Gobierno, indicó hoy miércoles Mark Greenberg, director del Instituto de Política Migratoria (MPI). Greenberg explicó que “bajo condiciones normales” la Patrulla Fronteriza debe transferir los menores detenidos a la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR), una dependencia del Departamento de Salud (HHS), dentro de las 72 horas desde la captura.

“El número de arribos ha sido el más alto en marzo y abril. Y en lo que va de este año es el más alto en la historia del programa”, añadió durante un debate sobre la situación de estos menores organizado por el MPI. Esos menores quedan bajo custodia del Gobierno hasta que se ubiquen familiares o adultos que se hagan responsables de ellos, o se les pueda alojar en instituciones con licencia gubernamental para la atención infantil.

Las complicaciones

Un niño migrante
Shutterstock

Pero con la llegada desde mayo del año pasado de cifras altas de menores de edad “el programa no tenía los sitios autorizados en los estados” para la transferencia en tiempo debido de los menores. “Esto se complicó más porque el Gobierno (del hoy expresidente Donald) Trump dejó menos de la mitad de las instituciones con licencia, y recurrió en gran medida a la expulsión” de migrantes.

La cifra de migrantes menores de edad referidos a ORR ha variado con altibajos desde que llegó a 57.496 en el año fiscal 2014 y alcanzó una cima de 69.488 en el periodo fiscal 2019. Como reflejo de la política de expulsiones expeditas del Gobierno de Trump, en el periodo fiscal 2020 la cifra de menores referidos a ORR bajó a 15.381.

La política de Biden hacia los niños migrantes

Shutterstock

Y como resultado de la política del actual presidente Joe Biden, que acoge a los menores de edad, en lo que va del año fiscal 2021 esa cifra ya ha llegado a 56.459. La mayoría de estos menores de edad quedan bajo custodia del Gobierno federal entre 30 y 60 días y luego son transferidos a sus padres y madres, otros familiares o adultos que se hacen responsables. En el periodo fiscal 2019 salieron de la custodia federal 72.837 migrantes menores de edad y la cifra, que bajó a 16.830 en 2020, subió a 44.265 en lo que va del periodo fiscal 2021.

“Mucha atención pública se ha concentrado en por qué migran los niños y las condiciones cuando están bajo custodia federal”, señaló Greenberg. “Pero hay otros muchos asuntos cruciales acerca de qué ocurre una vez que los niños salen de la custodia federal y pasan al cuidado de parientes u otros patrocinadores en comunidades en todo el país”. “Si bien por mucho tiempo ha habido exhortaciones por el mejoramiento de los servicios que se dan a los menores después de que son transferidos, la necesidad de esa mejoría es particularmente urgente cuando el Gobierno federal procura acelerar la salida de esos menores de la custodia federal”, indicó MPI. EFE News

Estudio: EEUU está rezagado en las protecciones legales para niños migrantes

Shutterstock

Los Ángeles, 15 jul (EFE News).- Estados Unidos está rezagado en relación con otros países del primer mundo en lo relativo a la atención a niños migrantes y sus procesos para prevenir la detención de menores y brindarles protección, según un estudio de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA). Según el estudio “Prevención de la detención de niños por motivos de inmigración: un estudio comparativo de las leyes en 150 países”, Estados Unidos no tiene leyes que limiten específicamente la detención de niños migrantes, al tiempo que ofrece solo una protección legal mínima.

En contraste, casi las tres cuartas partes de los países de ingresos altos sí ofrecen protecciones a los niños migrantes, dejando a EE.UU. en los últimos puestos, resalta el estudio. Jody Heymann, directora del Centro WORLD de Análisis de Políticas de la Escuela Fielding de Salud Pública de UCLA y autora del estudio, explicó que la “crisis de la detención de niños no comenzó ni se resolvió con una sola administración”.

Los niños están vulnerables

Un niños migrante sentando triste
Shutterstock

La investigadora expuso que “estos vacíos legales de larga data han dejado a innumerables niños vulnerables a graves riesgos de salud y violaciones de derechos humanos” en el país. El estudio, publicado el miércoles en la Revista Internacional de Derechos Humanos, examinó las restricciones a la detención de niños migrantes en los 150 países más poblados de las Naciones Unidas. Los autores advirtieron que es necesario que EE.UU. adopte protecciones legales similares a las establecidas en otras naciones como paso fundamental para alinearlo con los otros países con grandes ingresos.

El estudio también encontró que si se analizan los países de ingresos bajos, medianos y altos, menos de una cuarta parte de esas naciones protegen legalmente a los solicitantes de asilo de la detención y solo 11 % tienen amparos para menores migrantes no acompañados. Amy Raub, analista de investigación del Centro WORLD, resaltó en un comunicado que “si bien la detención por sí sola tiene serias implicaciones para la salud, las condiciones de detención exacerban habitualmente estos riesgos para la salud al tiempo que amenazan otros derechos fundamentales de los niños migrantes”. La investigación resaltó que la aplicación de alternativas a la detención (ATD) ha demostrado ser efectiva, con un cumplimiento del 95 % al 98 % cuando se trata de asistir a las entrevistas de inmigración y las comparecencias en los tribunales de inmigración. También desataca que establecer una ATD con base en servicios sociales de corta duración en EE.UU. reduce los costos de 38,47 dólares por participante por día en comparación con 318,79 dólares por detenido. EFE News

AI pide el “fin de la crueldad” en albergue de niños migrantes de Fort Bliss

Shutterstock

Washington, 8 jul (EFE News).- Grupos de derechos humanos y que abogan por los inmigrantes, entre ellos Amnistía Internacional, pidieron este jueves al gobierno del presidente, Joe Biden, que ponga “fin a la crueldad” en el tratamiento de cientos de niños en un campamento para menores inmigrantes en Texas. Dos empleados del gobierno enviaron este miércoles una carta a comités del Congreso en la cual describen las malas condiciones en que se viven en el campamento para menores migrantes habilitado en la base militar Fort Bliss y que estaba al cuidado de una empresa contratista sin antecedentes en la atención a niños.

“Esta situación terrible en Fort Bliss jamás debió haber ocurrido”, dijo Denise Bell, de Amnistía Internacional USA. “El gobierno tiene todas las oportunidades para asegurar que no se repita cerrando estas instalaciones de emergencia tan pronto como sea posible”. El Gobierno federal toma bajo su custodia a los menores de edad que llegan a la frontera sin compañía de alguno de sus progenitores o tutor legal y los aloja en varias instalaciones en diferentes partes del país a la espera de encontrar familiares o adultos que se hagan responsables de ellos.

Más de 20,000 pequeños migrantes

Uno de los niños separado de su familia
Shutterstock

A comienzos de marzo el Gobierno tenía bajo su custodia a más de 20.000 niños migrantes y el Departamento de Salud tiene actualmente unos 14.200 niños y niñas bajo su custodia y en el campamento dentro de la guarnición militar de Fort Bliss aloja aproximadamente a 800 de esos migrantes. Leah Chavla, de la Comisión de Refugio de Mujeres, se refirió a “las denuncias de un trato deficiente, mala higiene y alojamiento, atención médica inadecuada, estancias prolongadas de los menores y personal sin experiencia en estas instalaciones”.

“Pedimos al presidente Biden y a (el secretario de Salud, Xavier) Becerra que ponga fin a esta crueldad”, declaró Paola Luisi, directora de Families Belong Together. “Estas denuncias muestran que el abuso y la negligencia hacia los niños no terminó con la salida de (el presidente Donald) Trump”. Por su parte David Inoue, de la Liga de Ciudadanos Japoneses Estadounidenses, dijo que “como nación tenemos que estar de acuerdo en que el encarcelamiento en masa de niños es inmoral y jamás debe considerarse como una opción viable”. Las denuncias “confirman las preocupaciones que hemos tenido por mucho tiempo sobre la detención injusta de niños migrantes en sitios inseguros y abusivos como Fort Bliss desde el comienzo del gobierno de Biden”, indicó Camilo Pérez Bustillo, de Witness at the Border. “¡Basta ya!”, agregó. “El sitio de detención de Fort Bliss y otras instalaciones similares deben ser clausuradas de inmediato”. EFE News

El Gobierno cerrará varios campamentos para niños migrantes no acompañados

La Casa Blanca
Shutterstock

Washington, 30 jun (EFE News).- El gobierno del presidente Joe Biden cerrará media docena de las instalaciones y campamentos de emergencia donde se ha improvisado el alojamiento de miles de niños migrantes que llegaron al país sin la acompañía de alguno de sus padres o tutor legal, indicaron este miércoles medios estadounidenses. La cadena CBS de televisión indicó que a partir de hoy serán cerradas seis las instalaciones de emergencia en Texas y California establecidas durante la primavera para albergar a parte de los miles de menores no acompañados que llegaron a la frontera sur.

El Departamento de Salud (HHS) dejará fuera de servicio esas instalaciones en la base Lackland de la Fuerza Aérea, en el área de San Antonio, y un campamento otrora habilitado para trabajadores en la industria del petróleo, ubicado en Midland, Texas, según CBS. Ese informe añadió que otros dos campamentos, ubicados en Carrizo Springs y Donna, ambos en Texas, cerrarán el 19 de julio.

Ya no tendrán estos espacios

Shutterstock

Por su parte, el medio Border Report citó declaraciones de Aurora Miranda Maese, coordinadora juvenil en la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR), según la cual el HHS cerrará dos instalaciones en Texas y los centros de convenciones San Diego y Long Beach (California) el 15 de julio y el 2 de agosto, respectivamente. En el curso de una audiencia de tribunales acera de las condiciones en que están los menores migrantes bajo custodia del gobierno, Maese señaló que cuatro de los albergues mayores permanecerán abiertos, incluido el de Fort Bliss, en Texas. En el campamento instalado en esta base militar se han reportado, según CBS, altos niveles de ansiedad entre los menores, y que han llegado a provocar “incidentes de daño autoinfligido, ataques de pánico e intentos de escape”.

Los otros están ubicados en Albion (Michigan); Pecos (Texas), y Pomona (California). En abril el Gobierno llegó a tener a más de 20.000 niños migrantes bajo su custodia y la cifra disminuyó esta semana a unos 14.000 menores que llegaron a la frontera sin compañía de adultos responsables. El Gobierno ha permitido que se queden en el país a los niños que llegan sin compañía de un responsable adulto pero, bajo la ley, no pueden permanecer más de 72 horas bajo custodia de la Patrulla de Fronteras o en sitios de detención para adultos. Ello les obligó a abrir lo que llamó “centros de ingreso de emergencia” en diversas partes del país, incluidos campamentos, centros de convención y bases militares, que, ahora, con menor volumen de menores llegando a la frontera, se disponen a ir cerrando paulatinamente. EFE News