Revelan nuevos detalles del asesino de la oficial Natalie Corona


A casi un mes del asesinato de la oficial Natalie Corona en la ciudad californiana de Davis, en Sacramento, se han revelado nuevos detalles del asesino.

El homicida de Natalie Corona, quien fue identificado por las autoridades como Kevin Limbaugh, nunca tuvo armas de fuego cuando era un joven que crecía en Michigan, ni siquiera hablaba de ellas, reseñó en exclusiva el diario local The Sacramento Bee.

Limbaugh se vestía bien y era un joven atractivo, pero tímido, cuya novia de la escuela secundaria todavía recuerda cuando asistió a su fiesta de cumpleaños número 16 y le regaló un osito de gran tamaño.

TE PUEDE INTERESAR: Un policía muerto y otro herido en tiroteo activo en Ohio

Tras graduarse en la secundaria, Limbaugh fue aceptado en la Universidad Central de Michigan para estudiar ortodoncia, pero sus días universitarios terminaron después de que consiguió un trabajo en el Soaring Eagle Casino and Resort en Mount Pleasant, Michigan, y comenzó una carrera de por vida en la industria del juego.

Esa carrera lo llevó a una pequeña casa de alquiler en E Street, en Davis, y a un trabajo en máquinas tragamonedas en el Cache Creek Casino Resort en las cercanías de Brooks.

Hasta el 10 de enero, Limbaugh aparentemente llevó una vida sin complicaciones, era un hijo único que creció con padres divorciados, un soltero de 48 años que prácticamente no dejó rastro de su vida en las bases de datos en línea o en los periódicos locales.

Natalie Corona

Entonces, por razones que ni siquiera los que una vez estuvieron más cerca de él pudieron comprender, Limbaugh desató un tiroteo en el centro de Davis, donde emboscó a la oficial de policía novata Natalie Corona, disparó en su vecindario y luego se suicidó dentro de su casa.

“No creo que vayas a descubrir cómo sucedió esto”, dijo su padre, Rodney Limbaugh, en una breve entrevista telefónica la semana pasada desde su casa de Michigan. “Parece como si hubiese cambiado”.

Los detectives del alguacil del condado de Sacramento, que se han hecho cargo de la investigación del tiroteo donde murió Natalie Corona, aún están examinando las pocas pruebas que Limbaugh dejó atrás, incluidas las dos pistolas semiautomáticas que utilizó aquel fatídico día.

TE PUEDE INTERESAR: Pago de reembolsos de impuestos comenzaría el lunes

La policía dijo que Limbaugh usó armas calibre .45 y 9 mm, las cuales tenía prohibido poseer debido a un delito en septiembre pasado luego de un incidente en el Cache Creek en el que golpeó a un compañero de trabajo. Como resultado de ese caso, las autoridades le ordenaron a Limbaugh que entregara un rifle Bushmaster AR-15 negro, calibre .22, que tenía en su propiedad.

Los detectives todavía están investigando cómo Limbaugh obtuvo las nuevas armas. Pero el hecho de que las poseía y las usó para disparar al azar a Natalie Corona, de 22 años, sorprendió a las personas que crecieron con él.

“No era nada de eso”, dijo Jennifer Wells, su novia de secundaria en Owosso, Michigan, una ciudad de unos 15,000 residentes a 25 millas al oeste de Flint. “Nunca habló de armas conmigo. Nunca lo imaginé con armas”.

Wells, de 48 años, recuerda a Limbaugh como “una especie de silencio, relajado”.

“No se metió en problemas en la escuela, estaba bien vestido, era muy guapo”, mencionó. “Para mí, fue un caballero”.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+