Nueva York: Tiroteo en Brooklyn deja un muerto y tres heridos

Un tiroteo en un local de juegos de azar conocido como “el garito” dejó un hombre muerto y tres personas heridas en Brooklyn, Nueva York.

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Foto: Getty / Video: MH
  • Un tiroteo en Brooklyn dejó un hombre muerto y tres heridos
  • La balacera ocurrió en un lugar conocido como el “garito”, un local de juego local
  • Las autoridades presumen que el tiroteo comenzó luego de una discusión por un juego

Un tiroteo en un local de juegos de azar conocido como “el garito” dejó un hombre muerto y tres personas heridas en Brooklyn, Nueva York.

De acuerdo con fuentes oficiales y testigos del incidente, la balacera comenzó pasadas las 10 de la noche del miércoles tras una pelea en el la parte trasera del local de juegos, ubicado dentro de un edificio en Hegeman Avenue cerca de Osborn Street en Brownsville, de acuerdo con The New York Post.

Según las autoridades, un hombre de 30 años de edad perdió la vida a causa de un disparo en el pecho. Otros tres hombres de 31, 32 y 44 años de edad también recibieron disparos y fueron trasladados a un hospital cercano donde todos permanecen estables, dijo la policía.

Nueva York: Tiroteo en Brooklyn deja un muerto y tres heridos
Foto: Twitter.

Los investigadores presumen que el tiroteo comenzó luego de una discusión por un juego.

Un vecino de 50 años que por seguridad pidió permanecer en anonimato, indicó que “el garito” era un lugar famoso dentro del vecindario, donde muchos vecinos asistían a jugar.

“Siempre juegan adentro”, dijo el hombre, quien también indicó que era un jugador asiduo. “Día y noche, juegan a los dados, juegan al póquer y al Cee-lo”.

“Los viernes y sábados por la noche ni siquiera puedes caminar dentro, siempre está muy lleno”, aseguró. El hombre resaltó que dentro de “el garito” se juegan desde unos pocos dólares hasta miles.

Por su parte, la policía indicó que hasta el momento no tenían ningún sospechoso relacionado con el tiroteo y que el caso continúa bajo investigación.

Por otro lado, un oficial de policía de Myrtle Beach fue asesinado a tiros y un segundo oficial resultó herido mientras estaba de servicio el pasado sábado por la noche en la ciudad de Carolina del Sur, informaron medios locales.

Según los informes, el agente Jacob Hancher y otro oficial acudieron a una residencia tras una llamada por un incidente doméstico alrededor de las 10:00 de la noche del sábado cerca de la cuadra 400 de la 14th Avenue South en Myrtle Beach cuando ocurrió el tiroteo.

Agentes de la División de Aplicación de la Ley de Carolina del Sur ahora investigan el tiroteo. Los informes iniciales dicen que los oficiales se enfrentaron a un hombre en el lugar.

Hancher murió y el segundo oficial fue trasladado a un hospital local con heridas que no ponen en peligro la vida. El sospechoso fue declarado muerto en el lugar.

La jefa de policía de Myrtle Beach, Amy Prock, dijo que el patrullero Hancher “era un servidor público dedicado que cumplió su juramento de proteger a esta comunidad e hizo el máximo sacrificio”.

Hancher había sido oficial de servicio comunitario durante cuatro años y oficial de policía durante menos de un año.

El incidente en el condado de Horry es el número 37 en el que un oficial está involucrado en un tiroteo en Carolina del Sur en lo que va de 2020.

Es el primero de este año que involucra al Departamento de Policía de Myrtle Beach. En 2019, 45 oficiales estuvieron bajo fuego en Carolina del Sur.

Acusan a tres policías de Los Ángeles por clasificar como pandilleros a detenidos

Tres agentes del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) fueron acusados en medio del escándalo que enfrenta la institución por realizar falsas clasificaciones como miembros de pandillas a conductores detenidos en paradas de tránsito e ingresados en una base de datos estatal, informó este viernes la Fiscalía del condado.

Los agentes René Braga, de 40 años; Raúl Uribe, de 34, y Julio García, de 36, enfrentan órdenes de arresto emitidas por la Oficina de la Fiscal de Los Ángeles, Jackey Lacey, en una trama en la que otros tres agentes ya habían sido acusados.

En total seis policías han sido acusados por ingresar información falsa en la base de datos estatal Cal Gang, que es de uso exclusivo de las autoridades y donde figuran sospechosos de pertenecer a pandillas.

“En los tres casos, se acusa a los agentes de escribir que una persona admitió ser miembro de una pandilla a pesar de que el vídeo de una cámara corporal mostró que los acusados nunca les preguntaron a las personas sobre su pertenencia a una pandilla o que las personas negaron la pertenencia a una banda si se les preguntó”, dijo la oficina de Lacey.

Braga está acusado de presentar un informe policial falso y preparar pruebas documentales falsas en un caso. Uribe y García están acusados de preparar pruebas documentales falsas en otros dos casos.

Las primeras acusaciones se realizaron en julio pasado cuando el oficial Braxton Shaw fue acusado de falsificar información en 43 tarjetas de entrevistas de campo.

Archivado como: Tiroteo Brooklyn

Michael Coblentz, de 43 años, y Nicolas Martinez, de 37 años, completan la lista de acusados de julio, cada uno con un cargo de conspiración para obstruir la justicia y múltiples cargos de presentar una denuncia policial y preparación de pruebas documentales falsas.

Otros 18 oficiales siguen bajo investigación. De estos 11 se encuentran en su casa esperando los resultados y siete se asignaron a tareas de escritorio, reportó el diario Los Angeles Times.

El escándalo llevó al fiscal general de California, Xavier Becerra, a realizar una investigación y retirar toda la información proporcionada por la policía de Los Ángeles.

En 2016 una auditoria estatal descubrió que Cal Gang carecía de supervisión y que se habían incluido nombres de personas que no tenían ninguna afiliación con estos grupos, incluso “personas que aún eran niños”, estableció Becerra.

La auditoría encontró efectivamente nombres de niños de solo un año de edad clasificados como pandilleros, una situación que derivó en que la legislatura estatal aprobase una norma que faculta a la Fiscalía a hacer las mejoras necesarias en la base de datos usada por todas las dependencias policiales de California.

Archivado como: Tiroteo Brooklyn

Continua artículo relacionado