Novia de George Floyd revela las últimas palabras que le dijo antes de que lo asesinaran

blank
blank

  • La novia de George Floyd confesó lo último que le dijo antes de enterarse del homicidio.
  • La víctima quería abrir un restaurante para exconvictos con el objetivo de ofrecerles una segunda oportunidad, reveló la novia de George Floyd.
  • La novia de George Floyd también habló del ambiente criminal en el que estuvo el afroamericano y del cual había logrado salir al irse a vivir en Minneapolis.

La novia de George Floyd dijo que tenían planes de abrir juntos un restaurante llamado Convict Kitchen, y reveló que lo último que le dijo el día antes de morir fue “Te amo”.

Courteney Ross, de 44 años, fue fotografiada en un momento sombrío el jueves cuando colocó su mano sobre el ataúd de Geroge Floyd, 46 años, durante el funeral en un santuario en la Universidad North Central en Minneapolis, reseñó Daily Mail este viernes.

Ross, quien dijo que había estado con George Floyd durante tres años hasta su muerte el 25 de mayo, se quebró y fue consolada por los dolientes cuando dejó el funeral del afroamericano cuya muerte a manos de la policía ha provocado protestas mundiales.

blankEn una entrevista con DailyMail.com, Ross habló sobre su relación con George Floyd y dijo que la última vez que habló con él fue el día antes de su muerte.

Ella mencionó que una de las últimas cosas que le dijo a George Floyd fue: “Te amo”.

Ross, quien administra una cafetería en el noreste de la ciudad, dijo que George Floyd quería pasar el resto de su vida en Minneapolis y que su sueño era abrir su propio restaurante.

“Él llegó a Minneapolis hace unos cinco años desde Houston. Quería escapar del entorno criminal en el que se encontraba y después de salir de la prisión, se mudó a Minneapolis para comenzar de nuevo”, contó la mujer.

Agregó que Floyd había cambiado su vida desde que se mudó a la ciudad.

Había cumplido cinco años de prisión tras declararse culpable de asalto agravado por un robo a mano armada en 2007 con otro hombre.

Durante el incidente, George Floyd entró en la casa de una mujer, presionó una pistola contra su estómago y buscó drogas en su casa. Al no encontrar drogas ni dinero en la casa, tomó joyas y el teléfono celular de la mujer, según un informe policial, citado por el referido medio.

“Pasó algún tiempo en una prisión de Texas y después de ser liberado pudo obtener ayuda con una organización llamada Turning Point. Un trabajo llevó a otro y a otro. Realmente amaba estar aquí. Aquí obtuvo algo de paz en su vida”, expresó la novia.

“El sueño de Floyd era abrir nuestro propio restaurante, incluso había elegido un nombre: Convict Kitchen (Cocina de convictos)”.

George Floyd quería contratar a exconvictos para trabajar en el restaurante para darles una segunda oportunidad como se la dieron él.

“Floyd incluso eligió algunos de los alimentos que quería servir a sus clientes. Quería servir comida en su restaurante que los convictos cocinarían en su celda”.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank