Efe

Huracán Irma comienza a golpear Puerto Rico

Fuertes lluvias y vientos de 185 millas por hora azotaron el miércoles a las Islas Vírgenes y la costa noreste de Puerto Rico, mientras el huracán Irma pasaba a través de las islas del Caribe en su camino hacia un posible impacto en el sur de la Florida.

El huracán más fuerte del océano Atlántico que jamás se haya medido destruyó hogares e inundó calles a lo largo de una cadena de pequeñas islas en el norte del Caribe, pasando directamente sobre Barbuda y dejando incomunicados a sus 1,700 habitantes.

Francia envió alimentos y agua a las islas francesas de San Martín y San Bartolomé, donde Irma arrancó techos y suspendió el suministro de electricidad. Los infantes de marina holandeses que volaron a tres islas holandesas impactadas por el huracán informaron sobre el extenso daño que, por el momento, no ha provocado muertos o ha dejado personas heridas.

Mientras que Francia no recibió informes inmediatos de víctimas, el ministro de los territorios franceses de ultramar, Annick Girardin, dijo: “Tenemos mucho temor por un cierto número de nuestros compatriotas que desafortunadamente no quisieron seguir las medidas de protección e ir a sitios más seguros … Nos estamos preparando para lo peor”.

El miércoles por la tarde, el centro de la tormenta se encontraba a 35 kilómetros al este-sureste de St. Thomas en las Islas Vírgenes de Estados Unidos y a 150 kilómetros al este de San Juan, Puerto Rico e iba rumbo al oeste y noroeste.

El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos dijo que Puerto Rico no había visto un huracán de la magnitud de Irma desde el huracán San Felipe en 1928, que mató a un total de 2,748 personas en Guadalupe, Puerto Rico y Florida.

La compañía de electricidad de Puerto Rico redujo el personal y el mantenimiento en medio de una profunda crisis económica y el director de la empresa advirtió que algunas áreas podrían estar sin electricidad de cuatro a seis meses, debido al deterioro de la infraestructura.

Cientos de personas han sido refugiadas en escuelas e instalaciones deportivas en todo Puerto Rico, ya que se espera que los efectos de los vientos de tormenta tropical –el segundo anillo de vientos después de los de huracán— se sientan en todo el país.

Más de 700,000 clientes de la Autoridad de Energía Eléctrica se encontraban a las 4:30 de la tarde sin servicio o más de la mitad de los abonados de la única proveedora de electricidad en Puerto Rico.

Mucho antes de la tormenta, el miércoles en la tarde, había reportes de fallas de suministro en algunos barrios, con más de 285,000 hogares sin electricidad y 4,500 personas sin agua. Casi 1,000 residentes se encontraban en refugios junto a más de 100 mascotas.

El gobierno federal ha intervenido, con el presidente Donald Trump, y aprobó esta semana una declaración de emergencia para las Islas Vírgenes de Estados Unidos y Puerto Rico. Esto significa que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias y otras agencias pueden remover escombros y dar otros servicios, y su costo será asumidos en gran parte por el gobierno de Estados Unidos.

RELACIONADO: ¿Tiene pensado evacuar antes de que llegue el huracán Irma? Lea esto primero

La compañía de electricidad de Puerto Rico redujo el personal y el mantenimiento en medio de una profunda crisis económica y el director de la empresa advirtió que algunas áreas podrían estar sin electricidad de cuatro a seis meses, debido al deterioro de la infraestructura.

Mucho antes de la tormenta, el miércoles en la tarde, había reportes de fallas de suministro en algunos barrios, con más de 285,000 hogares sin electricidad y 4,500 personas sin agua. Casi 1,000 residentes se encontraban en refugios junto a más de 100 mascotas.

El gobierno federal ha intervenido, con el presidente Donald Trump aprobando esta semana una declaración de emergencia para las Islas Vírgenes de Estados Unidos y Puerto Rico. Esto significa que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias y otras agencias pueden remover escombros y dar otros servicios, cuyos costes serán asumidos en gran parte por el gobierno de Estados Unidos.

Un propietario hace reparaciones de última hora en su tejado en preparación del huracán Irma, en St. John’s, Antigua y Barbuda, el martes 5 de septiembre de 2017. (AP Foto/Johnny Jno-Baptiste)

Funcionarios de la EPA dijeron que sus mayores preocupaciones eran derrames de petróleo e interrupciones de energía en los sistemas de suministro de agua.

“No importa cuántas precauciones tomemos, las inundaciones costeras afectarán los tanques de petróleo”, dijo Catherine McCabe, una administradora regional.

Otra preocupación son los 20 depósitos de desperdicios tóxicos, llamados Superfund, en Puerto Rico y los tres en las Islas Vírgenes de los Estados Unidos, dado que la mayoría están cerca de la costa, dijo. McCabe, quien agregó que los funcionarios de la EPA en Nueva Jersey se encuentran en espera para volar después que pase el huracán

Juan Tosado, funcionario de mantenimiento estatal, dijo que no tuvo electricidad durante tres meses después de que el huracán Hugo mató a decenas de personas en Puerto Rico, en 1989.

“Espero lo mismo de esta tormenta”, dijo Tosado. “Va a ser malo”.

La turista Pauline Jackson, una enfermera registrada de 59 años de Tampa Florida, fumaba su último cigarrillo, mientras un hotel de San Juan se preparaba para cerrar sus puertas antes de la tormenta.

“Estoy en un huracán aquí, y cuando llegue a casa, estaré en el mismo huracán, es una locura”, dijo Jackson.

RELACIONADO: Huracán Irma amenaza al estado de Florida y residentes se preparan para su llegada

Ella trató de salir antes de la tormenta, pero todos los vuelos se agotaron, y ahora le preocupa su casa en Tampa.

“Cuando eres de Florida, entiendes un huracán de Categoría 5”, dijo Jackson, quien tiene un vuelo programado para el viernes.

El Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos dijo que los vientos de Irma fluctuarían, pero la tormenta probablemente permanecería en la Categoría 4 ó 5 por uno o dos días más, mientras su trayecto impactará a Puerto Rico, República Dominicana, Haití, Cuba, Turcas y Caicos, así como parte de las Bahamas.

Se espera que Irma llegue a Florida, donde el gobernador Rick Scott dijo que planeaba activar a 7,000 miembros de la Guardia Nacional el viernes y advirtió que Irma es “más grande, más rápido y más fuerte” que el huracán Andrew.

Andrew golpeó el sur de la Florida hace 25 años y barrió vecindarios enteros con vientos feroces. Trump también declaró en estado de emergencia a la Florida y las autoridades de las Bahamas dijeron que evacuarían seis islas del sur.

Esta imagen satelital del lunes 4 de septiembre de 2017, provista por la Oficina Nacional de Administración Océanica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA por sus siglas en inglés) muestra al huracán Irma que se dirige hacia el este del Caribe. Irma se convirtió el lunes en un huracán categoría 4. (NOAA vía AP)

El alcalde del Condado de Miami-Dade dijo que la gente debe estar preparada para evacuar Miami Beach y la mayoría de las áreas costeras el miércoles por la noche. También activó el centro de operaciones de emergencia e instó a los residentes a reservar tres días de comida y agua.

El Departamento de Estado autorizó la evacuación voluntaria de diplomáticos estadounidenses y sus familias en la República Dominicana, Haití y Cuba, donde la tormenta se espera que llegue el viernes.

El agua caliente es combustible para los huracanes e Irma se estaba moviendo sobre el agua que estaba a 1.8 grados (1 grado Celsius) más caliente de lo normal. Otras cuatro tormentas han tenido vientos fuertes en toda la región atlántica, pero estaban en el Mar Caribe o en el Golfo de México, que generalmente tienen aguas más cálidas. El huracán Allen golpeó con vientos de 190 millas por hora en 1980, mientras que Wilma de 2005, Gilbert de 1988 y una gran tormenta de Florida Keys de 1935, todos tuvieron vientos de 185 millas por hora.

El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, dijo que su gobierno estaba evacuando seis islas porque las autoridades no podrían ayudar a nadie atrapado en el viento “potencialmente catastrófico”, en las inundaciones y en las oleadas que traen las tormentas. La gente que vive allí sería llevada a Nassau en lo que él llamó la mayor evacuación de tormenta en la historia del país.

Las partes norteñas de la República Dominicana y Haití podrían tener 10 pulgadas (25 centímetros) de lluvia, y el sureste de Bahamas y Turcos y Caicos, como 20 pulgadas (50 centímetros).

RELACIONADO: Trump declara emergencia por Irma en islas Vírgenes, Puerto Rico y Florida

El sitio web cruisecritic.com dijo que 28 cruceros habían sido cancelados, se les había reducido el horario o cambiado sus itinerarios por el huracán.

También el miércoles, una nueva tormenta tropical se formó en el Golfo de México, frente a la costa de México. La tormenta Katia tuvo vientos máximos sostenidos de 45 millas por hora (75 kilómetros por hora) por la tarde y el centro de huracanes comentó que podría convertirse en un huracán antes de que se acerque a la costa del estado de Veracruz. Katia se encuentra localizado a unos 280 kilómetros (173 millas) al norte de la ciudad de Veracruz.

Otra tormenta tropical llamada José, ubicada más al este en el Atlántico, se convirtió en huracán el miércoles por la noche. Los vientos máximos sostenidos de José habían aumentado a cerca de 70 millas por hora (110 kilómetros por hora). La tormenta se centró alrededor de 1,125 millas (1,825 kilómetros) al este de las Antillas Menores y se movía hacia el oeste.

Top Stories