Twitter de Chimney Rock Park

Restos de Alberto desencadenan aludes de lodo en Carolina del Norte

Los remanentes de la depresión subtropical Alberto desencadenaron aludes de lodo que forzaron evacuaciones en una zona por debajo de una presa y obligaron el miércoles al cierre de una carretera interestatal en las montañas occidentales de Carolina del Norte.

Los meteorólogos advirtieron que los restos de la primera tormenta de la temporada de huracanes del Atlántico todavía son capaces de causar inundaciones traicioneras, a medida que las fuertes precipitaciones se extienden más profundamente hacia el centro de Estados Unidos.

Las autoridades emitieron alertas de inundación repentina en partes de varios estados, desde Alabama hasta Tennessee, Kentucky, Illinois y las Carolinas, así como Virginia y Virginia Occidental.

RELACIONADA: Tormenta Alberto deja dos muertos e inundaciones a su paso por Carolina del Norte

Alrededor de 2.000 personas fueron evacuadas después de que los responsables de los equipos de emergencia dijeron que la presa del lago Tahoma, en el oeste de Carolina del Norte, estaba en peligro de “falla inminente”. Las fuertes lluvias provocaron aludes de tierra en la presa y el Servicio Nacional de Meteorología dijo que “se pidió a los evacuados que huyan”.

Justo antes del amanecer del miércoles, la subdirectora de la Oficina para el Manejo de Emergencias del condado de McDowell, Adrienne Jones, dijo a The Associated Press que la presa no se había roto, pero que un ingeniero que la inspeccionó estaba lo suficientemente preocupado como para ordenar la evacuación hasta que el embalse pudiera ser examinada a la luz del día.

Jones dijo que unos 200 residentes estaban en tres refugios, instalados en Marion, Old Fort y Glenwood. Dijo que se han reportado cinco heridos menores durante los rescates en zonas inundadas luego de que ríos y arroyos se desbordaron y de que los aludes de rocas bloquearon caminos.

El meteoro provocó que más de 25.000 clientes del servicio eléctrico se quedaran sin el servicio en Alabama. Muchos de los apagones fueron ocasionados por los árboles que cayeron sobre el tendido eléctrico, luego de que sus raíces quedaron debilitadas por la tierra empapada.

“Hemos tenido mucha lluvia, pero tenemos suerte. Fue una lluvia constante pero no una fuerte”, afirmó Regina Myers, directora de la Oficina de Manejo de Emergencias del condado de Walker, en el noroeste de Birmingham.

La tormenta subtropical Alberto tocó tierra el lunes por la tarde en la zona del Panhandle de Florida y se debilitó a depresión durante la noche. Para el martes por la mañana, la gente ya estaba en las playas bañadas por el Golfo de México, pero los meteorólogos advirtieron sobre oleaje peligroso.

En Cuba, las inundaciones dañaron una vieja refinería y provocaron un derrame de crudo en la Bahía de Cienfuegos, ya que los remanentes de Alberto seguían empapando a la isla con fuertes aguaceros. La televisora estatal mostró a las autoridades utilizando barreras el martes para tratar de contener el derrame de la refinería de Cienfuegos, en el centro de Cuba, a 240 kilómetros (150 millas) al sureste de La Habana.

En Carolina del Norte, un presentador de televisión y un fotoperiodista murieron de forma instantánea el lunes mientras reportaban sobre el temporal. Un árbol cayó sobre su vehículo y mató a ambos, según las autoridades. La televisora WYFF de Greenville, Carolina del Sur, informó las muertes del presentador Mike McCormick y el fotoperiodista Aaron Smeltzer.

ES TENDENCIA:

Top Stories