Foto por Lourdes Vazquez

Propietario acusado de desalojo injustificado enfrenta a inquilinos y funcionarios en Dallas

El propietario de HMK Ltd., Khraish Khraish, acusó a la ciudad de provocar las notificaciones de desalojo.

La ciudad aprobó una nueva ley que es más estricta y que exige a los propietarios de viviendas acatar los reglamentos estipulados en el código de viviendas.

La ley entrará en vigor el 1 de enero de 2017.

Pero según Khraish, sin fondos o ayuda por parte de la ciudad, él no podría arreglar las viviendas que están afectadas, aunque funcionarios de la ciudad dicen que no han revisados todas la viviendas aun.

“Si el alcalde quisiera ayudar, vendría con un martillo y material para reparar las viviendas que lo necesitan”, dijo Khraish a los inquilinos que participaron en reunión comunitaria, que fue organizada por la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC, siglas en inglés) el sábado, 15 de octubre, en el Lakewest YMCA.

Se programaron dos reuniones comunitarias para que acudieran los inquilinos de HMK Ltd: la primera fue organizada por LULAC  y la segunda estará a cargo de funcionarios de la ciudad.

La que fue organizada por LULAC, se llevó a cabo a las 9:30 de la mañana el sábado, 15 de octubre, y la otra, que fue organizada por la ciudad y lideres de la comunidad, se ralizó a las 11 de la mañana en en el centro multiuso ubicado en el oeste de Dallas.

En la reunión organizada por LULAC, los inquilinos escucharon a Khraish, el propietario de HMK Ltd., exponer las razones por las que, según él, tuvo que emitir avisos de desalojo a 305 viviendas.

“Los funcionarios de Dallas está reconstruyendo el oeste de Dallas pero no para ustedes, y ahora quieren que se vayan”, dijo Khraish a los inquilinos.

El propietario dijo que el costo de alquiler de las viviendas a su cargo es por lo regular de $300 a $500 dólares mensuales y que no ha habido incremento en los últimos 17 años.

“Es un proceso de aburguesamiento”, reclamó Stephanie Hansen, una de los afectados por el desalojo.

Khraish agregó que los inquilinos de en su propiedad no podarán asumir los altos alquileres en Dallas ya que, según él, el promedio de alquiler en Dallas es de $1,200 por mes.

Al concluir la reunión, organizadores de LULAC animaron a los inquilinos a participar en la segunda para informar acerca de cómo la ciudad puede ayudarles.

Khraish también decidió presentarse en la reunión comunitaria con la ciudad en el salón multiuso ubicado en el oeste de Dallas. Sin embargo, según algunos inquilinos presentes en la segunda reunión, Khraish no habría hablado con ellos.

El propietario llegó a la reunión comunitaria donde estuvieron presentes: la vicealcaldesa y concejal para el oeste de Dallas, Mónica Alonzo así como representantes de otras organizaciones.

El propósito de la reunión era establecer los próximos pasos que se tomarán y la ayuda disponible para inquilinos.

No obstante, en la junta se desató un enfrentamiento entre el propietario, los inquilinos y funcionarios de la ciudad.

Algunos inquilinos le gritaron preguntas al propietario mientras que los organizadores intentaban restablecer la calmar y el orden en el recinto.

Guadalupe Gutiérrez de 43 años, estuvo presente y afirma que no quiere mudarse y que no cree que la ciudad esté ayudado a los residentes.

“¿Dónde está los funcionarios de la ciudad?, ¿dónde están los fondos para el desarrollo de viviendas urbanas (HUD por sus siglas en inglés), los créditos de impuestos, las autoridades de vivienda?”, preguntó Gutiérrez.

Gutiérrez añadió que nadie ha intentado proporcionar asistencia de viviendas.“La ciudad creía que los residentes no reaccionarían, que nos íbamos a queda callados”, recalcó. Gutierrez también destaca que su casa sí está en regla con las leyes de vivienda.

Alozno dijo que la ciudad todavía tiene que revisar las residencias para asegurarse de que cumplan con el código de viviendas.

“No se trata de lo que quiera la ciudad, sino de lo que queramos nosotros”, dijo Raúl Reyes, presidente de la Asocian de la Vecindad de Los Altos.

Reyes quisiera que los inquilinos se convirtieran en dueños de sus propias viviendas, pero dice que necesitan conocer antes los requisitos para ello.

Alonzo le dijo a Khraish que se reuniría con él en el curso de la semana, a lo que Khraish respondió que solo si el alcalde está presente también, de lo contrario, sería “un cobarde”, dijo Khraish.

Los líderes de LULAC proporcionaron información a los inquilinos sobre sus derechos y sobre cómo proceder.

El martes, 11 de octubre, el juez dictaminó una orden temporal que permite a los inquilinos a permanecer en las viviendas hasta el 24 de octubre.

Cabe resaltar que algunos inquilinos recibieron orden de desalojo mientras que otros solo recibieron una carta donde se les avisa que recibirán una orden de desalojo.

Una audiencia ha sido programada para el 24 de octubre a las 9 de la mañana en la que se determinará si se pone en vigor una suspensión temporal de desalojo a familias

Top Stories