Miguel Martínez / MH

PERSONAJES DESTACADOS: La fábrica de los sueños (VIDEO)

Esta es la historia de un hombre al que no se le olvidaron los sabores de su niñez.

Cruzó la frontera. Saltó, bailó y brincó, pero se los llevó en el paladar. No se le olvidaron.

Desde Guanajuato hasta California, y de California hasta Georgia, Fidencio Pantoja inició su ‘sueño americano’ hace unos 25 años.
Como muchos inmigrantes, trabajó en diversos oficios, hasta que en 1997 terminó arrullado entre las faldas de las montañas de Ellijay, lejos de las prisas de la ciudad.

Desde allí, y desde el 2007, Pantoja fabrica sus sueños, que toman la forma de paletas heladas, elaboradas con sabores que se derivan de la gastronomía latinoamericana, entre ellos, guayaba, coco, fresa, manzana, mamey, nanche, vainilla, limón, arroz con leche, mango y maní.

Eso es lo que le ha traído la vida: Paleterías La Huerta, un negocio que ha levantado junto a su familia y que le permite compartir con ellos su rutina mientras se gana el pan diario.

La empresa nació por el deseo de querer superarse y de salir de la pobreza. Cuando Pantoja vio que otros heladeros hispanos estaban creciendo, quiso emprender junto a su hermano, Martín Pantoja, el mismo proyecto.

Pero los sueños no se hacen de la nada y la fe sin obras pierde esencia. Así que para Pantoja, la jornada empieza en horas de la mañana. Tempranito como en el rancho. En la faena de la cocina le ayudan su esposa, María López, y su cuñada, Esperanza Martínez, quienes con sus propias manos extraen poco a poco la pulpa de cada fruta que se emplea en la elaboración de las paletas.

Según el mexicano, lo que más atesora de esta experiencia empresarial es trabajar junto a ellos.

“Es bonito trabajar juntos. Te puedes comunicar con tu familia mejor que con otra gente”, sostiene el empresario.

Sin embargo, no todo ha sido color de rosa. Pantoja, también ha sufrido discriminación y el camino en ocasiones, se ha tornado difícil. “A veces, cuando voy a alguna tienda, puedo sentirlo”, revela.

Pero eso no detiene a Pantoja. Su ánimo y deseo de superación van más allá. “A principio es difícil, pero es el sacrificio que uno hace para salir adelante”, finaliza.

Top Stories