Joven mexicano sufre ataque racista y le cortan la cara, denuncia su madre (VIDEO)

Humberto Sánchez, un mexicano de 26 años, fue víctima de un brutal ataque el pasado viernes, 13 de julio, luego de que dos hombres anglosajones le hicieran comentarios racistas, lo golpearan y le cortaran el rostro, según denunció a MundoHispánico.

El joven recuerda que estaba en un bar de la ciudad de Kennesaw, al norte de Georgia, “pasándola bien con un amigo”, quien por un momento salió a otro bar, dejándolo solo. Allí fue cuando comenzó la pesadilla.

“Se me acercaron dos hombres, me dijeron que yo tenía droga, que eran de la DEA”, cuenta Sánchez, quien resalta que los sujetos le dijeron que se fuera, haciéndole un gesto con su mano.

RELACIONADO:Obrero recibe brutal golpiza por atacante en una discoteca de Atlanta (VIDEO)

Desconcertado, el joven mexicano, quien trabaja para una empresa de construcción, llamó a su amigo para informarle lo que estaba pasando y sus deseos de tomar un taxi para salir del lugar, ya que no se sentía cómodo con lo que estaba ocurriendo, pero cuando caminaba al estacionamiento fue sorprendido.

“Sentí que algo me pegó atrás en la cabeza, me dijeron: ‘hijo de perra mexicano’, y caí al suelo”, recuerda Sánchez.

Al levantarse del suelo, Sánchez dice que sintió algo frío en su cara. Cuando se tocó, estaba todo lleno de sangre y con su mejilla izquierda abierta.

Atemorizado, el joven decidió correr hasta su vehículo, avisar por teléfono a su madre de lo que ocurría y manejar a su casa, donde se encontró con sus familiares.

“Fue traumático ver a mi hijo lleno de sangre y con la cara rota. Estaba temblando y lloraba”, dijo a MundoHispánico Adela Sánchez, madre de la presunta víctima: “En seguida lo llevamos al hospital de Kennessaw, donde lo atendieron de emergencia”.

RELACIONADO:Niño inmigrante recibe brutal golpiza cuando regresaba de clases (VIDEO)

En el hospital local, Sánchez fue suturado en la mejilla y recibió atención por otros golpes en su cuello y espalda.

Actualmente, el departamento de investigaciones criminales del Departamento de Policía de Kennesaw trabaja en este caso para dar con los responsables y aclarar si se trató de un crimen de odio o no.

“Los datos siguen siendo un poco confusos hasta este momento, esperamos tener más información en las próximas 24 horas”, dijo a MundoHispánico Craig Graydon, vocero de la policía local.

La familia Sánchez espera que se aclare el caso y que los responsables queden tras las rejas para que otras personas no sean víctimas de un ataque como este.

ES TENDENCIA: 

Top Stories