Mujeres transgénero de la caravana migrante: con miedo a que las rechacen (VIDEO)

Chanel Smith, mujer transgénero originaria de Honduras, tiene miedo de que las autoridades de inmigración de Estados Unidos no le acepten su solicitud de asilo y la devuelvan a su país, donde a la violencia por las pandillas y el narcotráfico, se suman a la intolerancia contra las personas de su género.

“Tuve un atentado ya, tengo miedo de que me vayan a regresar o a hacer algo”, dijo Smith, de 29 años, a MundoHispánico. “Queremos que nos puedan apoyar, que nos atendieran más rápido porque aquí el frío es insoportable”.

Desde el domingo, Smith y una treintena de mujeres transexuales provenientes de diversos países centroamericanos, se encuentran varadas en Tijuana a la espera de su turno ante las autoridades de inmigración que les permita exponer sus razones para asilarse en Estados Unidos, en el cruce fronterizo más populoso y congestionado entre la frontera de México y ese país.

RELACIONADO: Caravana migrante se acerca a frontera de Estados Unidos

La mayoría de las mujeres transgénero optaron por quedarse a dormir en albergues en Tijuana. Pero Smith duerme junta a otras cinco mujeres transgénero en carpas frente a la puerta del cruce fronterizo El Chaparral.

El miércoles, las autoridades de inmigración aceptaron 40 personas más, según Alex Mensing, activista de la organización Pueblos sin Fronteras, responsable de la caravana de inmigrantes. Pero aún sigue siendo una incógnita cómo van a ser recibidas y tramitadas las solicitudes de estas mujeres.

Sus motivos para solicitar el asilo son comunes: muchas viven en la pobreza y la inseguridad que cunde en la barriadas de donde son originarias. Por su género han sido víctimas de abuso sexual y sufren de discriminación, rechazo y violencia por su aspecto.

RELACIONADO: Migrantes en caravana siguen sin poder entrar a EE.UU.

Maritza Martínez, una mujer transgénero guatemalteca que vivió en Tapachula, Chiapas, antes de unirse a la numerosa caravana migrante, desea trabajar en Estados Unidos para tener más recursos y mejor calidad de vida.

Otras, como Marjorie Alexandra, quieren encontrar un lugar seguro donde vivir.

“Venimos huyendo de nuestros paraísos, por la discriminación, la violencia,”, dijo. “En nuestros países, la mayoría de las chicas trans somos utilizadas (para) algo fatal”.

RELACIONADO: Caravana migrante encuentra apoyo en parroquia de Puebla y se alista para seguir hacia Ciudad de México (VIDEO)

¿Qué les espera a las mujeres transgénero?

Según las prácticas de asilo de Estados Unidos, las personas pasan hasta tres días en la instalación de inspección fronteriza antes de ser transferidas a un centro de detención. Los funcionarios migratorios entrevistan para una evaluación inicial, por lo general dentro de una semana más o menos, para determinar si sus casos deben pasar al tribunal de inmigración, lo que puede tomar varios años.

Los tribunales a menudo hacen tratos a puerta cerrada. Los archivos no son públicos y, a diferencia de los tribunales civiles o penales, el acceso de los periodistas es limitado.

Los números de la caravana, aunque pequeños en comparación con oleadas previas de centroamericanos en el sur de Texas y haitianos en San Diego, serán una prueba para las duras palabras del presidente Trump.

Funcionarios de su Administración han criticado lo que llaman vacíos legales y políticas de “captura y liberación” que permiten que las personas que buscan asilo sean liberadas mientras se resuelven sus casos. Cualquier cambio significativo en esta práctica debe ser abordado por el Congreso o los tribunales.

TE PUEDE INTERESAR: ÚLTIMA HORA: Estados demandan a gobierno de Trump para que elimine completamente DACA (VIDEO) 

El Fiscal General, Jeff Sessions, se ha comprometido a enviar más jueces de inmigración a la frontera si es necesario y ha amenazado con enjuiciarlos penalmente. El lunes, el Departamento de Justicia dijo que presentó cargos de entrada ilegal contra 11 personas identificadas como miembros de la caravana.

El Secretario de Seguridad Interior, Kirstjen Nielsen, dijo que las solicitudes de asilo se resolverán de manera “eficiente y expedita”. También advirtió que cualquiera que haga afirmaciones falsas podría ser procesado y dijo que los solicitantes de asilo deberían buscar protección en el primer país seguro al que lleguen, incluido México.

Los abogados estadounidenses que asesoraron a los solicitantes de asilo en Tijuana advirtieron que podrían separarse de su familia y pasar muchos meses detenidos, lo que es un cambio con respecto a la Administración Obama.

ES TENDENCIA:

Top Stories