Getty Images

USCIS ahora tiene más poder para negar visas y residencias; evitar que inmigrantes enmienden errores

Las autoridades federales de inmigración estrenaron el martes una nueva política que les da más poder para negar visas  y residencias permanentes, si es que a la solicitud le falta información o tiene errores, reportó ProPublica. Cerca de 7 millones de personas solicitan una visa o buscan la residencia, cada año.

Anteriormente, una política de la era del presidente Barack Obama exigía a los funcionarios del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) que enviasen avisos, dando a los solicitantes la oportunidad de corregir dichos problemas en lugar de cerrar el proceso. Los oficiales aún pueden elegir hacerlo, pero también pueden optar por omitir ese paso si la aplicación se considera frívola.

TE PODRÍA INTERESAR: USCIS anuncia aumento en sus Tarifas de Procesamiento Prioritario

Sin los avisos, los solicitantes no tendrán la oportunidad de intervenir antes de que se tome una decisión, lo que podría agregar meses o años de trámites adicionales y miles de dólares en honorarios al ya largo proceso. En el caso de aquellos que intentan renovar sus visas mientras aún están en los EE. UU., podrían ser colocados en procedimientos de deportación en el momento en que expiren sus visas.

El portavoz de USCIS, Michael Bars, dijo que la política se cambió para reducir las aplicaciones frívolas.

La agencia ha dicho que los solicitantes a veces presentan solicitudes sustancialmente incompletas, sabiendo que el intercambio con el USCIS les dará tiempo. “Según la ley, la carga de la prueba recae sobre el solicitante”, dijo Bars, “no al revés”.

Pero a los abogados de inmigración les preocupa que no haya suficiente supervisión o normas claras para garantizar un trato justo. Los oficiales de USCIS ahora tendrán una discreción casi completa para hacer juicios complejos a puertas cerradas.

“Pueden negarle el hecho de que, subjetivamente, piensan que [la solicitud] no es aprobable”, dijo Pierre Bonnefil, un abogado de inmigración en Nueva York, reportó ProPublica.

ES TENDENCIA:

Top Stories