Getty

Inmigrantes más propensos a vivir en zonas de alto riesgo medioambiental, según informe

El flujo gradual de inmigrantes a Estados Unidos a lo largo de los años ha supuesto grandes retos para las comunidades de recién llegados o “nuevos estadounidenses” que buscan integrarse al sistema social y económico del país, según un informe del medio Pacific Standard.

A continuación algunos de los puntos más destacados del estudio:

1.- ¿Cuál es uno de los principales retos que enfrentan?

De acuerdo el estudio, uno de los desafíos más grandes es contrarrestar el efecto de los contaminantes ambientales presentes en comunidades compuestas por inmigrantes. Para el año 2015 había en el país 43.2 millones, muchos de los cuales son minorías étnicas que viven en zonas de riesgo, según encontró el estudio.

2.- ¿Por qué habitan lugares con riesgos ambientales?

Inmigrantes de Latinoamérica y de Asia que buscan empleo están entre los más propensos a vivir a dos millas de distancia, en promedio, de instalaciones de desechos industriales. El ingreso medio de estas familias en 2010 fue de $38,554 frente a $62,358 para estadounidenses blancos – un factor que explica en gran medida el lugar donde optan por residir, destacó Pacific Standard.

TE PUEDE INTERESAR: Fotografía de becarios de la Casa Blanca levanta críticas por falta de diversidad

3.- ¿Qué impacto tiene la calidad ambiental en ellos?

El bajo costo de alquiler y la oportunidad de empleos atraen a muchas personas a zonas industriales sin medir las consecuencias a la salud. Muchos carecen de cobertura médica – en especial inmigrantes indocumentados. “Están expuestos a serios riesgos y lo peor es que no tienen ningún tipo de protección en caso de enfermedad”, explicó Timothy Collins, investigador de la Universidad de Utah, agregando que muchos optan por la marginalidad porque es donde pueden forjar algún tipo de subsistencia, por más precaria que esta sea.

Getty

4.- ¿Por qué no denuncian o solicitan ayuda?

Muchos de ellos tienen conocimiento mínimo o incluso nulo del idioma y de los derechos a que son acreedores pese a ser indocumentados. “La falta de conocimiento del inglés les impide comprender las leyes ambientales actuales y los procedimientos para entablar quejas contra autoridades locales que las violen”, explicó Lori Hunter, autora de un estudio sobre el tema en 2010.

RELACIONADO: La marcha del primero de Mayo atrae a miles a favor de los inmigrantes en Los Ángeles

Por otro lado, según el estudio, muchos inmigrantes desisten de acudir a instancias del gobierno por temor: “Se dispone de pruebas que atribuyen la falta de confianza al gobierno por miedo a levantar sospechas y ser blancos”, dijo David Konisky, investigador ambiental.

Con información de medio Pacific Standard

ES TENDENCIA:

Top Stories