Fotos: Samantha Díaz/Getty Images

Cientos salen a las calles para repudiar la manifestación de supremacistas en Washington (VIDEOS)

Cientos de manifestantes salieron hoy a las calles para repudiar la protesta convocada por el grupo supremacista blanco ‘Unite the Right 2’  que tuvo lugar en Washington DC, en un evento que marcó el primer aniversario de los sucesos acontecidos en la ciudad de Charlottesville (Virginia).

La jornada de protestas comenzó a la 1:00 de la tarde en el parque Lafayette con la presencia de grupos como Black Lives Matter y Shut It Down D.C.

Al menos unas 16 organizaciones más participaron en la convocatoria, que buscó repudiar la manifestación coordinada por Jason Kessler, el activista de extrema derecha que organizó los eventos del año pasado en Charlotessville, Virginia, y en donde una joven perdió la vida tras un atropellamiento masivo.

TE PUEDE INTERESAR: Juez federal ordena al gobierno de Trump reinstaurar DACA completamente

Conforme avanzó el día, más grupos se sumaron y marcharon por las calles aledañas a la Casa Blanca gritando la misma consigna: “no queremos a neonazis aquí”. De esa manera, los manifestantes esperaban la protesta del grupo supremacista blanco que no comenzó hasta las 5:00 de la tarde.

“No creo que la violencia y el racismo tengan lugar aquí en Estados Unidos. Por eso vine, a manifestarme en contra de todo esto que está pasando”, dijo Sandra López, una joven de ascendencia peruana.

La manifestación tuvo uno de sus momentos más álgidos cuando un grupo vestido de negro confundió a los manifestantes, quienes pensaron se trataba del grupo neonazi. Sin embargo, era de igual manera un grupo antifacista.

La policía de la ciudad tuvo que intervenir para poder alejar a un manifestante que quería tomarles fotos de cerca.

Tras ese incidente, se reportó otro en donde manifestantes profirieron insultos a varios simpatizantes de Trump que tuvieron que ser escoltados a su salida del parque para evitar que la situación fuera a mayores.

No fue sino hasta las 5:00 de la tarde que miembros del grupo Unite the Right 2 llegaron a los jardines del parque Lafayette, en una zona especial, acordonada por la policía de la ciudad.

El grupo -en el que algunos de sus miembros estaban envueltos con la bandera estadounidense- estuvo apenas unos 15 minutos. Los supremacistas esperaban reunir a cientos de personas, sin embargo,  según las autoridades locales, fueron unas 20 o 25.

Protestaron de manera pacífica, el líder supremacista blanco Jason Kessler ofreció unas palabras a algunos miembros de la prensa y luego se fueron acompañados por la policía y agentes especiales.

Sin embargo, los oponentes a la protesta neonazi, se mantuvieron manifestándose hasta casi las 6:00 de la tarde.

“Yo quiero que esto cambie. Demasiadas cosas malas están pasando. Mucha gente herida. Este no es el ‘sueño americano'”, dijo Leo Rodríguez, un joven con padres provenientes de El Salvador y Nicaragua.

MIRA ADEMÁS: Juez federal determina que gobierno de Trump es responsable de reunificar a familias migrantes

Las protestas en Charlottesville del año pasado, que se han convertido en símbolo de la tensión racial, ocurrieron el 12 de agosto, cuando supremacistas blancos marcharon por la ciudad en protesta por la retirada de una estatua de Robert E. Lee, un general de la Confederación durante la guerra civil de Estados Unidos.

Después de exhibir durante horas símbolos fascistas, un manifestante neonazi embistió con su vehículo a una multitud que participaba en una contramarcha antirracista, acto que acabó con la vida de una mujer, Heather Heyer, e hirió a otras 19 personas.

Dos policías murieron en un accidente de helicóptero cuando acudían a sofocar las protestas.

Este año, los mismos simpatizantes del movimiento, decidieron llevarlo a cabo nuevamente en las afueras de la Casa Blanca, en donde una fuerte lluvia obligó a que las protestas terminaran. Las autoridades no reportaron muertes ni heridos.

Con información de EFE

ES TENDENCIA:

Top Stories