ICE

Alguacil de California finaliza contrato para albergar inmigrantes arrestados por ICE

Una prisión del norte de California cancelará su rentable contrato con funcionarios federales de inmigración para alojar a los sospechosos que enfrentan la deportación, dijeron el martes las autoridades.

El Departamento del Alguacil del Condado de Contra Costa es la tercera agencia local de aplicación de la ley en California que cortó las relaciones en los últimos meses con funcionarios del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) en medio de continuas protestas por las políticas federales de detención.

El alguacil del condado de Contra Costa, David Livingston, dijo que varios factores llevaron al condado a cortar los lazos con el ICE, incluidos los crecientes costos y las protestas de la comunidad.

“La gestión de las protestas en Richmond se ha vuelto costosa y requiere mucho tiempo para nuestro personal”, dijo el sheriff. Los fondos estatales y locales completarán los ingresos que faltan y no se prevén despidos debido a la cancelación del contrato, dijo Livingston.

RELACIONADO: Fiscalía de Filadelfia no apoya renovar contrato con ICE

ICE le paga al condado de Contra Costa 6 millones de dólares por año para encarcelar hasta 200 personas por día que se cree viven ilegalmente en los Estados Unidos, y la cárcel genera alrededor de la mitad de eso, dijo el alguacil. Agregó que sin un aumento en lo que paga ICE, el contrato ya no será rentable debido a los crecientes costos de personal.

La agencia tiene 120 días hasta que el contrato finalice formalmente.

ICE tiene contratos con varias cárceles de California y una prisión estatal para albergar a unos 3,800 detenidos que se enfrentan a la deportación o que buscan asilo, mientras que los jueces de inmigración deciden sus casos.

La decisión del condado perjudicará los esfuerzos para hacer cumplir las leyes de inmigración, dijo el vocero de ICE, Richard Rocha. La agencia podría tener que alojar a los reclusos más lejos de sus familiares, dijo.

“Ahora, en lugar de estar alojado cerca de familiares o abogados locales, ICE puede depender de su sistema nacional de espacio de reclusión para ubicar a los detenidos en lugares más lejanos, reduciendo las oportunidades de visitas familiares en persona y coordinación de abogados”, explicó Rocha en un comunicado.

TE PODRÍA INTERESAR: ¿Qué ocurre tras un cateo rutinario del ICE?

El supervisor John Gioia, que representa a la ciudad donde se encuentra la cárcel, dijo que cancelar el contrato fue una buena decisión. “El precio que pagamos por la erosión de la confianza con nuestras familias inmigrantes es una buena razón para cancelar el contrato”, dijo Gioia.

El condado de Sacramento notificó a ICE el mes pasado que terminaría un acuerdo similar. El Condado de Monterey terminó su contrato en diciembre.

ES TENDENCIA:

Top Stories