Con estilo… y saludable

Elige los lentes oscuros adecuados para que te brinden protección a tus ojos.

Cuida tu vista de los rayos del sol.

Si usar lentes oscuros te parece frívolo o un asunto de moda, reconsidera.
Su uso te ayuda a prevenir enfermedades como terigión o carnosidad, la cual está directamente relacionada con la exposición a los rayos solares, pero también incide -junto con otros factores-, en cataratas y degeneración macular, coinciden oftalmólogos.
Eso sí, debes elegir los correctos. Considera que no solo por ser oscuros brindan protección, es necesario que cuenten con filtro de prevención de rayos ultravioleta.
Los daños tienen que ver con el tiempo de exposición al sol sin protección, plantea el oftalmólogo Jaime Álvarez Delgado.
El problema con la luz ultravioleta es que los efectos se van acumulando, agrega.
Guillermo Salcedo, oftalmólogo de la Asociación para Evitar la Ceguera en México, precisa que los especialistas aconsejan el uso de estos lentes especialmente a quienes por localización geográfica y actividad pasan mucho tiempo bajo los rayos del sol.
Aun si no pasas mucho tiempo expuesto al sol, su uso no te hace daño, coinciden los especialistas.

Enmarca tu mirada
Elige los lentes que más te favorecen, así los usarás de forma habitual.

  • Toma tu tiempo al revisar los armazones y pruébalos una y otra vez.
  • Considera la forma de tu rostro.

Tips para cuidarlos

  • Solo límpialos con paños especiales
  • Rocíalos con sustancias limpiadoras que venden en la mayoría de las ópticas
  • No los dejes nunca sin estuche
  • No pases los dedos sobre la superficie
  • Empácalos con cuidado para que no pierdan la forma

Elige los adecuados

● Adopta un nuevo hábito: Si vas a estar al aire libre, especialmente en las horas de mayor riesgo, es decir, de las 10:00 a las 16:00 horas, usa tus lentes oscuros.
Vanesa Flores Peredo, oftalmóloga del ISSSTE y miembro de la Sociedad Mexicana de Oftalmología y Jaime Álvarez Delgado, oftalmólogo del IMSS, te sugieren que tus lentes cubran los siguientes requisitos.
● Bloqueo mayor al 75 por ciento de los rayos ultravioleta (UV).
Sean lentes de plástico o de vidrio absorben la luz UV. El simple hecho de usar lentes con filtro con rayos ultravioleta ya  proporciona protección.
Considera que algunas etiquetas dicen “absorción de UV hasta 400nm”. Esto equivale a una absorción del 100 por ciento de luz UV.
● Verifica el nivel del filtro.
Hay lentes con graduación en filtros van del uno al cuatro.
Es recomendable el uso de lentes con filtro de 2 a 3. El filtro 4 se aconseja en personas que realizan deporte extremo.
Acude a ópticas establecidas para asegurarte de que los lentes que se comercializan en éstas cuentan con filtros contra los rayos ultravioleta.

Si usas lentes graduados…
● Solicita que se les coloque un filtro contra los rayos de sol.
● Cuando te expones al sol, el lente se oscurece y brinda la protección.
● Otra opción es adquirir micas con protección que puedan adaptarse a los anteojos.
● Los lentes fotocromáticos  se oscurecen automáticamente ante la luz brillante y se aclaran cuando hay poca luz.
● Son buenos para absorber la luz UV, aunque necesitan tiempo para adaptarse a las diferentes condiciones de luz.

¿Polarizados?
● Cortan los reflejos de luz que rebotan en superficies lisas como el pavimento, pero no tiene nada que ver con la absorción de la luz UV.
● Estos lentes disminuyen los reflejos, pero no necesariamente cuentan con filtros contra rayos ultravioleta.

Acabados
● Si están esmerilados y pulidos mejoran la calidad de los lentes.
● Los lentes que no son esmerilados y pulidos no dañan los ojos.
● La mayoría son de plástico. Son más resistentes que los de vidrio, pero se rayan con facilidad.
● Si compras lentes de policarbonato revisa que tengan revestimiento resistente a rayones.

Top Stories