Enfermedad lo deja sin lengua y a punto de perderlo todo (VIDEO)

Martín Peña vive un calvario en el peor de los silencios. Todo empezó el año pasado cuando el mexicano de 46 años se quejó de un dolor de oido que pensaba era una simple infección.

“De momento le salió una bolita en el cuello, él empezó a sentirse mal. Los resultados indicaron que tenía cáncer en la lengua”, contó a MundoHispánico Graciela Zúñiga, esposa de Peña.

Luego el tumor maligno progresó a la garganta, empeorando la situación de Peña, oriundo del estado de Hidalgo, quien toda su vida se ha dedicado a trabajar en viveros como agricultor y no fuma, ni toma.

Martín Peña utiliza una sonda para alimentarse.

” A él le cortaron la lengua para quitarle el cáncer”, agregó Zúñiga, “pero ahora estamos enfrentando otra operación que cuesta $12,000. Hay que pagarla por completo y necesitamos ayuda. Muchas veces no tenemos ni para comprarle la leche especial que tiene que comer”.

Entre lágrimas, Martín y su esposa desde hace 15 años, expresaron el sufrimiento que tienen que vivir a diario por no tener cómo costear las necesidades más básicas.

“Económicamente estamos mal porque yo no puedo trabajar, tengo que estar con él apoyándolo. A veces no tenemos ni para pagar la luz. Sólo mi hijo trabaja y es el único que nos ayuda con lo poquito que gana y casi siempre ese dinero lo usamos para comprarle la leche que toma”, expresó Zúñiga mientras limpiaba sus lágrimas.

La pareja tiene tres hijos, sin embargo, sólo cuentan con el apoyo de uno de ellos , ya que es el único que puede trabajar.  Su sueldo de entre $300 y $400 semanales no es suficiente para cubrir todos los gatos que tiene la familia.

Después de tres intervenciones quirúrjicas ahora Martín sólo puede emitir sonidos, la mayoría de ellos incomprensibles porque gran parte de su lengua fue removida.

Y aunque Peña hoy está libre de cáncer todavía debe ser sometido a otra operación y para poder realizala, la Clínica del la Universidad de Miami le ha exigido pagar la intervención en su totalidad, algo que tiene a la familia desesperada y a Martín sumido en una gran tristeza.

Otra de las grandes dificultades que enfrenta el matrimonio es el temor de ser detenidos por inmigración. Peña cruzó por primera vez la frontera en el año 90 sin documentos. Fue deportado en 1997 y a los dos meses volvió a Estados Unidos a reencontrarse con su familia.

Si usted desea ayudar a esta familia lo puede hacer hacienda un donativo a la cuenta de banco que aparece en el video.

Top Stories