Así ocultaban ingresos del extranjero dos de los principales líderes de campaña de Trump

Rick Gates, quien fuera mano derecha del ex jefe de la campaña electoral del presidente Trump, Paul Manafort, declaró ante un jurado este martes que durante años ambos ocultaron millones de dólares en ingresos provenientes del extranjero como si fueran préstamos para reducir la factura tributaria de Manafort.

Rick Gates, el testigo estrella del gobierno, contó cómo él y Manafort utilizaron más de una docena de compañías ficticias offshore y cuentas bancarias en Chipre para canalizar el dinero, todo mientras ocultaban del Servicio de Impuestos Interno de Estados Unidos (IRS por sus siglas en inglés) las cuentas y los ingresos.

“En Chipre, fueron documentados como préstamos. En realidad, era básicamente dinero moviéndose entre cuentas”, dijo Gates durante su segundo día de testimonio en el juicio por fraude financiero de su ex jefe.

RELACIONADA: Ordenan cárcel para Paul Manafort: 5 datos sobre el ex jefe de campaña de Trump

Los fiscales convocaron a Gates, descrito por testigos como el “hombre de confianza” de Manafort, para darles a los jurados la información de primera mano de un conspirador que, según dicen, ayudó a Manafort a llevar a cabo un elaborado esquema de evasión fiscal y fraude bancario. Gates también brindó el primer testimonio que se superpone con la campaña presidencial de Donald Trump.

Los abogados defensores de Manafort han intentado pintar a Gates como un malversador, un mentiroso y el instigador de cualquier conducta delictiva. Han intentado varias veces de impugnar su credibilidad ante el jurado.

Gates entró a los tribunales abarrotado un día después de que reconoció tranquilamente haber malversado cientos de miles de dólares de Manafort y dijo que los dos habían cometido crímenes juntos escondiendo dinero en cuentas bancarias extranjeras y falsificando documentos de préstamos bancarios.

Manafort y Gates fueron las dos primeras personas acusadas en la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre los posibles vínculos entre Rusia y la campaña de Trump. Pero Gates se declaró culpable meses después y acordó cooperar en la investigación de Mueller sobre Manafort, el único estadounidense acusado por el abogado especial de optar por el juicio en lugar de declararse culpable.

El caso contra Manafort tiene poco que ver con el trabajo que los dos hombres realizaron para la campaña de Trump y no se ha debatido durante el juicio si la campaña de Trump coordinó con Rusia, la pregunta central que el equipo de Mueller ha intentado responder. Pero Trump ha mostrado interés en los procedimientos, tuiteando el apoyo a Manafort y sugiriendo que ha sido tratado peor que el gángster Al Capone. Hoy, a través de su testimonio, Gates conectó una parte de los cargos de fraude bancario contra Manafort con su papel en la campaña de Trump.

Top Stories