Hilmary Moreno Berrios, de 29 años, solicitó a la conductora las llaves de vehículo y le arrojó una serpiente negra viva. Sin embargo, las cosas no salieron bien para ella ya que chocó contra unas barricadas y terminó en el hospital. Ahora enfrenta cargos por robo de auto, daños agravados a propiedad y cinco violaciones de tránsito.