“No estoy feliz”, dice Trump tras quedarse sin apoyo de su partido para construir el muro


Los legisladores republicanos en realidad nunca quisieron construir el muro que exigía el presidente Donald Trump. No es una prioridad, como los recortes fiscales, que son la razón de ser de la política interna republicana. Y no fue su promesa de campaña, como lo fue la de derogar y reemplazar el Obamacare.

El distintivo grito de campaña del presidente Donald Trump —“¡Construyan el muro!”— siempre fue más un eslogan que una política. Una “metáfora”, la han llamado los republicanos, una clave para los más complicados sacrificios que se necesitarían para llegar a un acuerdo de inmigración y seguridad fronteriza. Un elemento de suspenso “MacGuffin”, como lo calificó un exasesor del Partido Republicano este martes, cuya mera función es motivar la acción, o en el caso de Trump, su campaña.

Por eso el financiamiento del muro nunca se concretó cuando los republicanos controlaban el Congreso, y por eso ahora parecen deseosos de aceptar mucho menos de los 5,700 millones de dólares exigidos por Trump en un pacto con los demócratas para evitar otro cierre parcial del gobierno.

TE PUEDE INTERESAR: Declaran culpable al ‘Chapo’ Guzmán por narcotráfico

Alfonso Aguilar, funcionario del Departamento de Seguridad Nacional durante la presidencia de George W. Bush, dijo que el muro de Trump se volvió tan “tóxico” que ahuyentó el apoyo. Incluso el financiamiento rutinario para barreras y cercas fronterizas que han sido parte de la política de seguridad durante más de década —ya están construidos unos 1,100 kilómetros (700 millas)— quedó vedado.

Trump

“El problema es que el presidente solo habla de su gran, hermoso muro”, dijo Aguilar, el presidente de la Asociación Latina por los Principios Conservadores.

Y para Trump, agregó, eso rápidamente se convierte en un punto de partida para atacar a los traficantes de drogas y de personas en las caravanas en la frontera, aunque es claro que la gran mayoría de los inmigrantes que quieren entrar al país sin autorización no son estos criminales.

TE PUEDE INTERESAR: Hawaii recibe inusual nevada y nieve vuelve a azotar EE.UU.

“El lenguaje lastima a Trump”, dijo Aguilar. “Lo que no nos gustó fue el tono con relación al muro”.

Claro que los republicanos quieren proteger las fronteras. Ambos partidos lo desean. Pero tienen diferentes opiniones sobre cómo hacerlo. Y, más importante parar reunir los votos en el Congreso, difieren en cuánto pagar por ello y qué cambios inmigratorios sacrificar.

El senador Ron Johnson, republicano de Wisconsin y presidente de la Comisión de Seguridad Nacional, recuerda una conversación en la que le preguntó a Trump durante la campaña presidencial: “‘¿Sí comprende que es más complicado que solo construir un muro?’ Dijo que lo comprendía”.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+