EE.UU. dice que niña guatemalteca muerta no parecía enferma

blank
blank

La niña y su padre, Nery Gilberto Caal Cuz, de 29 años de edad, fueron detenidos junto con el numeroso grupo cerca del cruce fronterizo de Antelope Wells alrededor de las 9:15 de la noche del 6 de diciembre. La zona remota y montañosa alberga pueblos fantasma y edificios abandonados de la época del Viejo Oeste. Es un terreno inmisericorde en el que Gerónimo hizo su última defensa y que permanece aislado en su mayor parte; no tiene servicio de telefonía celular y cuenta con pocos caminos. El puerto oficial de entrada tiene poca actividad durante su horario de 10 am a 4 pm.

El grupo fue detenido en una de las 17 bases de operación en Arizona, Nuevo México y Texas, instalaciones austeras construidas en años recientes para incrementar la presencia de autoridades federales en zonas extremadamente remotas. Los agentes viven ahí y trabajan en tareas semanales, debido a que conducir diariamente hasta ahí desde sus estaciones les tomaría demasiado tiempo.

Jakelin y su padre estuvieron detenidos en la instalación, con agua y alimentos, pero sin asistencia médica.

Funcionarios del CBP señalaron que conducir de Antelope Wells a la estación más cercana de la Patrulla Fronteriza, en Lordsburg, puede tomar varias horas.

Ya con los migrantes, los agentes recurrieron a un formato de admisión que dice: “La inspección de ingreso será realizada por personal profesional o que haya sido capacitado para reconocer el estado de conciencia, la calidad de capacidad motriz, fiebre y otros síntomas de enfermedad al ingresar a las instalaciones”.

ES TENDENCIA:

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+
blank