Navidad saludable con los mejores 10 consejos

  • Se acerca la Navidad y el festejo, pero si quieres disfrutarla de forma saludable, ¡no dejes de checar estos consejos!
  • Una Navidad saludable es el equilibrio físico, mental y espiritual que te permita celebrar
  • El secreto está en el equilibrio, ¡pero mira lo que te contamos!

Si quieres disfrutar de una Navidad saludable, necesitas buena predisposición, un plan de platillos deliciosos, amigos y familiares… ¡y estos consejos para seguir!

Consejos para una Navidad saludable

Navidad saludable

ShutterStock

1. Modérate con el alcohol

Todos tendemos a beber más en estas fiestas. Bridamos, nos reencontramos, socializamos en las fiestas… pero recuerda que el exceso de alcohol es perjudicial en todas las épocas del año.

Puedes beber durante la celebración, pero hazlo despacio y bebe abundante agua intercalada con los tragos.

2. Prevée una resaca

Si lo de la moderación no es lo tuyo y ya sabes que vas a beber de más, sabes también que en la mañana siguiente te golpeará una tremenda resaca.

Para intentar evitarla, consume alimentos mientras estás bebiendo en la fiesta y bebe abundantes líquidos sin alcohol para retardar la absorción del mismo en la sangre. Si bebes mucho, no podrás evitarla. Una vez que llega, tardará unas 24 horas en desaparcer.

Ten calma e intenta descansar.

3. Cuidado con lo que comes y cuánto comes

Sí, los platillos de Navidad son deliciosos y da mucho gusto atiborrarse. Pero también son muy calóricos. Prueba de todo pero con mesura. Cuidado con salsas y guarniciones el día de la fiesta y, los otros días, intenta compensar y equilibrar comiendo fruta, vegetales y alimentos bajos en grasas.

Tu colesterol, nivel de azúcar en la sangre y triglicéridos te lo agradecerán.

4. Ojo con la sal

Otro de los problemas de la comida de Navidad es que suele ser muy alta en sodio. Por alguna razón nos gusta abusar de la sal en nuestros platillos especiales. Eso puede disparar tu hipertensión, además de hacerte retener líquidos.

¿Qué tal si pruebas a sustituirla por especias y hierbas aromáticas? ¡Dan buen resultado!

5. Huye del azúcar en exceso

Los postres son casi “obligatorios” en estas fiestas. Hay de todo y de todas las formas. Desde los ponches hasta los bastones del árbol de Navidad.

El día de la celebración, puedes comer un poco de cada uno, pero no te atiborres para que tu azúcar en sangre no se vaya por las nubes. Los días entre medio, intenta no consumirlos y sustituir tus antojos por frutas.

Navidad saludable

ShutterStock

 

6. No te enojes en Navidad, tu corazón te lo agradecerá

A veces es inevitable y es otro de los clásicos de las reuniones familiares. Siempre hay peleas o rencores que arrastramos durante todo el año y estallan en el momento menos indicado: Navidad.

Por eso, intenta mantener la calma, no estalles, no provoques ni te dejes provocar. Es una ocasión para disfrutar, no para discutir. Tu corazón te lo agradecerá, no hagas que se acelere, sobre todo si tienes problemas cardiacos previos. Que reine la paz.

7. Es mejor llegar tarde que no llegar

Seguro que con las compras de última hora, el tráfico y los imponderables, te encuentras en la carretera en tu vehículo con los segundos contados.

Bueno, respira hondo y mantén la calma. No corras. Es mejor llegar tarde que no llegar nunca. Para ti y para los que te esperan.

Si vas a conducir en zonas con nieve o lluvia, sé extremadamente cauteloso. Lo mejor es que revises el pronóstico para estar preparado y alerta con todo lo necesario.

8. Si te sientes triste, pide ayuda

Las personas que sufren depresión son especialmente vulnerables en estas fechas. Si eres una de ellas, anticípate y pide ayuda en cuanto sientas que la tristeza te embarga.

Si no es tu caso, pero sabes que alguien a tu alrededor esté sufriendo, checa que se sienta bien y cuidado para que no tenga un crisis peor. Al fin y al cabom de eso se trata el espíritu navideño.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+