Propietario del National Enquirer admite que ocultó historias para beneficiar a Trump


La casa matriz de revistas que incluyen al National Enquirer, Us Weekly e In Touch, ha admitido que fue parte de una práctica periodística dudosa para “recolectar y matar” historias para ayudar a Donald Trump a convertirse en presidente.

Los fiscales federales revelaron el miércoles que habían acordado no procesar a American Media Inc. (AMI) por ayudar en secreto a la campaña de Trump pagándole 150,000 dólares a la modelo de Playboy Karen McDougal por los derechos de su historia sobre un presunto amorío con el entonces candidato presidencial.

La compañía luego suprimió intencionalmente la historia de McDougal hasta después de la elección.

La revelación del miércoles atrajo una atención especial a la práctica en el que un medio de comunicación paga por los derechos exclusivos de la historia de alguien sin intención de publicarla, ya sea como un favor para un sujeto famoso o para obtener influencia sobre la persona.

TE PUEDE INTERESAR: Más de 30 ciudades se oponen a restricciones migratorias de Trump a quienes usan beneficios públicos

Las empresas de medios tienen el derecho de no publicar historias, pero AMI reconoció que sus pagos a McDougal se realizaron específicamente para ayudar a Trump y se hicieron “en coordinación” con su campaña.

Los fiscales dijeron que hace que el pago sea una contribución de campaña corporativa ilegal.

Los fiscales anunciaron su acuerdo de cooperación con AMI el mismo día en que el exabogado de Trump Michael Cohen fue condenado a tres años de prisión por varios delitos, incluida la ayuda para orquestar el pago a McDougal.

El acuerdo de no procesamiento también requiere que AMI capacite a los empleados sobre los estándares de la ley electoral federal y que contrate a un abogado para consultar sobre pagos futuros “para adquirir historias que involucren a personas que se postulan para un cargo”.

MIRA TAMBIÉN: Jueza permite apelación a retrasos en pedidos de asilo a inmigrantes

The Associated Press ha informado que AMI mantuvo una caja fuerte que almacenaba documentos sobre pagos de dinero secreto a McDougal y otras historias dañinas que no publicó como parte de su relación con Trump, quien desde hace mucho tiempo es amigo del presidente de la compañía, David Pecker.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+