El día de mayor proximidad será el este sábado. Según la Agencia Espacial Europea (ESA), decenas de ojos estaràn pendientes a lo que pueda ocurrir con este asteroide.

“La observación se ha logrado gracias a una colaboración recientemente establecida entre la ESA y el Observatoire des Makes, en la isla francesa de La Reunión, en el Océano Índico”, dijeron. La ubicación de este observatorio ha sido de gran ayudar para ver la roca desde que se encontraba más cercana al Sol. 

“El objeto se volverá progresivamente más brillante, en su camino hacia un acercamiento cercano con la Tierra el 25 de mayo, cuando se espera que alcance la magnitud 12.5.”, informaron.

El objetivo de esta agencia espacial, así como el de la NASA, es utilizar todas las herramientas de observación posibles. Recopilar información es clave.