NASA descubre lo imposible: Encuentran agua en un cráter de la luna

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.

La NASA por fin ha logrado confirmar la existencia de agua en la luna.

Lo ha hecho por medio del avión Boeing 747 al que ha llamado SOFIA (Stratospheric Observatory for Infrared Astronomy), y el resultado ha representado un panorama alentador para los científicos.

Este descubrimiento podría indicar que la distribución del agua se da más allá de la superficie lunar en el que fue hallada por primera vez; es decir, que el agua se encontraría distribuida en toda la superficie lunar y no estaría limitada a las zonas más frías y oscuras.

La NASA descubre la existencia de agua en la superficie lunar: ¿Qué significa este hallazgo para la ciencia?

  • La NASA confirma la existencia de agua en la luna gracias al avión Boeing 747 llamado SOFIA
  • El descubrimiento podría indicar que el agua puede estar distribuida en toda la superficie lunar y no solo en el cráter en el que fue hallada
  • La NASA confía en que, gracias a este hallazgo, se podrán crear mapas más adecuados para futuras exploraciones lunares

El avión SOFIA detectó moléculas de agua en el cráter Clavius, reconocido por ser uno de los más grandes y con mayor visibilidad desde la tierra.

En exploraciones pasadas, se había detectado la existencia de una forma de hidrógeno en la superficie lunar; sin embargo, en ese entonces no se pudo determinar si se trataba de agua o de hidroxilo.

De acuerdo con los datos obtenidos, el agua se encontraría en concentraciones equivalentes a una botella de agua de 12 onzas, o 354 mililitros, aproximadamente.

Paul Hertz, director de la división de astrofísica de la NASA, externó que “Habíamos tenido indicios de que el agua tal como la conocemos podría estar presente en el lado de la luna iluminado por la luz solar. Ahora sabemos que esto es cierto. Este descubrimiento desafía nuestro entendimiento de la superficie lunar, y crea más cuestionamientos acerca de los recursos relevantes para realizar una profunda exploración espacial.”

Una de las principales preguntas corresponde al origen de la aparición de agua en la luna y los mecanismos que permiten que esta logre subsistir en las condiciones de la superficie lunar.

Foto: Shutterstock

Descubre la existencia de agua en la luna gracias al avión SOFIA

El hallazgo realizado por SOFIA, si bien valioso para la NASA, todavía tiene muchas preguntas por contestar.

Por ejemplo, si el agua localizada en la superficie lunar puede ser utilizada como recurso natural.

Sin embargo, la NASA se encuentra en una carrera por analizar las muestras y generar tanto conocimiento como sea posible ante el inminente envío de una exploración lunar en 2024.

Casey Honnibal, investigador de la Universidad de Hawái en Honolulu, aseguró que “Desde antes de las observaciones realizadas por SOFIA, sabíamos que había un tipo de hidratación en la luna.”

El boeing 747 de la NASA ha ofrecido una manera innovadora de ‘explorar’ la luna. Es capaz de volar a altitudes de hasta 45,000 pies y recuperar información por medio de un potente telescopio de 106 pulgadas de diámetro, con el cual ha podido descubrir una concentración de agua en el cráter Clavius.

Honiball también añadió que “Sin una atmósfera densa, el agua en la parte iluminada de la superficie lunar debería perderse en el espacio. Sin embargo, por alguna razón, la podemos ver. Hay algo que está generando agua.”

¿A qué se debe la concentración de agua? Un misterio que la NASA intentará resolver en futuras exploraciones

Hay varios factores que podrían entrar en juego al tratar de explicar la generación de agua en la luna.

Por ejemplo, se cree que los micrometeoritos que caen en la superficie lunar podrían estar cargados de pequeñas cantidades de agua que se albergarían en la superficie lunar al momento del impacto.

Otra de las posibilidades que se contemplan es un proceso de dos etapas, en el que el viento solar envía hidrógeno a la superficie lunar y causa una reacción química con minerales cargados de oxígeno que, finalmente, crean hidroxilo. Además, se cree que la radiación de los micrometeoritos podría estar transformando el hidroxilo en agua.

Foto: Shutterstock

De acuerdo con Naseem Rangwala, científico del proyecto SOFIA del Centro de Investigación Ames en Silicon Valley, “Esta es, de hecho, la primera vez que SOFIA ha echado un vistazo a la luna, y no estábamos del todo seguros de que podríamos recuperar información confiable; sin embargo, las preguntas acerca de la existencia de agua en la luna nos llevaron a intentarlo”; finalizó diciendo que “Es increíble que este descubrimiento fuera resultado de lo que, en teoría, fue una prueba, y ahora que sabemos que podemos hacer esto, estamos planeando más vuelos para realizar más observaciones.”

SOFIA: el avión de la NASA que descubrió la existencia de agua en la superficie lunar

Los siguientes vuelos de SOFIA, de acuerdo con la NASA, tendrán como objetivo localizar agua en las partes iluminadas de la luna en las diferentes fases lunares.

Esto, aseguran, es para conocer más acerca de la manera en la que se produce, almacena y distribuye el agua en la luna.

Los expertos de la NASA también creen que el agua podría estar atrapada en pequeñas sombras en las que las temperaturas son gélidas.

Jacob Bleacher, jefe de exploración de la NASA, declaró en un comunicado que “El agua es un recurso valioso, tanto para propósitos científicos como para el uso de los exploradores. Si podemos usar estos recursos en la luna, entonces podemos cargar con una menor cantidad de agua y utilizar más equipo que nos permitirá realizar nuevos descubrimientos científicos.”

Foto: Shutterstock
Regresar al Inicio