Murió asesino en serie hispano Rodney Alcalá, sospechoso de 130 muertes en EE.UU.

Rodney Alcalá, un asesino en serie hispano conocido sospechoso de matar a hasta 130 mujeres, murió este sábado en California a los 77 años.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Foto: AP
  • Rodney Alcalá, conocido como el “asesino del Juego de Citas”, falleció este sábado en un hospital en California.
  • Se sospecha que pudo matar hasta 130 mujeres en Estados Unidos.
  • Con 77 años, esperaba su ejecución en California.

Rodney Alcalá, un hispano conocido como el “asesino en serie del Juego de Citas” sospechoso de matar a hasta 130 mujeres en Estados Unidos, murió este sábado en un hospital en California mientras esperaba su ejecución, informaron las autoridades.

Alcalá, de 77 años, fue trasladado desde el corredor de la muerte de una cárcel de California a un hospital en el valle de San Joaquin, donde murió por “causas naturales”, indicó en un comunicado el Departamento Correccional y de Rehabilitación de California.

Murió asesino en serie hispano Rodney Alcalá

Murió asesino en serie hispano
Murió asesino en serie hispano Rodney Alcalá. Foto: Twitter

Originario de Texas e hijo de padres mexicanos, fue condenado a la pena de muerte en 2010 por el asesinato de cuatro mujeres y una niña de 12 años. Luego, recibió otra condena en 2013 por matar a otras dos víctimas en Nueva York.

Las autoridades sospechan que pudo matar a hasta 130 mujeres y niñas en la década de 1970, además de violar a varias, antes de ser detenido y encarcelado en 1979, fecha desde la que permaneció en prisión aunque sus litigios tardaron décadas en resolverse.

Culpable de tortura, violación y asesinatos

Murió asesino en serie hispano Rodney Alcalá. Foto: Twitter

De acuerdo a EFE, su condena a muerte estaba relacionada con el asesinato de Robin Samsoe, de 12 años, quien fue raptada mientras iba en bicicleta a su clase de ballet el 20 de junio de 1979 en Huntington Beach, al sureste de Los Ángeles.

El mismo jurado halló culpable a Alcalá de la tortura, violación y asesinatos de Jill Barcomb de 18 años, ocurrido en 1977; Georgia Wixted, de 27 años, en 1978; Charlotte Lamb, de 32 años, en 1978 y Jill Parenteau, de 21 años, en 1979.

Confesó algunos de sus más cruentos asesinatos

Murió asesino en serie hispano
Murió asesino en serie hispano Rodney Alcalá. Foto: Twitter

En otro juicio celebrado en la ciudad de Nueva York en 2013, Rodney Alcalá admitió que violó y estranguló en 1971 a Cornelia Crilley, una azafata de 23 años, en el apartamento de la víctima en el Upper East Side de Manhattan.

Además, confesó que seis años más tarde, asesinó a la bióloga Ellen Hover, también de 23 años, cuyo cuerpo fue encontrado once meses después en un bosque del condado de Westchester, al norte de Nueva York.

Pruebas de ADN lo asociaron a diversas víctimas

Murió asesino en serie hispano
Murió asesino en serie hispano Rodney Alcalá. Foto: Twitter

Lo acusaron nuevamente en 2016 después que pruebas de ADN lo relacionaran con la muerte en 1977 de una mujer de 28 años cuyos restos fueron encontrados en una zona remota en el suroeste de Wyoming, según Associated Press.

Sin embargo, un fiscal dijo que Alcalá estaba demasiado enfermo para enfrentar juicio por la muerte de la mujer, que tenía seis meses de embarazo cuando murió. Como fotógrafo aficionado y exestudiante de la Universidad de California, Alcalá tenía un muy alto coeficiente intelectual.

Autoridades publicaron decenas de fotos de sus víctimas

Foto: Twitter

Alcalá, quien se dice que solía ser apuesto y carismático, engañaba a muchas de sus víctimas con la excusa de tomarles fotografías. Las autoridades le hallaron cientos de imágenes de sus víctimas. Llegó a estar en la lista de los más buscados del FBI, según El País.

En enero de este año, las autoridades de Huntington Beach (California) publicaron decenas de esas fotos con la esperanza de que el público les ayudara a identificar a las personas retratadas, y determinar si pudieron ser víctimas de Alcalá.

Guardaba aretes como “trofeos”

Murió asesino en serie hispano Rodney Alcalá. Foto: Archivo

“Estamos hablando de una persona que salía a cazar personas en el sur de California porque le gustaba hacerlo”, señaló el fiscal del condado Orange, California, Matt Murphy, durante el juicio del acusado.

Los aretes de sus víctimas que guardaba como trofeos contribuyeron a sentenciarlo a muerte, aunque el gobernador Gavin Newsom suspendió las ejecuciones mientras esté en el cargo. Los investigadores aseguran que quizá nunca se sabrá el verdadero número de víctimas de Alcalá.

Su participación en el programa “Juego de citas”

Foto: YouTube

Alcalá se hizo conocido por haber aparecido en 1978 en un concurso televisivo llamado “Juego de Citas”. Fue elegido para ser concursante a pesar de haber cumplido ya dos condenas de prisión y ser un delincuente sexual registrado.

En el programa, transmitido por ABC, Alcalá fue introducido como un “fotógrafo de éxito” y logró ganar el concurso, obteniendo una cita con la “soltera” Cheryl Bradshaw, quien posteriormente se negó a salir con él, de acuerdo con informes publicados, porque ella lo encontró “espeluznante”. Ver video.

Educación y diagnósticos mentales

Más ataques con cuchillo
Murió asesino en serie hispano Rodney Alcalá. Foto: Archivo

Alcalá se unió al Ejército de Estados Unidos en 1960, a los 17 años, donde se desempeñó como secretario. En 1964, después de lo que fue descrito como un “ataque de nervios”, se le diagnosticó un trastorno antisocial de la personalidad​ por un psiquiatra militar y dado de baja por razones médicas.

Más tarde, otros diagnósticos  incluían trastorno narcisista de la personalidad, trastorno límite de la personalidad, y (del experto en homicidio Vernon Geberth) trastorno de la personalidad narcisista maligna con psicopatía y sadismo sexual comorbilidades.

Su vida

Murió asesino en serie hispano Rodney Alcalá. Foto: Twitter

Después de dejar el ejército, Alcala se graduó de la UCLA School de Bellas Artes y más tarde estudió cine utilizando el nombre de “John Berger” para evadir una orden de detención y fue estudiante de Roman Polanski en la Universidad de Nueva York.

En 1978, Alcala trabajó durante un breve periodo de tiempo en el diario Los Angeles Times, como compositor tipográfico, y fue entrevistado por los miembros del grupo de trabajo sobre el Hillside Strangler.

 

Continua artículo relacionado