Mujer se venga de su acosador en el trabajo con su trasero (VIDEO)

  • El roce constante y toqueteos “sin querer” son los primeros indicios de acoso sexual. No lo permitas.
  • Una mujer sufría acoso sexual por parte de un compañero de trabajo, conoce cómo le puso un alto y tomó su venganza.
  • En caso de sufrir acoso sexual en el trabajo, debes saber no estás sola y que existen instituciones que te pueden brindar la ayuda pertinente.

Aunque nos encontramos en pleno Siglo XXI y se ha avanzado en los derechos de la mujeres e igualdad de género. La realidad es que muchas mujeres aún viven situaciones de acoso sexual en sus sitios de trabajo. Te platicamos el caso de una mujer que tomó venganza de su acosador de una manera peculiar.

Esto se debe a que muchos hombres, no ven en ellas a sus compañeras de trabajo, sus iguales, sino como un objeto sexual. Como mujer debes saber que un acercamiento indeseado no es normal y que no debes aceptarlo. Sin embargo, lo que es una realidad es que en el momento del acoso, las víctimas no saben cómo reaccionar y es que también depende del contexto.

una mujer

shutterstock

Una mujer que padecía a diario de toqueteos, caricias e incluso, en zonas como su trasero, estaba harta y desesperada de la situación. Pues cuando hablaba acerca del hecho con el acosador, este simplemente lo negaba y jamás hacía contacto visual. Por su parte, cuando ella comentaba el acoso que recibía de un compañero en la oficina era creída por pocos. Entonces empezó a idear una forma de tomar venganza. 

Un día, el hombre que acosaba a esta mujer, rebaso los limites y le agarro la nalga de manera directa. Es decir, antes la tocaba en supuestos “roces” o sin querer. Pero esta vez el sujeto había dejado claro su intención.

La mujer sintió mucha frustración, enojo, impotencia y no sabía qué hacer, pues sabía que nadie tenía derecho a tocar su cuerpo sin su consentimiento. Pero si las veces anteriores en que había querido hablar con él y dejarlo en evidencia con los demás no había funcionado ¿entonces qué si lo haría? Entonces una idea brillante de venganza  llegó a su mente.

Después del “ataque” sufrido, la mujer buscó a su acosador y cuando lo encontró paso junto a él y se detuvo a un costado, dejando su trasero a la altura de aquella mano con la que la había tocado y se echó un pedo. Sí, leíste bien, un pedo.  El sujeto estaba en shock, no sabía como reaccionar entre el desagrado, la sorpresa, el enojo. Pero si bien, era una acción que quizás se merecía tras días y días de acoso sin parar. La mujer satisfecha del logro obtenido regreso a su lugar con una gran sonrisa.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+