Capturan a mujer por presuntamente falsificar recetas médicas para obtener drogas


Una mujer que trabajaba en un centro de salud fue detenida por presuntamente falsificar recetas médicas para obtener drogas.

La detenida, identificada como Vanessa Hernández, de 28 años, trabajaba en un consultorio médico en San Antonio, Texas, donde supuestamente había falsificado múltiples recetas con el objetivo de comprar drogas ‘avaladas’ por un especialista.

Según reseñó el portal KSAT, la policía de San Antonio, junto al Departamento de Seguridad Pública de Texas, investigó el caso que terminó con el arresto de Hernández este miércoles.

TE PUEDE INTERESAR: ÚLTIMA HORA: Trump firma orden restringiendo solicitudes de asilo

Ahora, la mujer está siendo acusada de obtener drogas por vías fraudulentas, indicó el referido medio.

En la declaración jurada de arresto se mencionó que el caso surgió después de que una tienda farmacia Walgreens contactara al consultorio médico tras sospechar que la prescripción de Alprazolam era falsa.

El Alprazolam, detalló el mencionado diario, es una droga que comúnmente se conoce como Xanax.

Entonces, la policía de San Antonio decidió comenzar las investigaciones.

La misma declaración jurada indicó que los investigadores del Departamento de Seguridad Pública ejecutaron una auditoría en el consultorio y hallaron 20 recetas médicas falsas escritas entre junio y septiembre de este año.

A través de su actividad en el sistema computarizado de la clínica y por las cámaras de vigilancia de la tienda Walgreens, la policía logró descifrar el vínculo entre Vanessa Hernández y las prescripciones falsas.

Tras recabar las evidencias, los agentes detuvieron a la hispana a quien ahora acusan de falsificar recetas médicas.

Arrestados por lo que hicieron en auto

En otro caso policial ocurrido en Texas, oficiales de Laredo arrestaron a una pareja que presuntamente tenía crack en un vehículo en el que también estaba un niño de 1 año.

Autoridades de Laredo informaron que aproximadamente a las 10.28 de la madrugada del 2 de noviembre, un oficial que patrullaba la cuadra 300 de West Lyon Street notó un vehículo estacionado en un parque con el motor apagado y las ventanas cerradas.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+