Tribunal permite demanda de mujer que presuntamente fue encarcelada junto a hombres

Redacción MundoHispánico
Actualizado en


La opinión de un Tribunal de Apelaciones permitirá a una mujer encarcelada con hombres demandar a los empleados de una cárcel de Florida después de que presuntamente la obligaron a pasar casi 10 horas en una celda rodeada por 40 hombres, porque sospechaban que era transgénero, informó el Miami Herald.

Fior Pichardo de Veloz, de 55 años, viajó a Miami en 2013 desde República Dominicana para presenciar el nacimiento de su nieto cuando fue arrestada en el aeropuerto por un cargo de drogas pendiente.

El oficial que la arrestó estableció su género como mujer. El informe indica que fue sometida a un registro de desnudez, ingresada en el Centro Correccional Turner Guilford Knight y procesada como mujer, indicó el Herald.

TE PUEDE INTERESAR: Surge petición para que padre de Hania Aguilar pueda viajar a Estados Unidos

Debido a su historial de hipertensión arterial, Pichardo fue trasladada a una unidad médica para ser examinado como medida de precaución.

Una enfermera notó que había estado tomando píldoras hormonales y le preguntó si era un hombre. A pesar de que Pichardo lo negó, la enfermera agregó esta nota a su archivo: “Transgénero, partes masculinas, tendencias femeninas”.

La enfermera le dijo al médico, que reclasificó a Pichardo como hombre sin un examen, de acuerdo con la opinión de la corte de apelaciones recientemente publicada.

Luego, Pichardo fue trasladadA al centro de detención de Metro West de la cárcel de hombres y compartió una celda con unos 40 hombres, que se burlaron y le gritaron: “¡Mami! ¡Mami!”, Según el informe. Ella dijo que estaba aterrorizada de ir al baño y que “se orinó” en su ropa.

MIRA TAMBIÉN: El turismo se desploma en Tijuana desde llegada de caravana de migrantes

Los trabajadores de la cárcel finalmente se dieron cuenta de su error una vez que los miembros de la familia fueron a la cárcel donde fue procesada originalmente y exigieron saber por qué se le había enviado a otra prisión, informó el Herald.

La sacaron de su celda de detención y le hicieron un nuevo examen. Ella afirmó que varios oficiales varones se rieron de ella durante ese examen y alguien incluso le tomó una foto.

Search

+