Al menos 150 muertos por armas durante la celebración del 4 de julio

Al menos 150 personas murieron en episodios de violencia con armas de fuego en más de 400 tiroteos en todo el país durante el (...)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
  • Las celebraciones del 4 de julio dejan por lo menos 150 muertos por armas de fuego
  • El presidente Joe Biden ejerce tácticas para controlar las armas
  • Las leyes que disminuyen los requisitos para tener un arma preocupan a los habitantes del condado de Texas

Washington, 6 jul (EFE News).- Al menos 150 personas murieron en episodios de violencia con armas de fuego en más de 400 tiroteos en todo el país durante el pasado fin de semana, en el que se celebró el 4 julio, el Día de la Independencia. Según datos extraídos por la cadena de CNN de la Gun Violence Archive, una web que recopila acciones de agresiones armadas en cada ciudad del país, estos sucesos se enmarcan en un clima de aumento de la violencia a la que se enfrentan en los últimos meses algunas de las principales urbes norteamericanas.

El medio advierte, no obstante, que esta estadística, que incluye incidentes con disparos y víctimas de violencia armada a nivel nacional durante un período de 72 horas desde el viernes al domingo, aún debe ser actualizado, por lo que el número de afectados podría ser mayor. En Nueva York, donde la violencia armada ha aumentado en los últimos meses a niveles que no se han visto en años, hubo 26 víctimas mortales en 21 tiroteos entre el viernes y el domingo.

Estadísticas de daños por armas de fuego

Shutterstock

Ello supone, sin embargo, una disminución con respecto al mismo período del año pasado, cuando 30 personas recibieron disparos en 25 tiroteos, según la Policía de Nueva York. Sólo el 4 de julio, la ciudad experimentó 12 incidentes con disparos que involucraron a 13 víctimas, un aumento con respecto al año pasado, cuando hubo ocho tiroteos y ocho víctimas, según las fuentes.

En lo que va del año, los incidentes de violencia con armas de fuego en Nueva York se han disparado casi un 40 % si se comparan con el mismo período en 2020, con 767 tiroteos y 885 víctimas. En Chicago, otra de las mayores ciudades del país, 83 personas fueron tiroteadas, de las que 14 murieron, en este periodo festivo. Se da la circunstancia de que entre los fallecidos hubo un miembro de la Guardia Nacional del Ejército de Illinois.

Crímenes

Shutterstock

La cadena precisa, no obstante, que a diferencia de otras ciudades que experimentan un aumento en los delitos violentos, la tasa de homicidios en Chicago hasta junio es un 2 % más baja que en el mismo período de 2020. Sin embargo, la cantidad de víctimas globales sigue siendo un 14 % más alta. La razón para la caída fue un junio menos violento, en el que Chicago registró un descenso del 20 % en los homicidios en comparación con el año pasado (78 en lugar de 98), una caída del 13 % en los tiroteos (363 en comparación con 416) y una disminución del 8 % en las víctimas de disparos (499 frente a 540). También hubo varios tiroteos masivos durante el fin de semana festivo, incidentes definidos como los que dejan cuatro o más personas muertas o heridas por disparos, excluyendo al agresor.

Entre ellos, ocho personas resultaron heridas la madrugada del domingo en un tiroteo registrado cerca de un lavado de automóviles en Fort Worth (Texas), tras una discusión entre un grupo de hombres, según un comunicado de prensa de la policía de esa localidad. En Norfolk (Virginia), cuatro niños resultaron heridos de disparos el viernes por la tarde, incluida una niña de 6 años que inicialmente se informó que sufría lesiones potencialmente mortales, aunque en la actualidad se encuentra en situación estable, según la policía de esa ciudad. Las víctimas también incluyeron a un niño de 14 años, una niña de 16 años y un niño de la misma edad. Se espera que todos se recuperen por completo. La policía de Norfolk dijo que los detectives detuvieron a un niño de 15 años acusado de estar relacionado con el tiroteo, según la cadena. Además, un joven de 17 años murió y otras once personas resultaron heridas en un tiroteo en una fiesta en la calle a la que asistieron varios cientos de personas en Toledo (Ohio), el domingo por la noche, según la policía de Toledo. EFE News

Biden permitirá desviar fondos del rescate a medidas de control de armas

Shutterstock

Washington, 23 jun (EFE News).- El presidente, Joe Biden, permitirá a los estados desviar fondos del paquete de rescate de la pandemia a medidas para reducir el número de armas que circulan de manera ilegal en el país, así como a ayudar a las comunidades más golpeadas por la violencia. El gobernante hará ese anuncio este miércoles durante un discurso en la Casa Blanca sobre su estrategia para reducir la criminalidad, incluida la necesidad de un mayor control de armas, adelantaron dos altos funcionarios que hablaron bajo condición de anonimato en una conferencia de prensa telefónica.

El plan de Biden consta de cinco puntos y tiene el objetivo de reducir el número de homicidios en las principales ciudades, que el año pasado coincidiendo con la pandemia aumentaron un 33%. Para ello, el mandatario permitirá a los estados desviar parte de la partida de 350.000 millones destinada a Gobiernos locales y estatales que forma parte del plan de rescate de 1,9 billones de dólares que el Congreso aprobó en marzo de este año para paliar los efectos de la pandemia.

Medidas para controlar los problemas de armas de fuego

Un hombre agarrando una pistola en un mostrador de armas
Shutterstock

En concreto, los estados podrán usar ese dinero para contratar policías, invertir en nuevos tipos de entrenamiento policial y adquirir tecnología que permita a los agentes responder de manera más rápida a incidentes con armas de fuego. Además, los estados podrán invertir en programas educativos destinados a prevenir la violencia y dirigidos a aquellas comunidades que, por razones sociales y económicas, tienen más probabilidades de verse envueltas en sucesos con armas de fuego, ya sea como víctimas o como victimarios.

Por otro lado, junto al fiscal general, Merrick Garland, Biden también anunciará este miércoles una política de “tolerancia cero” contra aquellos comerciantes de armas que están acreditados a nivel federal y que incumplen la ley, por ejemplo, vendiendo una pistola en el mercado negro. También anunciará medidas para ayudar a la reinserción social de presos con el argumento de que eso ayudará a reducir la criminalidad. Específicamente, el Gobierno de Biden tiene previsto dar ayuda de vivienda a algunos exreclusos y dar incentivos fiscales a empresas que contraten a un expreso en los primeros 12 meses de su salida de la cárcel. Por último, el gobernante quiere usar parte del presupuesto del próximo año fiscal, que aún tiene que aprobar el Congreso, para que haya un agente especializado en armas de fuego en todos los departamentos de policía del país. EFE News

Leyes que convierten a Texas en “santuario” para armas generan preocupación

Shutterstock

Tucson (AZ), 17 jun (EFE News).– La firma por parte del gobernador de Texas, Greg Abbott, de una serie de leyes estatales que convierten al estado en un “santuario” para las armas de fuego generó este jueves preocupación por el potencial impacto que tendrán estas disposiciones en agencias policiacas y residentes del estado.

El próximo 1 de septiembre entrarán en vigor siete nuevas leyes que, entre otras cosas, permitirán a los residentes de Texas portar armas de fuego en público sin necesidad de contar con un permiso, siempre y cuando sean mayores de 21 años. Estas medidas, que implican la prohibición de aplicar regulaciones federales sobre las armas, han causado preocupación a diversas organizaciones, entre ellas la Asociación Municipal de Policías de Texas (TMPA), que cuenta con más de 30.000 miembros.

Ya no habrá entrenamiento que mostraba cómo usar un arma

Una mujer sosteniendo una pistola en una área de entrenamiento de armas
Shutterstock

Kevin Lawrence, director ejecutivo de TMPA, dijo en un comunicado que aún quedan muchas dudas sobre la implementación de estas disposiciones, que en su opinión “harán más difícil y más peligro” el trabajo de los policías. La principal preocupación gira en torno a la eliminación del requisito de acudir a un entrenamiento sobre el uso y las medidas de seguridad necesarias para que tanto los dueños de las armas como las personas alrededor de ellos estén seguros.

Esta medida forma parte de un paquete de siete leyes que buscan proteger el derecho constitucional estipulado en la Segunda Enmienda de la Constitución, dijo el gobernador Abbott hoy jueves durante una ceremonia en la que firmó el paquete legislativo. “Políticos de todos los niveles, desde el federal hasta el local, han amenazado con quitarles las armas de los ciudadanos respetuosos de la ley. Pero no dejaremos que esto pase en Texas”, dijo.

Sin documentación

Shutterstock

El gobernador republicano aseguró que las nuevas normas convierten a Texas en un “estado santuario de la Segunda Enmienda”. Una vez que las disposiciones entren en vigor, los residentes de Texas no tendrán que tomar ningún curso de entrenamiento sobre el uso de las armas, ni tampoco tendrán que presentar documentación o huellas digitales para obtener una licencia del estado.

La licencia será necesaria solamente cuando los residentes quieran viajar a otros estados llevando sus armas de fuego. Los cambios incluyen la prohibición a cualquier entidad gubernamental de hacer contratos con negocios que discriminan a empresas y organizaciones que defienden las armas. También permitirán que los visitantes puedan guardar sus armas en cuartos de hotel, y eliminan el requisito de portar una funda en público para llevar una arma de fuego. Otro cambio incluye la eliminación de la ofensa criminal de tener, manufacturar, transportar o reparar un silenciador. Asimismo, se prohíbe que cualquier entidad gubernamental proscriba la venta o transporte de armas o municiones durante una declaración de emergencia. EFE News

Agentes federales ayudarán a Nueva York a poner coto a las armas de fuego

Shutterstock

Nueva York, 8 jun (EFE News).- El Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos​ (ATM) ha empezado a colaborar con la policía de la ciudad de Nueva York para intentar reducir la presencia de armas en la Gran Manzana, donde se ha disparado el número de tiroteos en el último año. “Vamos a tener agentes de la ATF directamente integrados en la policía de Nueva York, trabajando juntos para encontrar armas y actuar rápidamente sobre la información que encuentren para detener el flujo de armas”, dijo este martes el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio en una rueda de prensa.

Para De Blasio, esta colaboración supone un “momento importante” para la ciudad cuando esta intenta recuperarse de los estragos causados por la pandemia de la covid-19. “Todo el que trafique con armas será arrestado”, dijo el alcalde, que ayer mismo solicitó ayuda federal y estatal para luchar contra la proliferación de armas de fuego y contra el aumento de la violencia.

Las armas de fuego aumentaron su presencia

Una gran cantidad de personas son propietarias de armas
Shutterstock

Según las últimas estadísticas presentadas por el Departamento de Policía de Nueva York, el crimen subió en mayo un 22 % en relación al mismo mes del año pasado, con un aumento del 73 % de los tiroteos, de 100 a 173. El comisionado adjunto de Inteligencia y Contraterrorismo de la Policía de Nueva York, John Miller, explicó que la colaboración se realizará a través del Centro de Inteligencia para el Crimen Armado de la agencia federal ATF.

“Es una asociación increíble que permite un flujo continuo de información que no habíamos visto antes. Nos permite llegar a las fuentes de esas armas”, aseguró Miller, que agregó que todos estos datos les permitirán identificar a los traficantes y sus rutas. El tráfico de drogas hacia los estados del noreste de Estados Unidos suele seguir la conocida como ruta del “Oleoducto de hierro”, por la que se produce el contrabando de armamento desde los estados donde es más sencillo adquirirlas hasta la región del noreste, donde, como en Nueva York, las leyes son más restrictivas a la hora de comprar armas. Para Milller, la nueva asociación no solo ayudara a frenar “el aumento de la violencia armada”, sino también “a mejorar los arrestos por armas de fuego” que, según explicó, en los tres primeros meses del año han alcanzado números que no se veían en los últimos 25 años. EFE News

Continua artículo relacionado