Tras asesinato de su hija, madre de Mollie Tibbetts da refugio a hijo de mexicanos indocumentados

En una contundente muestra de humanidad, la madre de Mollie Tibbetts dio refugio al hijo de unos mexicanos indocumentados quienes trabajaron con el asesino de su hija, otro mexicano al parecer también indocumentado.

Según informó el Washington Post, la madre de Mollie Tibbetts, la estudiante de la Universidad de Iowa cuya desaparición y asesinato acaparó la atención nacional hace unos meses, se hizo cargo del hijo de unos inmigrantes mexicanos quienes trabajaban con el hombre acusado de haber matado a su hija.

En una historia publicada este viernes, The Post indicó que Laura Calderwood llevó a su casa a Ulises Félix, un joven de 17 años cuyos padres laboraron en una granja en Brooklyn, Iowa, junto a Cristhian Bahena Rivera, el acusado por el asesinato de Mollie Tibbetts en agosto.

TE PUEDE INTERESAR: Trump amenaza con cerrar la frontera con México y retirar ayuda a Centroamérica

Después del arresto de Bahena Rivera, los padres de Ulises huyeron de la ciudad a Illinois y dejaron atrás a su hijo estadounidense, un estudiante de secundaria, detalló The Post, citado por Des Moines Register.

Mollie Tibbetts

Cuando el hermano menor de Mollie Tibbetts, Scott, le preguntó a Calderwood si podían llevarse a Ulises, la mujer de 55 años pensó qué habría hecho su hija, de acuerdo con la reseña de The Post.

Ulises ha estado viviendo en un dormitorio adicional en la casa de Calderwood. El hermano de Mollie Tibbetts, Scott, también vive allí.

TE PUEDE INTERESAR: Peso mexicano se revalora: ¿A cuánto está el cambio el 28 de diciembre y por qué?

La universitaria Mollie Tibbetts fue encontrada muerta el 21 de agosto. Su cuerpo fue hallado en un campo de maíz en el condado rural de Poweshiek, después de un mes de intensa búsqueda.

Las autoridades acusaron a Bahena Rivera, un agricultor de 24 años, por el asesinato en primer grado de la universitaria, luego de que el mismo inmigrante indocumentado confesara haber secuestrado a Mollie Tibbetts mientras trotaba justo en las afueras de su ciudad natal de Brooklyn el 18 de julio.

Cristhian Bahena Rivera

Después de que encontraron el cadáver de Mollie y arrestaron a Bahena Rivera, algunos políticos, incluido el presidente Donald Trump, utilizaron su asesinato como un grito de guerra para imponer leyes de inmigración más estrictas.

El padre de Mollie, Rob Tibbetts, dijo que su hija se habría “opuesto con vehemencia” a tales puntos de vista antiinmigrantes. Ella los habría considerado profundamente racistas, escribió en una columna publicada en Des Moines Register.

Cristhian Bahena Rivera asesino confeso

El Post informó que Bahena Rivera tuvo una hija con la prima de Ulises, Iris Monarrez, antes de que se separaran. Él entrenó a Ulises cuando trabajaba en Yarrabee Farms, detalló el mencionado diario.

Mollie Tibbetts fue recordada por su familia y amigos como una joven quien demostró deseos de ayudar a los demás, una habilidad natural para trabajar con niños y quien lograba hacer que cualquiera se sintiera como la persona más importante en el lugar.

En la audiencia en septiembre, Bahena Rivera se declaró inocente del asesinato. Su próxima audiencia se fijó para abril de 2019, y si es declarado culpable, será condenado a cadena perpetua.