Moificación genética podría protegernos contra futuras pandemias

Una modificación genética podría protegernos contra una futura pandemia y evitar graves pérdidas humanas y económicas gracias (...)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas

Una modificación genética podría protegernos contra una futura pandemia y evitar graves pérdidas humanas y económicas gracias a los avances científicos.

¿De qué se trata esta modificación genética? ¡Descúbrelo aquí!

  • La ciencia está buscando nuevas maneras de proteger a la humanidad de futuras pandemias
  • Pérdidas humanas y económicas podrían evitarse gracias a una modificación genética que ‘editaría’ algunos genes
  • La vacuna contra el Coronavirus cada vez es más una realidad y pronto será aplicada en algunas partes del mundo

La pandemia ocasionada por el coronavirus ha tenido efectos devastadores en la humanidad; en todo el mundo, han muerto más de un millón de personas a causa de la pandemia.

La solución más próxima para salir de ella podría encontrarse en las vacunas, que se encuentran ya en fase de desarrollo, aunque la ciencia también se ha dedicado a buscar soluciones alternas.

De acuerdo con los expertos, la humanidad se enfrentará, inevitablemente, a una  nueva pandemia, por lo que es necesario rescatar los aprendizajes necesarios para evitar tanto como sea posible las pérdidas humanas.

La economía también ha sido un elemento gravemente afectado a causa de la pandemia, pues las personas han tenido que suspender la mayoría de sus actividades y confinarse en sus hogares durante largos periodos.

De acuerdo con el portal Express, los científicos se han dado a la tarea de buscar soluciones que permitan prevenir una nueva ola de decesos originados por un virus, por lo que han analizado la idea de utilizar las modificaciones genéticas para proteger a las futuras generaciones de una situación similar a la actual.

Según la información proporcionada por este portal, una forma de editar los genes podría ser por medio del uso de los genes CRISPR o CRISPR-Cas9, aunque esto significaría una alteración del genoma humano.

Se cree que los científicos podrán modificar los genes con células conocidas por ser las responsables de luchar contra las enfermedades y las infecciones.

Para Yusef Paolo Rabiah, candidato al grado de doctorado del University College London Science, Technology, Engineering and Public Policy, esta técnica podría resultar controversial.

Esto se debe, de acuerdo con Rabiah, a que hasta ahora los científicos no están seguros de los efectos a largo plazo que la modificación genética podría tener en recién nacidos.

El científico declaró en The Conversation que “Si se retira un gen que causa un cierto tipo de enfermedad en un embrión, no solo el bebé estará libre de la enfermedad al nacer, sino también sus descendientes.”

Sin embargo, aseguró que “Los científicos se encuentran discutiendo la modificación del genoma en vista de la pandemia del coronavirus. Por ejemplo, se podría utilizar el gen CRISPR para eliminar el coronavirus, pero también podemos editar los genes de las personas para hacerlos más resistentes a las infecciones.”

Rabiah también explicó que actualmente hay ensayos clínicos en los que se espera modificar las células de los pacientes con cáncer para mejorar la inmunidad anti tumores.

Foto: Shutterstock

¿La pandemia está a punto de terminar? Ya se prepara la vacuna contra el Covid-19

Muy pronto, la vacuna contra el coronavirus estará disponible en todo el mundo. 

El laboratorio Pfizer ha solicitado un permiso especial para aplicar la vacuna en Estados Unidos, de forma limitada y siguiendo un protocolo de varias fases.

En todo el mundo existen ya varias vacunas en desarrollo; la de Pfizer, sin embargo, se vislumbra como una de las más efectivas, motivo que ha orillado a las autoridades a idear un plan de acción para que su aplicación sea controlada y segura.

Como punto de partida, se espera que el primer grupo en tener acceso a la vacuna sea el compuesto por profesionales de la salud, médicos y enfermeros; asimismo, en este grupo se incluye a los adultos mayores y a las personas con mayor riesgo de padecer la enfermedad.

Después de esta fase, se convocará a los educadores y, posteriormente, a los niños y a los adultos jóvenes.

Según información de NBC, este proceso podría tomar varias semanas, pero se cree que las vacunas comenzarán a ser aplicadas antes de que termine el año.

Albert Bourla, CEO de Pfizer, se presentó ante la prensa para explicar que “Esta apelación en Estados Unidos representa una meta crítica en nuestro camino hacia la entrega de una vacuna contra el Covid-19, y ahora tenemos una perspectiva más completa tanto de la eficacia como de la seguridad de nuestra vacuna, lo que nos da confianza en su potencial.”

Para el laboratorio, este permiso encuentra su razón en los hallazgos más recientes derivados de sus pruebas clínicas, en las que se ha concluido que su vacuna es efectiva en un 95%; dentro de este porcentaje también se contempla una afectación más leve en caso de contraer el virus.

Aunque la noticia es positiva, serán varios países los que por el momento no puedan verse beneficiados por la vacuna de Pfizer, ya que esta requiere de una temperatura de -94 grados Fahrenheit para funcionar.

Sin duda, esta situación representa una gran dificultad para su distribución masiva; por su parte, el laboratorio Moderna ha fabricado una vacuna que únicamente requiere el almacenamiento a temperaturas de  -4 grados Fahrenheit.

El primer anuncio de la vacuna de Pfizer llegó en medio de la pandemia, cuando en Estados Unidos se comprometió a adquirir 100 millones de vacunas por una cifra de 1.95 mil millones dólares.

El actual presidente Donald Trump firmó un acuerdo en el que la administración se comprometió a adquirir 500 millones de dosis adicionales; de ser así, llegado el 2021 Pfizer habrá fabricado más de mil millones de dosis en todo el mundo.

Foto: Shutterstock
Continua artículo relacionado