Modelo de Tesla puede ser fácilmente robado por falla en su sistema

Los vehículos Tesla son uno de los más codiciados en el mundo, al menos en lo que se refiere a automóviles eléctricos de última generación.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas

Los vehículos Tesla son uno de los más codiciados en el mundo, al menos en lo que se refiere a automóviles eléctricos de última generación.

Sus características lo han convertido en uno de los autos más innovadores en el mercado, pero eso no lo ha hecho escaparse de algunos problemas técnicos relacionados con su seguridad.

Recientemente, un hacker de origen belga dio a conocer que los vehículos Tesla presentaban una falla en sus sistemas de seguridad que los hacía ser más propensos a los robos.

  • ¿Qué tan fácil es robar un vehículo Tesla? Aparentemente, es más sencillo de lo que se creía, y un hacker lo demostró utilizando un equipo de 300 dólares
  • Un investigador de seguridad de origen belga dio con una falla en el Modelo X de Tesla que lo hacía blanco de un posible robo
  • Tesla ha sido informado de este fallo, y se ha asegurado de que nadie pueda intervenir en sus sistemas de seguridad para robar uno de sus vehículos

De acuerdo con el sitio Driving.ca, un hacker belga encontró la manera precisa para robarse un auto Tesla Modelo X SUV.

Para lograrlo, únicamente requirió de sus conocimientos tecnológicos y de un equipo valuado en 300 dólares.

Aunque los hackers tienen fama de realizar actividades ilegales, en el caso de Lennert Wouters, no fue así, ya que su intención nunca fue robar un Tesla, sino simplemente analizar cuán fácil era acceder a sus sistemas.

El investigador de origen belga Lennert Wouters, trabajador de la Universidad KU Leuven, descubrió una serie de vulnerabilidades en el software del Modelo X.

Estos fallos, en teoría, permitirían que los ladrones tuvieran acceso remoto a los sistemas de seguridad del auto, pudiendo abrir y cerrar los seguros de las puertas y conducirlo a otro destino.

Wouters se encargó de fabricar un sistema de hackeo por medio del uso de un computador ‘Raspberry Pi’, y tomando como referencia el Módulo de control del Modelo X.

La manera en la que funcionaría este hackeo sería la siguiente: Una vez que se tiene acceso a los sistemas de seguridad del vehículo, la persona se debe acercar a una distancia aproximada de 15 pies de la llave para robar su señal, y poder desactivar los seguros a la puerta del Tesla.

Después, se conecta el computador  a un puerto USB escondido detrás del panel que se encuentra en el Modelo X; todo esto, para poder encender el vehículo y conducirlo.

A pesar de elaborar un sistema de hackeo que, asegura, es efectivo, Wouters decidió ponerse en contacto con Tesla para comunicar de estos fallos.

La respuesta de la compañía fue positiva, y Wouters fue informado que sus hallazgos servirán para realizar nuevas actualizaciones y mejoras a los sistemas de seguridad de Tesla.

¿Qué tan fácil es robar un Tesla?

Recientemente, se dio el caso de una locutora de radio australiana llamada  Annabelle Brett, quien logró detener el robo de su vehículo Tesla; todo,  gracias a las notificaciones que fueron enviadas por la aplicación del automóvil.

La locutora, originaria de Canberra, pudo darse cuenta de que estaba siendo víctima de un robo, y al activar una función especial, los ladrones decidieron desistir de robar el auto, dejándolo abandonado a tan solo unas calles de distancia.

La presentadora del programa Mix 106.3 notó que estaba a punto de perder su Tesla gracias a que recibió una gran cantidad de notificaciones enviadas desde la aplicación del vehículo.

A primera hora del día, Brett recibió varias notificaciones de la aplicación, en las que fue alertada de que el Tesla se encontraba en movimiento.

La locutora declaró a los medios que “Recibí una notificación en mi teléfono celular en la que me informaban que la alarma de mi automóvil estaba activada.”

Sin embargo, los ladrones no estaban al tanto de que los automóviles Tesla cuentan con una función de conducción semiautónoma; Brett, dueña de un modelo 3, notó a tiempo que esta función no estaba activada.

Por su parte, las autoridades informaron que el vehículo fue robado del edificio en el que vive la locutora, quien después de recibir una serie de alertas, acudió a pedir ayuda a algunos de sus amigos para asegurarse de que se tratara de una equivocación, aunque lo único que pudieron confirmar era que se trataba de un robo.

En el intento de robo, los ladrones deshabilitaron las conexión telefónicas del Tesla para evitar que sus movimientos fueran rastreados por Brett  o por las autoridades; no obstante, no consiguieron desactivar la conexión del dispositivo móvil de Brett.

Gracias a esto, la mujer pudo rastrear cada movimiento de los ladrones y enviar un llamado de ayuda a las autoridades para alertar del suceso, diciendo que “Podíamos ver que el auto estaba saliendo del garaje..creo que no lo pensamos bien, decidimos subirnos al auto y seguir a los ladrones.”

Brett logró activar una función que permite limitar la velocidad con la que se conduce el Tesla, bajar las ventajas y activar el claxon por medio de su aplicación, acciones que resultaron lo suficientemente amenazantes para que los ladrones desistieran del robo.

Estos abandonaron el vehículo a tan solo dos esquinas de donde iniciaron el robo, y se pudo ver a un ladrón bajando del Tesla y subiéndose a otro auto que se encontraba esperándolo en un estacionamiento público.

Los ladrones dejaron evidencia de sus identidades dentro del automóvil, pues olvidaron bajar sus licencias, hecho que permitió a las autoridades dar con ellos en poco tiempo.

Foto: Shutterstock
Continua artículo relacionado