La modelo albina mexicana que aprendió a abrazar su condición

Ruby Vizcarra pasó su infancia siendo objeto de burlas y acoso debido piel y cabello platinado, pero aprendió a amar su albinismo (...)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
  • La joven Ruby Vizcarra cumplió su meta de ser modelo sin importar su albinismo
  • Ahora su nueva meta es inspirar a otros y ayudar a los demás a que se acepten como son
  • La actriz Natasha Pérez cuenta su experiencia dando vida a un personaje difícil

Ciudad de México, 13 jun (EFE News).- La mexicana Ruby Vizcarra pasó su infancia siendo objeto de burlas y acoso debido a su fina y blanca piel y a su cabello platinado, pero con el tiempo aprendió a abrazar su albinismo y se ha empeñado en hacer que los demás sepan de su condición y vean su belleza a través del modelaje. Cuando Vizcarra cursaba el primer año de primaria, tenía compañeros que la perseguían e incluso la golpeaban porque, entre los 40 niños de su clase, solo ella sobresalía al ser la única albina en su escuela. “Los niños me empezaban a preguntar si estaba pintada, que qué tenía, que por qué era así. Yo me ponía a pensar: ¿así cómo? ¿Qué tengo?”, cuenta a Efe Vizcarra en el Día Mundial de Sensibilización del Albinismo, que se celebra cada 13 de junio.

De acuerdo con la Fundación Piel de Luna Albinos, el albinismo es una condición genética heredada resultado de un defecto genético en una enzima llamada tirosinasa, la cual ayuda al cuerpo a cambiar el aminoácido tirosina a pigmento por lo que quienes nacen con esta condición no tienen pigmento en la piel. Ruby, hoy de 27 años, confiesa que antes de entrar a la escuela no se sentía diferente, pues su hermana menor era igual que ella. “Pensaba que así eran las personas, mi mamá siempre me trató igual”, señala. Sin embargo, las burlas, cuestionamientos y agresiones contra ella solo por ser albina eran constantes. “Hasta me dejaba las uñas largas” para defenderse de quien la golpeaba, rememora.

CAMBIAR PARA SER ACEPTADA

Shutterstock

El albinismo es una condición frecuentemente malinterpretada que lleva a la estigmatización social y a quienes viven con él a buscar, en muchas ocasiones, ser aceptados. “Las personas cercanas me preguntaban por qué no me maquillaba, por qué no me pintaba el cabello para parecer “normal”. Yo decía, ‘¿cómo normal? ¿no soy normal?'”, subraya.

Fue justo esa necesidad de aceptación la que llevó a Ruby en su adolescencia a utilizar maquillaje para darle color a su piel y tintes para colorear su cabello y así sentirse segura. No obstante, confiesa que el verse más parecida al resto de la gente no la hacía sentirse bien: “Con el paso del tiempo me veía al espejo y lloraba, porque decía ‘esta no soy yo'”

El albinismo y el mundo del modelaje

Shutterstock

Por ello se armó de valor y un día decidió raparse para dejar emerger su cabello platinado, al tiempo que se propuso cumplir su sueño de ser modelo, algo que, pensaba no era para personas como ella pues nunca había visto a una modelo albina en una revista. Así fue como llegó a una agencia de modelos que, contrario a lo que pensaba, no respetó su condición y optaron por maquillarla y hacerla pasar como una modelo rubia.

No quería eso. Ella quería brillar por su albinismo para “que se destaque que soy una persona con albinismo y estoy modelando”. Permaneció ahí seis meses donde aprendió a posar y caminar en una pasarela y tras ello decidió emprender su propio camino. Así fue como convocó a profesionales que quisieran trabajar con una modelo albina sin querer transformarla, que quisieran retratar su esencia. Ahora, la joven trabaja para revistas y campañas publicitarias, cuenta con más de 27.000 seguidores en Facebook y más de 20.000 en Instagram.

TRASCENDER A TRAVÉS DEL ACTIVISMO

La modelo utiliza su albinismo para ayudar a otros
Shutterstock

Ruby acepta que uno los principales obstáculos de esta condición es el gran desconocimiento y estigma que rodean al albinismo. Es por ello que en 2016 creó una organización llamada Movimiento Albino Latino para apoyar y dar información a quienes nacen con este trastorno genético. El objetivo, afirma, es que las personas y sus familiares tengan información correcta sobre el albinismo y que, como ella, se den cuenta que nacer con la piel despigmentada y el cabello sin color no es un impedimento para perseguir sus sueños.

También espera que su activismo permita que las personas con albinismo puedan tener acceso a bloqueadores solares, lentes de sol, los cuales muchas veces son económicamente inalcanzables para muchos en la región. Finalmente, expresa su anhelo de que familiares de personas con albinismo entiendan la condición y así “desde niños darles seguridad y una buena autoestima”, concluye. EFE News

Natasha Pérez como Yolanda Saldívar: “No me reconocí”

Actriz total
Shutterstock

NUEVA YORK (AP) — La primera vez que se vio en pantalla como la asesina convicta Yolanda Saldívar, la actriz venezolana Natasha Pérez dice que apenas se reconoció. Dos horas de maquillaje, unos kilos (libras) de más y un tono de voz más agudo fueron sólo parte de su transformación para interpretar a la asesina de Selena Quintanilla en “Selena: The Series” (“Selena: la serie”) de Netflix.

“Yo misma me sorprendí”, dijo Pérez en una entrevista telefónica reciente con The Associated Press desde Los Ángeles, donde reside. “Sí veo a veces mis expresiones, pero en su mayoría traté de ser lo más fiel que pude a lo que vi para tratar de contar la historia de la mejor manera posible”. Además de los cambios físicos — que también incluyeron manchas en la cara para hacerla lucir mayor y agacharse en algunas escenas para que no se notara que era más alta que Christian Serratos, la actriz protagónica (en la vida real Selena era más alta que Saldívar) — Pérez se dedicó a hacer “mucha, mucha, mucha investigación”.

Natasha Pérez y la entrevista

Shutterstock

La “actriz de método”, como se definió, en un principio preguntó si tendría la posibilidad de entrevistar a Saldívar, quien cumple cadena perpetua por el asesinato de la cantante en 1995. La exenfermera de Texas presidía el club de fans de Selena cuando le disparó a muerte durante una discusión. La estrella del tex-mex tenía 23 años y estaba en la cima de su carrera.

“Por sensibilidad a la familia, por lo delicado, decidimos mejor no sacudir el avispero”, contó Pérez, quien dijo haber conseguido suficiente material en internet y archivos de la Biblioteca Pública de Los Ángeles para prepararse, incluyendo entrevistas y reportes de prensa de la época. La trayectoria de Pérez se remonta a su infancia en Caracas, cuando a los cinco años se inició en el teatro de su tío. La también cantautora y locutora ha escrito canciones para series como “Sneaky Pete” y “Entourage” y jingles para comerciales, y doblado populares programas al español, incluido su propio personaje en “Selena: The Series”.

Trayectoria

Una gran actriz con mucho todavía por mostrar
Shutterstock

En el cine quizás su película más conocida es “Lady in the Water” (“La dama en el agua”) de M. Night Shyamalan, donde dio vida a una de las cinco hermanas que habitan con su padre el complejo donde transcurre este thriller psicológico. Pero la sobrina de humoristas se identifica más como una actriz de comedia, y de hecho venía de aparecer en una emblemática cuando llegó al rodaje de “Selena”: “Curb Your Enthusiasm” de Larry David.

“Lo bueno es que no han matado a mi personaje”, dijo entre risas sobre Matilde, la nueva empleada de los David. “Esperemos que siga en la siguiente (temporada) porque quedé trabajando con la familia, entonces estamos ahí pendientes de volver”. “Yo me imagino que esto (de ‘Selena’) también ayudará a animar a Larry a que de repente me llamen un poquito más”, agregó entusiasmada. “Puedo decir que me encantó trabajar con Larry David. La improvisación es lo mío, la comedia es lo mío. Lo llevo en la sangre”.

Etiquetas:
Continua artículo relacionado