Mitos y realidades del DUI en un proceso migratorio

  • Sobre el temido DUI (Driver Under Influence) hay decenas de mitos y realidades, y el abogado Michael Urbina resuelve las dudas
  • En entrevista con Mundo Hispánico, el jurista experto en temas migratorios detalla sobre casos de residencia y ciudadanía
  • Advierte que los permisos temporales de trabajo (TPS) es probable que se amplíen a otros países centroamericanos, más allá de El Salvador

Mitos y realidades del temido DUI (Drives Under Influence) desde la perspectiva migratoria: ¿Hay defensa contra él, una convicción que, sin causar daños o lesiones, sí puede determinar el curso de una deportación o de un estatus migratorio si son dos o más en menos de 10 años?

“Sí”, responde categórico el abogado experto en cuestiones migratorias, Michael Urbina, del despacho Ulf Urbina Law Firm, en uno más de los Facebook Live organizados por Mundo Hispánico para aclarar dudas de los internautas sobre cuestiones migratorias. “Lo que sucede es que la persona se asusta o siente que no tiene posibilidades”.

Pero, ¿una persona se puede negar, al momento de ser detenida por un policía, a que éste le realice alguna prueba relacionada para detectar si hay un DUI?

“Absolutamente -responde, enfático, el letrado-. Inclusive, la recomendación de los abogados, lo que nosotros decimos, es que no accedan a soplar (el alcoholímetro que determina el nivel de alcohol en el organismo) o hacer algún tipo de prueba. Se le detendrá por presumir que usted está embriagado, pero (a posteriori) será más difícil para el estado compruebe un caso en su contra porque no hay evidencias realmente, y aunque vaya a la cárcel y obtengan una orden del juez para ver el nivel de alcohol en la sangre, si usted se rehúsa es muy difícil comprobar el caso”.

Y agrega: “pero si usted le da en bandeja de plata (al acceder a las pruebas) el caso a la policía, entonces sí es más difícil combatirlo (un DUI)”.

“Este año la Corte Suprema de Georgia decidió que no (ellos, los policías) pueden presumir que una persona está embriagada solo porque se negó (a la prueba de detección) -continuó-, tal como argumentaban los fiscales, y dijo que eso era contra la Constitución, de manera que los fiscales tienen que recurrir a otros argumentos para presentar el caso”.

Sí hay defensas contra un DUI, “pero (quienes son sujetos de uno) no pueden aceptar el primer trato que les ofrecen una vez que hayan sido detenidos”.

Mitos y realidades del DUI en un proceso migratorio

Mundo Hispánico

 

Ante la cascada de preguntas relacionadas con los temidos DUI y cómo pueden lastrar una condición migratoria, el abogado precisó que el problema con ellos, aparte de presentarse en todas comunidades, “es el hecho de que las personas tienen la noción de que no hay defensa para un DUI, y la realidad es que sí la hay”.

“Yo he logrado rebajar o eliminar muchos DUI -hizo notar el abogado Urbina, seguramente ante la respiración contenida de los foristas- por el hecho de que a veces la policía no hace el examen correctamente o la persona no estaba embriagada. Entonces, los exámenes se hicieron mal. Sí parecía que la persona estaba embriagada, pero en realidad no lo estaba, detalló Urbina.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+