Mexicanos rompen récord en envío de dinero a su país

A pesar de no recibir cheque de coronavirus, los inmigrantes mexicanos rompieron récord de envío de dinero a su país (remesas) durante marzo.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Mexicanos rompen récord en envío de remesas en el mes de marzo
  • A pesar del coronavirus, la cifra aumentó más de 18% con respecto al año pasado
  • El monto de la remesa promedió también creció de 315 dólares a 343 dólares con respecto al año pasado

 

A pesar de que no recibieron cheque de coronavirus, los inmigrantes mexicanos rompieron récord de envío de dinero a su país (remesas) durante el mes de marzo.

Las remesas a México subieron 18,36% durante el primer trimestre del año a pesar del Covid-19.

El país azteca recibió 9,293 millones de dólares en remesas en el primer trimestre de 2020, lo que representó un aumento de 18,36% respecto al mismo periodo de 2019, informó este lunes el banco central.

El monto de remesas entre enero y marzo pasado fue superior a los 7,851 millones de dólares de un año atrás, precisó el Banco de México en su reporte mensual.

La remesa promedio en el trimestre fue de 343 dólares, 9% mayor que en el mismo lapso de 2019 -cuando fue de 315 dólares-, y el número de operaciones pasó de 24,94 a 27,08 millones.

La mayoría de ellas fueron por transferencia electrónica.

Mexicanos rompen récord en envío de remesas

Según las cifras oficiales del Banco de México, el país recibió 4.016 millones de dólares en marzo, una cifra 49% superior a los 2.694 millones de dólares en febrero.

Entre febrero y marzo la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2 ya se había extendido por buen parte de Estados Unidos, llevando a la paralización de ciertas actividades y a la pérdida de empleos.

México suma actualmente 23.471 casos de coronavirus y 2.154 fallecidos. Mientras que Estados Unidos es el país del mundo con más contagiados al sumar más de un millón de casos y 67.000 muertos.

Las remesas enviadas a México en 2019 alcanzaron los 36.048 millones de dólares y lograron un máximo histórico, con un incremento de 7,04% respecto a la cifra registrada en 2018.

Las remesas, que proceden principalmente de los migrantes mexicanos que viven en Estados Unidos, representan la segunda fuente de divisas de México, después de las exportaciones automotrices, y constituyen un importante ingreso para millones de personas.

En 1995, el primer año del que ofrece resultados el Banco de México, las remesas fueron de 3.672 millones de dólares (ajustado al cambio actual).

Desde que llegó al poder el 1 de diciembre de 2018, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha destacado la importancia de las remesas para centenares de miles de familias en México.

En varias ocasiones, el mandatario ha calificado a los inmigrantes mexicanos de “héroes vivientes” porque gracias a las remesas se ayuda a la economía popular.

Los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos no reciben ayuda del gobierno, como la reciente Ley CARES que envió a cada ciudadano un un cheque de $1,200 dólares para ayudarles a sobrellevar la situación impuesta por el coronavirus. En ese caso, los inmigrantes indocumentados, quedaban por fuera del estímulo económico.

Pese a esto, los mexicanos rompieron récord en envío de dinero a su país; no solo en la cantidad de transferencias realizadas, si no que en promedio el monto enviado es mayor.

Estas cifras corresponden al mes de marzo y habría que evaluar contra el recién terminado mes de abril, en donde probablemente la situación económica haya recrudecido.

https://twitter.com/IMEFI_TV/status/1257451551486083073?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1257451551486083073%7Ctwgr%5E&ref_url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2F%3Fquery%3Dhttps3A2F2Ftwitter.com2FIMEFI_TV2Fstatus2F1257451551486083073widget%3DTweet

Ciudades y estados podrían entregar cheques de coronavirus

Muchos estadounidenses ya han recibido sus cheques de coronavirus por 1,200 dólares, pero lo que pocos saben es que muy pronto podrían recibir uno más por parte de las ciudades y estados.

Y es que según explica Forbes, la Ley CARES tiene una sección que describe un Fondo de Alivio de Coronavirus de 150 mil millones de dólares, el cual podría ser usado por ciudades y estados de todo EE.UU.

Estos fondos, según Forbes pueden ser utilizados por las ciudades y estados para gastos necesarios incurridos debido a la emergencia de salud pública con respecto a la enfermedad de coronavirus, también conocida como COVID-19.

La definición de gastos necesarios se refiere a todos los gastos en que incurrió el gobierno en respuesta a la emergencia de salud pública.

La guía ofrece una serie de ejemplos que incluyen gastos médicos, como el costo de las pruebas COVID-19, así como gastos de salud pública, además de los gastos de adquisición y distribución de equipos de protección.

Incluso incluye gastos para facilitar el cumplimiento de las medidas de salud de COVID-19, como el aislamiento, lo cual incluye gastos de entrega de alimentos a los residentes, educación a distancia, teletrabajo y similares.

Archivado como: Mexicanos rompen récord en envío de dinero a su país

Lo que no puede cubrir son elementos como déficit de ingresos del gobierno, pero la lista de gastos elegibles es bastante larga.

Es la cuarta lista de gastos elegibles, que se refiere a “Gastos de acciones para facilitar el cumplimiento de las medidas de salud pública relacionadas con COVID-19”, lo que es más interesante porque esa es probablemente la sección que respalda las acciones de un paquete de estímulo local en Jacksonville, Florida.

El 23 de abril, el alcalde Lenny Curry anunció que están ofreciendo 1,000 dólares en asistencia a los residentes del condado de Duval que ganan menos de 75 mil dólares al año y están perdiendo al menos el 25 por ciento de sus ingresos debido a la crisis de salud de COVID-19.

Jacksonville recibió 160 millones de la Ley CARES y planean usar 40 millones en esta aplicación de estímulo local.

Muchos otros gobiernos locales han estado utilizando parte de los fondos para apoyar programas de asistencia que no ponen dinero directamente en los bolsillos de las personas, pero que aún brindan apoyo en estos tiempos difíciles.

Por ejemplo, el condado de Anne Arundel en Maryland está utilizando 101 millones de fondos de la Ley CARES para comprar equipo de protección personal, asistencia alimentaria y otras áreas de ayuda.

Si otros gobiernos estatales y locales siguen el ejemplo de Jacksonville, entonces estaríamos viendo cheques de coronavirus entregados por parte de las ciudades y estados.

Mientras tanto, a nivel nacional, hay más discusión sobre futuros estímulos por parte del gobierno, más bien centrados en una exención de impuestos sobre la nómina.

Cuenta con el apoyo de Art Laffer, un economista y miembro del grupo de trabajo de recuperación económica del presidente Trump, y daría como resultado un pequeño impulso al sueldo de todos los trabajadores.

Archivado como: Mexicanos rompen récord en envío de dinero a su país

Continua artículo relacionado