Mexicano recibe ayuda luego de que se la negaran por no tener ‘papeles’

Tras pasar 20 años en una silla de ruedas, un mexicano recibió la ayuda necesaria para mejorar las condiciones de desplazamiento en su casa, luego de que le fuese negada la asistencia médica por ser indocumentado.

Joel Yebra dejó su natal Guanajuato, en México, a los 13 años, con el objetivo de buscar un mejor porvenir en Estados Unidos, donde se radicó en Gainesville, Georgia.

El mexicano trabajó en una granja hasta que un día, hace dos décadas, una tragedia le dejó paralizada la mitad de cuerpo

Joel, ahora de 44 años, contó a MundoHispánico que sufrió un severo accidente de tránsito que le ocasionó una parálisis en las extremidades inferiores.

Mexicano

Comentó que por no tener seguro médico ni documentos, no pudo realizarse las terapias necesarias para su rehabilitación en aquel entonces. Sin embargo, recordó nostálgico, los médicos solo le ‘regalaron’ una semana de terapia que le permitió dar unos pasos. Pero luego lo enviaron a su casa, donde ha pasado más de la mitad de su vida postrado en una cama.

Si hubiese podido continuar con las terapias, tal vez su destino sería otro, y no estaría confinado a vivir solo en su cama o en su sofá.

Pero a Joel le tocó afrontar su padecimiento en una casa que nunca fue adecuada para una persona en silla de ruedas… hasta ahora.

Gracias al programa Mundo Solidario, ideado por MundoHispánico, en conjunto con Lucy Gómez y Everardo Juárez, de la Fundación Hope In Motion, la dueña de la empresa SevenJ Construction, Jessy Amador, se ofreció para crear la rampa que necesitaba Joel para poder movilizarse en su silla de ruedas cuando le toque trasladarse a las consultas médicas.

Joel mencionó que su hermano Héctor siempre lo cargaba en brazos cuando tenía que llevarlo al auto, debido a los escalones que hay en la entrada de la vivienda.

Y al mexicano también se le dificultaba entrar al baño, debido a que la silla de ruedas no pasaba por lo angosto del marco de la puerta.

Al observar esas situaciones, el equipo de SevenJ Construction también se ofreció a cambiar la puerta del baño por una más amplia para facilitar el ingreso de Joel al sanitario.

A pesar de la desesperación por no poder valerse por sí mismo durante tantos años, el mexicano dijo que no pierde la esperanza de volver a caminar, por lo que agradeció de antemano a todo aquel que quiera ayudarlo para lograr realizarse las terapias físicas que tiempo atrás le negaron.

Si quieres plantear algún para nuestro programa de Mundo Solidario, puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios.

 

 

 

Search

+