Mexicano pasó de ganar $5,50 a más de un millón de dólares al año

Ramón Manzanarez es un mexicano oriundo de Acapulco quien llegó a Estados Unidos junto a su esposa hace 27 años.

En México trabajaba en el área de control de calidad de una empresa dedicada a la construcción de estufas y refrigeradores.

Ramón contó que su tío, con quien laboraba en dicha empresa, fue quien lo motivó a mudarse a Estados Unidos luego de tener solo dos meses de casado.

Una vez en Estados Unidos, su primer trabajo fue en el área limpieza, donde tenía como obligaciones recoger la basura, aspirar carpetas y limpiar contenedores de desechos.

En ese primer oficio, su salario fue de 5,50 dólares la hora, y semanalmente obtenía 175 dólares luego de la deducción de impuestos, por lo que no podía alquilar un departamento.

Entonces, a Ramón le tocó dormir junto a su esposa en un colchón tirado en el piso de la sala de unos amigos.

Esto le sirvió de motivación para salir adelante ya que, dijo, “más abajo no podía estar”.

Después de trabajar tres años en la compañía de limpieza, Ramón decidió comprar una franquicia dedicada al mismo servicio, y la mantuvo durante 10 años.

Esta acción lo ayudó a conocer mucho más el negocio, ya que aprendió a realizar estimados, técnicas de limpieza y brindar un servicio de mayor calidad a sus clientes.

Luego de vender la franquicia, Ramón abrió su propia compañía llamada Maria’s Cleaning.

Para iniciarla, invirtió 3,500 dólares para la compra de una máquina para pulir pisos, otra para limpiar carpetas y, además, adquirió todas las herramientas y equipos básicos para el oficio.

Ramón comentó que al principio se le hizo difícil obtener contratos porque nadie lo conocía.

Sus primeros trabajos fueron en un edificio con apenas dos empleados, incluido él mismo. Después obtuvo un contrato en otro edificio con cinco empleados más y así fue creciendo paulatinamente en su negocio.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+