Inmigrante mexicano demanda a ICE y DHS por $750,000 tras sufrir abusos y agresiones

Un inmigrante mexicano presenta una demanda contra el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) por 750,000 dólares, bajo el argumento de haber sufrido abusos y agresiones físicas.

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Un inmigrante mexicano presentó una demanda contra el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) por 750,000 dólares, bajo el argumento de haber sufrido abusos y agresiones físicas.

Carlos Alfred Rueda Cruz, de 28 años, asegura que los agentes federales lo atacaron físicamente para obligarlo autorizar su orden de deportación voluntaria, durante una visita de registro a la oficina de ICE en Sacramento, California.

Rueda alega que la agresión se produjo luego de negarse a entregar a otras personas indocumentadas a cambio del presunto permiso para permanecer en Estados Unidos al lado de su esposa y sus tres hijos, reportó The Sacramento Bee.

RELACIONADO: Mexicano que quedó cuadripléjico bajo custodia de ICE demanda al gobierno de EE.UU.

“No era mi papel” ser informante, dijo Rueda, quien sostiene que la presión de los agentes para obligarlo a denunciar a otros indocumentados duró meses. “Cada vez que tenía que registrarme con ICE … me despedía de mi familia y me encomendaba a la voluntad de Dios”.

Rueda fue sometido a una orden de supervisión de ICE en marzo de 2017, lo que exigía presentarse a las oficinas de la agencia una vez al mes. Durante esas entrevistas, los agentes de ICE le dieron a elegir: ser deportado o entregar a otros que podrían serlo.

En un principio, los oficiales de ICE le pidieron a Rueda que buscara a otros indocumentados que tuvieran condenas penales o estuvieran involucrados en actividades delictivas como conducir bajo la influencia del alcohol, según los documentos judiciales.

TE PUEDE INTERESAR: Senador mexicano sorprendido en chat obsceno se disculpa

Pero al pasar los meses y ver que Rueda no cooperaba, los agentes lo presionaron para que denunciara a indocumentados incluso sin condenas criminales, reveló su abogado, Luis Ángel Reyes Savalza.

Rueda también se negó a tal petición y fue cuando los agentes comenzaron a intimidarlo con mayor agresividad, incluso con amenazas de deportar a toda su familia.

En la entrevista de septiembre del año pasado, los agentes dijeron a Rueda que sería deportado por no entregar a otros indocumentados.

El mexicano asegura que tras permanecer detenido varias horas fue llevado a una habitación donde tres agentes le exigían firmar un documento escrito en inglés, aun cuando él no habla ni lee ese idioma.

Tras negarse a firmar, un agente confirmó la sospecha de Rueda al decirle que se trataba de su orden de deportación. Ante una nueva negativa para firmarla, dos agentes lo tomaron de los brazos y se los torcieron hacia la espalda, mientras el otro golpeó su cabeza contra la mesa, de acuerdo con los documentos de la demanda.

RELACIONADO: ÚLTIMA HORA: ICE allana decenas de negocios en California en busca de indocumentados

Otro oficial intentó poner por la fuerza el dedo de Rueda en una almohadilla de tinta para usar su huella digital como firma en la orden de deportación, pero el mexicano resistió y no abrió el puño. Los agentes frenaron su ataque porque Rueda comenzó a gritar.

Rueda fue enviado al Centro Correccional de Rio Consumnes y devuelto a las oficinas de ICE en el centro de Sacramento a la mañana siguiente, donde afirma fue agredido de nueva cuenta por los agentes federales, incluidos algunos de los que presuntamente lo habían atacado el día anterior.

Además de volver a estrellar su cabeza contra la mesa, otros agentes “saltaron encima de él y le dieron un rodillazo en las costillas y lo golpearon en los costados”. Una vez más, con sus brazos torcidos detrás de la espalda, un agente intentó forzar su huella digital en la orden de deportación, de acuerdo con la demanda.

LEE TAMBIÉN: ÚLTIMA HORA: Operativo de inmigración en Texas y Oklahoma termina con 98 arrestos

El abuso continuó hasta que se obtuvo su huella digital, tras lo cual fue enviado de vuelta al centro de detención, donde pudo contactarse con un abogado.

La firma de abogados de Savalza consiguió que la huella digital de Rueda en las órdenes de deportación sea considerada como falsa y ahora el mexicano está buscando asilo.

ES TENDENCIA:

[anvplayer video=”4491390″ station=”CMG MundoHispanico”]

Etiquetas:
Continua artículo relacionado