Restaurante mexicano regala comida caliente a miles de damnificados de Florence (VIDEO)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Restaurante mexicano regala comida caliente a miles de damnificados de Florence (VIDEO)
La solidaridad de los mexicanos ha quedado plenamente demostrada en las grandes tragedias, incluso cuando estas ocurren más allá de sus fronteras. Y con las víctimas del huracán Florence no ha sido la excepción.

El restaurante mexicano La Casa del Patrón, en Havelock, Carolina del Norte, regaló comida caliente a cerca de 2,000 personas que resultaron damnificadas por Florence, informó 11 Alive.

Relacionado

Ante la falta de energía eléctrica y otros servicios a consecuencia de las severas inundaciones y daños causados a la infraestructura por el meteoro, el propietario del restaurante, Antonio Quezada, tuvo la idea de ofrecer alimentos calientes para la comunidad, ya que aún tenían gas.

RELACIONADO: Huracán Florence: Daños rondarían los 20,000 millones de dólares

Así que el sábado anterior, La Casa del Patrón anunció en sus redes sociales que serviría comida gratis a partir de las 10 de la mañana para todos aquellos que la necesitaran y la respuesta fue multitudinaria, ya que para las cuatro de la tarde se había agotado.

“Tenemos la comida y tenemos los medios para ser capaces de retribuir y cocinar para la gente que no tiene”, dijo Quezada a través de una intérprete.

Para muchas familias fue la primera vez que pudieron ingerir una comida caliente desde el jueves pasado, cuando Florence hizo su entrada en la región. Y no fue una comida cualquiera, ya que La Casa del Patrón ofreció todo cuanto tenía, incluidas fajitas, quesadillas, arroz, frijoles y hasta papas fritas.

TE PUEDE INTERESAR: Huracán María: Un año después, los pobres continúan siendo golpeados

Las escenas de los cocineros – en su mayoría inmigrantes de México – preparando los alimentos alumbrados sólo por las diminutas lámparas de los teléfonos celulares y la luz solar que entraba por la puerta, pronto se hicieron virales.

También se viralizaron las historias de los miembros de la comunidad que se formaron para recibir la comida, quienes comentaban que muchos de sus amigos y familiares habían perdido gran parte de sus propiedades.

Por ejemplo, Natasha Shaler contó que su vecina acaba de adquirir su casa y que ahora está completamente insalvable debido al daño por la inundación. “Ella me dijo: ‘Dios la dio y Dios se la llevó’. Y yo simplemente no supe qué decir”, relató conmovida Shaler.

Quezada, originario del estado mexicano de Guanajuato y con 57 años de edad, dijo que algunas personas intentaron pagar por la comida o hacer donaciones, pero no las aceptaron porque saben que están pasando por fuertes necesidades.

ES TENDENCIA:

[anvplayer video=”4487792″ station=”CMG MundoHispanico”]